Martes, 05 de agosto de 2008

 

Libertad y burguesía.

 

La burguesía usa esa palabra para engañar a todo dios y explotar hasta al gato en su forma de repartir la riqueza. Las elecciones son un engaña bobos cuando no se deciden por el pueblo ni las horas de trabajo y las vacaciones adecuadas para que haya trabajo para todos sin necesidad de aumentar sin ton ni son el crecimiento económico. ¿Crece el cuerpo humano sin ton ni son? ¿Quizá deba la sociedad producir mucho para satisfacer a los glotones fanátizados por el crecimiento del valor de sus acciones y su número? La cosa no tiene pies ni cabeza, sí mucha estupidez. Ninguna democracia es el olvido de los derechos de las clases bajas y si mucha violación de sus derechos humanos, precisamente a mano de quienes más hacen gala de defenderlos. Una cosa es lo que dice la boca y otro lo que se hace realmente. Poca democracia parece haber ante la clara concentración de la riqueza en pocas manos.

La libertad la entiende el capitalista como la posibilidad de elegir entre el bien y el mal, entre la explotación y el enriquecimiento a toda costa, incluso son generosos con los recursos que otros han generado con su trabajo físico o intelectual. Así, con un acto generoso pueden cometer otro imperialista. Si no te pliegas a ellos y a sus intereses, no se beberán tu vino, ni degustarán tus patatas, incluso le cambiarán el nombre. El capitalismo estadounidense ha prostituído a los políticos, los militares y los intelectuales. El plan Marschall no fue un regalo desinteresado, como toda la ayuda del capitalismo.

 

A la burguesía debe oponérsele una democracia socialista pluralista. Así comprobará la gente lo que es tener el poder económico y político el pueblo y lo que es que lo tenga la clase explotadora y capitalista. Así no podrán calificarnos de totalitarios, autoritarios, ni de falta de democracia con el argumento de nuestro unipartidismo. Así comprenderá la gente que lo importante no es la apariencia, es el contenido y que el juego de la democracia pluripartidista puede hacer creer a la gente que es libre y que vive en democracia no siendo plenamente cierto. Para desenmáscarar a la burguesía hay que ponerse su vestido. Lenin recomendaba que se apoyase a las fuerzas que habían quedado a la derecha de su partido y luchado contra las revoluciones de tendencia comunista. LO hacía con la intención de que la gente comprendiese que eran incapaces de cumplir sus promesas. Yo recomiendo la democracia socialista pluripartidista para lograr abrir los ojos a los pueblos y estoy seguro de que se le hará la realidad evidente y comprenderá que el capitalismo jamás será plenamente democrático.

 


Tags: Libertad, explotar, derehos, clases, intellectual, recursos, riqueza

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada