Domingo, 09 de diciembre de 2007
Si queremos una sociedad sin explotación puede haber comercio y medios de producción privados sin asalariados, puede haber dinero, ¿o lo llamamos bono siendo en realidad la misma cosa y tal vez incluso más fácil de falsificar? Apliquémosle un poco de homeopatía al capitalismo: Asalariados en un lado, capitalistas explotadores al otro, y muchas veces especuladores. Quizá nos lo carguemos precisamente con dinero; capital en manos de la sociedad, una sociedad descentralizada que asuma sus propios riesgos y coseche sus propios éxitos. Más desigualdad es pagar igual al vago y negligente que pagar bien y más al que lo merece por su esfuerzo y entrega, y si no pagar, sí premiar con mayores vacaciones pagadas a él y a su familia.
Hay que premiar las buenas obras y castigar las malas de alguna manera, aunque sin recurrir al Código de Hammurapi e intentando comprender cada realidad personal para mejorar y cambiar a las personas dándoles la oportunidad adecuada para ello.

Ahora bien,¿ qué es lo más inteligente, en la actualidad, que se debe hacer ante la propiedad privada de medios de comunicación y de comercialización? Estoy en contra de que se prohiba por ley. Si desaparece que sea porque nadie se deje explotar y cree una economía alternativa a estas formas capitalistas. Lo inteligente es cobrarles impuestos progresivos y que paguen más las que más ganen, descontado la propia inversión en mejorar la tecnología usada. Lo inteligente es exigirle el mismo urbanismo que a las personas y no permitirles contaminar ni destruir la naturaleza o perjudicarla de modo irreparable. Debe ser la sociedad la que extinga la explotación en todas sus formas, no la ley. Tampoco seria mala idea lo de la economía mixta expuesta en el foro por otro forista, cuyo nombre ahora no recuerdo. En cuanto a los mayorista e intermediarios no sería malo que pasase a manos públicas, pues en ellas se producen grandes beneficios y se arriesga generalmente menos, y se invierte,que en el sector productivo directo.
Yo tengo la certeza de que logran mayor plusvalía y beneficiso con el trabajo de miles o decenas de trabajadores agrícolas e industriales, también en el sector servicios. No seamos idealistas a priori, seamos realistas y quizá la explotación deje al menos de existir en la forma neoliberal y liberal de capitalismo salvaje. Éste tipo de capitalismo existe pese a que no haya ningun argumento lógico en el que sustentarse realmente. Que sea el cliente quien mande, no el capitalista o los capitalistas. Para ello debe contar con el apoyo de sindicatos de consumidores, del estado y la justicia. Así no se producirá mala calidad ni se violarán los derechos laborales de nadie que trabaje en dichas empresas, trabajadores que, a su vez, indudablemente son consumidores de productos que producen ellos mismos o producen otros trabajadores. Una mercancia, como decía Marx, no es un producto para el autoconsumo. Así que ningún capitalista tiene derecho a producir lo que se le antoje ni a hacer lo que se le antoje con obreros y posibles consumidores. Si desea derecho de pernada, que autoproduzca o autoconsuma. Los demás no tenemos que soportar las manias ni los antojos de nadie en el campo de la economía. Nosotros no somos los esposos de ninguna embarazada. Quién lea literalmente la última frase, demostrará no ser muy inteligente.

Respuesta a un forista que cuestionó algo de lo anterior el el foro de Aporrea.org

En una sociedad que no se produce para el autoconsumo el dinero tiene una utilidad insustituible. EL capitalismo no es dinero. EL dinero es un convencionalismo que puede usarse en cualquier sociedad más evolucionado que una sociedad de supervivencia. Si vas de viaje no necesitas llevar una carga de patatas, basta con llevar una tarjeta de crédito. En la URSS no existía eso, el crédito, y así le fue, aunque la razón más clara fue la guerra fría en clara desventaja con los Estados Unidos y sus aliados. Y sin ahorro no hay inversión ni se pueden satisfacer las necesidades de consumo cuando sea necesario. Sin inversión ni impuestos la sociedad se parece a un planeta sin sol o mejor dicho, sin viento, imprescindible para arrastrar las nubes y la lluvia hacia el interior de los continentes. Yo respeto a quien admira a los líderes, no a los líderes que fomentan que se les rinda culto. En el socialismo y el comunismo eso es una contradicción que jamás entenderé aunque si comprendó la razón psicológica por la que tal fenómenos se produce. Quizá se deba a la admiración que antes de la adolescencia todas las personas sentimos por ambos padres.


Evolución hacia una sociedad socialista Por Blasapisguncuevas.

Tags: Explotación, propiedad privada, dinero, comunicación, medios de producción, Código de, impuestos

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada