cr Los cuatro enemigos de la revolución - Sociedad sin explotación,la verdadera democracia Sociedad sin explotación,la verdadera democracia
Viernes, 03 de octubre de 2008


Los cuatro enemigos de la revolución
Por: Efraín Granadillo
Fecha de publicación: 02/10/08
 
 
 imprímelo    mándaselo a
tus panas
En verdad que los afectos a la revolución bolivariana vivimos días particularmente esperanzadores. El imperio del mal comienza a debilitarse mas no a morir, no nos llamemos a engaños. El presidente Chávez está demostrando que no habla pistoladas al referirse a la creación de Bancos alternativos y su liderazgo cobrará más fuerza internacional. El lo endógeno es diferente. La canalla oposición lacaya y asesina no descansa en sus planes tenebrosos. Sólo que ellos no cuentan con el combustible necesario para prender la mecha de la guerra civil: No tienen pueblo. De esos casi cuatro millones que votan contra el presidente, solamente una minoría es capaz de salir a la calle a teñirlas de sangre, el resto prefiere observar desde las gradas de la ignorancia y de la falta de conciencia política y social.

El proceso de cambios que hemos emprendido desde 1999 ha sufrido variaciones interesantes y otras no interesantes. Nuestro líder ha aprendido algunas cosas que en el pasado le hicieron cometer varios errores de alto calibre. Nosotros como pueblo pensante también hemos aprendido de las circunstancias vividas. Hemos aprendido que hay cuatro (4) demonios vivientes que tratan de frenar y sepultar la revolución y de no ponerles coto, estaremos en serios problemas.

Guiño La Impunidad. Sobre este demonio que casi es una maldición, hemos escrito por esta ventana de Aporrea hasta el cansancio. Pero debemos insistir para ver si logramos mover esa muralla sorda y cómplice de la fulana Fiscalía que continúa en deuda con el país y no hace lo que tiene que hacer. Allí tenemos como principales responsables a los diputados de la Asamblea Nacional que eligieron mal por segunda vez y no vemos señales de presión por parte de esos burócratas para que esa institución virtualmente parapléjica, haga su trabajo. Como segundo responsable de la impunidad tenemos al corrupto poder judicial. Y lo más triste es que no se le ve una salida al problema. A nosotros, como pueblo, sólo nos queda hacer contraloría social para tratar de influir en ese sórdido mundo de la complicidad con los delincuentes de cuello blanco y de cuello oscuro.

Guiño El Burocratismo. Elemento sustancialmente perjudicial que atrasa, entorpece, demora y sabotea todo progreso en todos los ministerios. Allí tenemos gente retrógrada y sin conciencia social trabajando en esas instituciones públicas, que por su odio visceral al gobierno, por su enfermizo egoísmo y crueldad, hacen todo lo posible para evitar avances en cualquier área social. No es fácil depurar a esa gentecita miserable que no ve más allá de sus narices. No tienen conciencia de lo importante que es salir del subdesarrollo, de la dependencia energética, alimentaria y demás ataduras con empresas trasnacionales y países que, como EE.UU., no quieren que seamos libres. Si una persona requiere una silla de ruedas, por ejemplo, hacen todo lo posible para retardar la donación. Si hay un presupuesto asignado para un grupo de viviendas también enredan los procedimientos para que los beneficiarios sufran las de Caín y maldigan al gobierno. En Maracaibo hay un ejemplo clarito: Se inició la entrega de viviendas en el proyecto Ciudad Losada. Ahora resulta que el asfaltado de las calles quedó incompleto y la segunda etapa ni siquiera se ha iniciado pues nadie sabe nada de nada. Y así nos podemos pasear por toda la geografía nacional y encontraremos miles de trabas en casi todos los proyectos que favorecen al soberano marginado de siempre. Falta supervisión por parte de los ministros que se regodean en sus sillones de cuero y hablan 20 horas diarias por el celular. Nos falta mucha conciencia revolucionaria. Mucha.

Guiño Errática estrategia comunicacional. También hemos debatido abundantemente este tema. Estamos en la llamada Guerra de Cuarta Generación, donde los gobiernos pueden ser debilitados en el papel y en las pantallas de TV. La mal llamada gran prensa es la gran conspiradora en verdad que, asociada con los canales de Tv de la derecha lacaya y asesina, mantienen en constante ataque psicoterrorista a la población con sus mentiras y manipulaciones. Nosotros contamos con VTV como punta de lanza y con Radio Nacional que de verdad hace un buen trabajo, sin censuras, escuchando al pueblo y proponiendo alternativas. No así en VTV, allí el soberano no es escuchado en sus problemas básicos, hay mucha censura y no se ataca a la oposición servil sino que nos defendemos. Muchos asuntos que son debilidades del oposicionismo no son ventilados en nuestras televisoras y así la gente no se entera de lo que debería enterarse. La programación de Vive Tv es malísima, no cala, no es efectiva, produce sueño, es un gran desperdicio. El canal de la Asamblea Nacional también es muy deficiente. No aprovechamos el espacio radioeléctrico para llevar la ofensiva y la defensa inmediata, casi siempre reaccionamos a la canalla a destiempo y de eso tenemos muchos ejemplos. Estamos perdiendo la guerra mediática. ¡Y llevamos 10 años con ese bacalao encima! Tenemos gente bien preparada que pueda hacerle frente a los bandidos dueños de los medios pero los anillos de poder de la derecha endógena no lo permiten. No se como han dejado con libertad de expresión a Alberto Nolia. Vean lo que nos ayuda Walter Martínez con su Dossier. Un error remendado pero después de mucho tiempo.

Guiño Falta de Conciencia política. El motor a tiempo completo que trabaja en ese sentido es el propio presidente. Cada uno de sus discursos conlleva el mensaje febril que incita al despertar de la conciencia adormecida en aquellos que nunca se habían interesado por la política. Ya Venezuela es otra. Ahora hay mayor conciencia de lo que nos conviene y lo que nos perjudica. El rating de las televisoras conspiradoras bajó a niveles casi críticos. Los otrora periódicos creíbles ya no lo son, no los leemos por su miserable posición apátrida. Pero falta un buen trecho todavía por recorrer. Los escuálidos oposicionistas se aprovechan de la falta de conciencia en muchos sectores de clase media baja y pobre para lanzar sus dardos de odio y confusión y es allí donde debemos trabajar con mayor eficiencia. Considero que el daño más letal se localiza en los altos mandos gubernamentales y en los de media jerarquía. Un ministro, un alcalde, diputado o gobernador que no tenga el mínimo de conciencia desarrollado es casi un azote para la revolución. Ejemplos claritos: El señor presidente aprobó un bono especial de 6.000 Bs.F. para el gremio médico, pagadero en dos partes. No se había hecho efectivo 15 días atrás. ¿Cuánto tiempo ha pasado? Con razón los galenos se irritan y se abstienen de votar en las elecciones. Ese ministro Montilla es de lo peorcito que tenemos. Otro: El contrato colectivo para los educadores no se ha discutido en términos de finiquito, y vaya que han pasado años en eso. Ese ministerio es el campeón de la burocratización, de la tortura psicológica a que somete a los docentes cuando requieren algún trámite administrativo. Ojalá y el ministro Navarro haga algo trascendente al respecto. En los despachos intermedios de los ministerios abunda la inconciencia social, la desidia, la crueldad, la flojera laboral, no les importa el futuro del país, solamente se preocupan por recibir sus pagos quince y último, nada más. A todo eso se le llama falta de conciencia social y política. Estamos subutilizando nuestros medios audiovisuales para llevar la ideología socialista al soberano. Y el tiempo sigue pasando.


Tags: revolución, demonios, calle, oposición, combustble, bancos, guerra

Publicado por blasapisguncuevas @ 15:51  | VENEZUELA
Comentarios (0)  | Enviar
El primer vídeo pertenece al segundos, como todos los subidos por mi

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada


Comentarios