Lunes, 14 de abril de 2008
Desigualdad inevitable para aumentar el bienestar social.

La desigualdad inevitable proviene del deseo de desarrollar a un país indefinido. No existe ningún Dios que en un día cree los diez millones de frigoríficos, coches u ordenadores que necesite una sociedad determinada. Por consiguiente, para llegar a ese desarrollo es necesario privilegiar a unos con los primeros productos que la industria cree, incluso aunque sea de uso público como los depósitos de agua potable y las cañerías. Quiénes serán esos privilegiados es un problemas más que peliagudo y nada fácil de solucionar. Aquí no se trata de injusta desigualdad, si de inevitable desigualdad inicial. Por eso es imprescindible que al menos todos seamos iguales en derechos y posibilidades para optar a ese privilegio momentáneo.

Así que cuidado con los demagogos de la igualdad, especialmente antisocialistas: liberales y neoliberales que se creen muy inteligentes para criticarnos recurriendo a la astucia, o extremistas de izquierda confundidos por libros que usarán para justificar sus criticas sin fundamento a posibles sociedades socialistas en desarrollo.




Evolución hacia una sociedad socialista Por Blasapisguncuevas.

Tags: desigualdad, ordenadores, industrirrollodesaa, Dios, público, país

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada