cr Democracia burguesa o democracia revolucionaria - Sociedad sin explotación,la verdadera democracia Sociedad sin explotación,la verdadera democracia
Domingo, 21 de septiembre de 2008


Por: José Justiniano Lijerón*

No es nuevo que los teóricos de la burguesía al servicio del capitalismo, sean los principales puntales en rebuscar y adornar términos para tratar y a veces lograr confundir a los pueblos. Esa es su principal misión, utilizar toda su sapiencia desde los recintos universitarios, hasta las academias y juntos con algunos comedidos solitarios analistas y sabelotodos, coinciden en estudiar, analizar y luego propagar, sus elucubraciones teóricas totalmente desfasadas de la realidad de los pueblos. Como sabemos el capitalismo tiene sus medios para sostener a sus escribanos y también para regar por todo el mundo sus mensajes salvadores, no de los pueblos, sino del capital.

Una de las grandes mentiras y estafas hecha carne no solo en la conciencia de la burguesía, sino también en amplios sectores del proletariado y sus aliados, campesinos y clase medias y explotados en general , es que el único horizonte para encontrar el entendimiento entre los ciudadanos, es la democracia. Esa democracia del siglo XVI cuando ante el avance de los hambrientos y explotados de Francia, durante los fragores de la revolución, la burguesía naciente, se vieron en la necesidad de recurrir a echar mano de las enseñanzas de los MONTESQUIOU Y OTROS, PARA PONER URGENTEMENTE EN PRACTICA LA LLAMADA DEMOCRACIA, esa misma que desde aquel entonces pervive y es el santo bendito de oligarquías y burguesías del mundo, que siempre es sacada a relucir, cuando los pueblos al igual que en la Francia revolucionaria intentan hacerse del poder por medio de las circunstancias que las luchas y realidades determinan.

La historia es por demás elocuente. Cuando los pueblos avanzamos y a la clase dominante le conviene, sobre cadáveres imponen a la fuerza las dictaduras fascistas y cuando las circunstancias lo determinan, ellos mismos pregonan que el tiempo de las armas, los levantamientos populares, y dictaduras ha pasado, y que ES EL TIEMPO DE LA DEMOCRACIA. Y lo pernicioso de todo esto, es que muchos de nuestros teóricos y líderes caen en la misma cantaleta, confundiendo a los pueblos.

En la practica los pueblos hemos entendido lo que es la famosa democracia burguesa, muy sencillo, burguesa por que es de ellos y solo para ellos, lo hemos visto principalmente durante la larga noche del neoliberalismo impuesto a sangre y fuego en nuestra América y el mundo. Esa democracia burguesa cuya esencia principal, es REPARTIRSE EL PODER ENTRE TODAS LAS FRACCIONES DE LA CLASE DOMINANTE, dejando claro está para pregonar que la democracia es el “poder del pueblo” algunos rellenos principalmente en parlamentos para el verdadero pueblo.

Es cierto y es esencial aclararlo que esa democracia burguesa, consiste no solo en la repartija del poder y sus utilidades, entregando las riquezas naturales de nuestros países, sino fundamentalmente anquilosando leyes y códigos que significan un sistema dictatorial de guante blanco, para los pueblos.

Además estas leyes dejan asegurado el poder de esta clase dominante y a sus fieles cumplidores y defensores de dichas leyes antinacionales y antipatrióticas, los organismos de defensa y seguridad de los Estados, que so pretexto de hacerlas cumplir, se convierten en un factor determinante de poder, siempre al acecho de todo gobierno que pretenda transitar por los caminos de la liberación nacional y que rechace el intervencionismo descarado del imperio norteamericano.

Es sobre todas estas realidades, que los pueblos han despertado y en el avance, lucha y acumulación de conciencia de la fuerza histórica de la sociedad, especialmente los sectores mas atrasados políticamente, que son las mayorías de nuestro pueblo, dejaron de votar por sus enemigos de clase y ahora votan por quienes verdaderamente deben de votar.

Así nos encontramos que varios países de nuestra América, están transitando por el camino de la liberación nacional para desprenderse de las garras del imperio del norte y sus aliados los europeos. Pero el gran problema radica en que no se puede CONSTRUIR IGLESIAS EN TERRENOS DEL DIABLO, primero hay que ver...Quien o quienes y que clase, dirige estos procesos de liberación nacional.

Hasta ahora, nada desmiente, ni la teoría ni la práctica, de que todo proceso revolucionario debe ser dirigido por la clase que trabaja de las ciudades y del campo. Ese cuento de que hay clases “ emergentes “, si que las hay ,pero clase emergente que tenga intereses que perder, no pueden ser los principales dirigentes de un proceso, sino parte de los procesos como todos los que amen su país y que quieran verdaderamente construir un estado comunitario, donde todo sea de todos y para todos. Y en segundo término hay que tomar verdaderamente en cuenta que dichos procesos han comenzado sobre leyes burguesas que impiden un avance de los cambios que necesitan los pueblos y cuando se quiere avanzar, minorías que han sido derrotadas con su FAMOSA DEMOCRACIA Burguesa, reclaman su derecho a veto y eso en concreto lo estamos viendo en Bolivia, y otros países en que una minoría amparada en su DEMOCRACIA, no la respeta cuando no le favorece a sus intereses de clase.

Las clases dominantes cuando están perdiendo o ven en peligro sus intereses y el usufructo del Estado, se rasgan las vestiduras defendiendo la democracia, SU DEMOCRACIA, y en su temor al pueblo, las hace actuar desesperadamente al agudizarse las contradicciones de clase y aflora, su fascismo y su racismo que siempre es inherente a ellas. Como un principio conclusivo podemos afirmar por la experiencia, que la Democracia Burguesa, es democracia para las clases dominantes y dictadura para los pueblos.

Estamos en la horas y en el tiempo de que le digamos a los pueblos la verdad sobre la DEMOCRACIA BURGUESA la disyuntivas no es ahora democracia o dictadura, sino democracia burguesa o democracia REVOLUCIONARIA que no es otra cosa que el verdadero gobierno y poder del pueblo como producto de las circunstancias y realidades propias de cada País.

No hay que inventar nada sobre la democracia revolucionaria, pues dentro de la democracia burguesa no habrá revolución verdadera, muchos quieren dorar la democracia burguesa diciendo que es PARTICIPATIVA o PRODUCTIVA es un subterfugio mas. Cuantas veces escuchamos por ahí “aquí caben todos” o “gobernamos para todos” “alianza de clases”, etc.…Cuando Lenín hablaba de las “alianzas estratégicas” para avanzar en el desarrollo de un modelo económico bajo la rectoría de las relaciones de propiedad socialistas, lo hacia después que el pueblo había tomado efectivamente el Poder y consolidado su permanencia en el mismo para la construcción de la democracia revolucionaria.

Tampoco se puede negar el carácter progresista de la democracia burguesa, tuvo su contribución, pero el tiempo transcurrido ha hecho de que se vaya convirtiendo en obsoleta ante el avance de la clase trabajadora.

Es obligación de nuestros teóricos y académicos del campo popular, pero sobre todo de quienes están al frente de las masas y los pueblos , desenmascarar la DEMOCRACIA BURGUESA y borrarla del pensamiento de los pueblos y luchar todos por la instauración de la DEMOCRACIA REVOLUCIONARIA EN EL SIGLO XXI. Lo demás será seguir haciéndole el juego a la Democracia Burguesa y postergando las aspiraciones de los pueblos.

 


*Es ex Dirigente de la Central Obrera Boliviana


Tags: servicio, clase, estudiar, capital, tiempo, armas, misión

El primer vídeo pertenece al segundos, como todos los subidos por mi

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada


Comentarios