Domingo, 30 de noviembre de 2008

Hacia 1772, el famosísimo actor Garrick modificó buena parte de Hamlet al suprimir la escena de los sepultureros y eximir a Laertes de toda culpa referente al veneno que portaba en su espada. Es más, la reina Gertrudis consigue sobrevivir para llevar una vida de arrepentimiento, lo que no ocurre en el original.

En 1807 Thomas Bowdler publicó Family Shakespeare, una versión modificada para hacerla, según su criterio, más apta para mujeres y niños, que no pudiese «ofender a la mente virtuosa y religiosa». Esta adaptación dio origen a la palabra inglesa bowdlerize, que designa a la censura puritana.

Así pues, la adaptación, interpretación y retorsión de la obra shakespeariana fue durante largo tiempo el producto de unos intereses morales, políticos y estéticos concretos, y escamotearon la sombría concepción de la vida que ofrece genuinamente Shakespeare.

El largometraje de Laurence Olivier, Enrique V, filmado en honor a los combatientes de la Segunda Guerra Mundial, hizo que determinados pasajes fueran resaltados para animar el patriotismo británico; el más significativo fue la arenga del monarca a sus tropas antes de la batalla de Agincourt contra las tropas francesas. Lo mismo cabe decir sobre innúmeras adaptaciones teatrales y cinematográficas hasta estas mismas fechas.

[editar] Shakespeare en el mundo hispánico

En lo que concierne a su influencia sobre otras culturas, y la hispana en concreto, Shakespeare fue siempre una caudalosa fuente de inspiración para escritores modernos y contemporáneos, pero no llegó a dejarse notar verdaderamente hasta el siglo XIX. En Hispanoamérica autores como Rubén Darío y en particular el ensayista José Enrique Rodó leyeron con especial interés La tempestad. Rodó, por ejemplo, articuló en su conocido ensayo Ariel (1900) toda una interpretación de América sobre los mitos de dos de sus personajes principales, Ariel y Calibán.

Pero su coronación como autor de la Literatura universal debió esperar en España hasta fines del siglo XVIII, cuando Voltaire suscitó entre los ilustrados españoles cierta curiosidad por el autor inglés a través de lo que dijo de él en sus Cartas inglesas; Ramón de la Cruz tradujo el Hamleto en 1772 desde la reducción en francés de Jean-François Ducis (1733-1816), quien había adaptado traducciones francesas de las tragedias de Shakespeare al verso sin saber inglés según los gustos del Neoclasicismo y eliminando el final violento, entre otros retoques. Esta traducción, sin embargo, no llegó a publicarse. Por el contrario Leandro Fernández de Moratín sí llegó a imprimir la suya, también desde la mala versión francesa de Ducis, acumulando a las de su modelo otras deficiencias (Madrid: Villalpando, 1798).

Hubo otras versiones de obras sueltas (Otelo, 1802, traducción de Teodoro de la Calle desde la versión francesa de Ducis; Macbé ó Los Remordimientos, 1818, por Manuel García, también desde la versión francesa de Ducis), pero solamente se emprendieron esfuerzos globales de traducción de toda la obra del autor en la segunda mitad del siglo XIX, empresas sin duda espoleadas por el prestigio que había alcanzado el autor con los elogios sin tasa que le prodigó el Romanticismo alemán.

1872 fue un año fundamental en la recepción española de Shakespeare. Se editan las primeras traducciones directas desde el inglés: Obras de William Shakspeare trad. fielmente del... inglés con presencia de las primeras ediciones y de los textos dados á luz por los más célebres comentadores del inmortal poeta, Madrid, 1872-1877 (Imp. Manuel Minuesa, R. Berenguuillo). La traducción es de Matías de Velasco y Rojas, Marqués de Dos Hermanas, pero no pasó de tres volúmenes; el segundo y el tercero se imprimieron en 1872, el primero con sus poemas y sonetos, el segundo con El Mercader de Venecia y el tercero con Julieta y Romeo.

Entre 1872 y 1876 Jaime Clark tradujo Romeo y Julieta; Hamlet; Otelo; Rey Lear; El mercader de Venecia; Como gustéis; Noche de Reyes y La tempestad. En 1873 William Macpherson editó su traducción de 23 obras.

Por otra parte, de 1872 a 1912, menudearon las representaciones de sus obras en Madrid; Shakespeare aparece incluso como personaje en Un drama nuevo de Manuel Tamayo y Baus. Del mismo modo, la crítica española emprendió por primera vez el estudio en profundidad de Shakespeare; fueron los primeros el gaditano Eduardo Benot (1885) y especialmente Eduardo Juliá Martínez (1918), quien aprovechó la fecha de centenario para divulgar la figura de Shakespeare con una especie de biografía novelada que, bajo el título Shakespeare y su tiempo: historia y fantasía (1916), pretendía exponer "verdades entre las apariencias del entretenimiento" (p. xii). La obra está bien documentada, como reflejan la caudalosa anotación y los apéndices finales (281–331), que son con mucho lo más sustancioso de la obra; tras esto escribió Juliá su interesante Shakespeare en España (1918), que sirvió de base a la obra homónima de Alfonso Par. Éste tradujo, entre otras piezas dramáticas, King Lear al catalán y al castellano. En 1916, coincidiendo con el tercer centenario de la muerte del dramaturgo, escribió en catalán Vida de Guillem Shakespeare, que apareció en castellano en 1930, y en este mismo año Contribución a la bibliografía española de Shakespeare; su dedicación se verá coronada con dos obras colosales, una publicada en 1935, Shakespeare en la literatura española, en dos volúmenes, y otra al año siguiente, la póstuma Representaciones shakespearianas en España, también en dos volúmenes. También hay que señalar aquí a otro estudioso español de Shakespeare, Ricardo Ruppert y Ujaravi (1920), al escritor del Realismo Juan Valera y a miembros de la Generación del 98 cuales Miguel de Unamuno y Valle-Inclán, que dedicaron algunos ensayos al Cisne del Avon.

Entre las traducciones, sobresalen las obras completas en ocho volúmenes del ya citado William Macpherson (1885-1900), con un detallado estudio introductorio del citado Eduardo Benot. También ocupan un lugar privilegiado las Obras completas de Shakespeare de Rafael Martínez Lafuente, emprendidas hacia 1900, que recogen en su prólogo fragmentos de los ensayos de Víctor Hugo sobre la vida y obra del dramaturgo. Ya por completo íntegra, incluyendo obras atribuidas, es la traducción de Luis Astrana Marín en prosa, entre 1920 y 1930, que fue muy leída por Federico García Lorca; compuso además Astrana una biografía que reeditó ampliada y realizó un estudio de conjunto sobre su obra que puso como introducción a u monumental edición. Son asimismo dignas de mencionarse las traducciones y adaptaciones llevadas a cabo por los simbolistas Antonio Ferrer y Robert (Macbeth, 1906); La fierecilla domada por Manuel Matoses (1895); Noche de Epifanía (1898) y El Rey Lear (1911) por Jacinto Benavente; Romeo y Julieta (1918) y Hamlet (1918) por Gregorio Martínez Sierra. Una apreciable cifra de estudios y traducciones utilizados y acumulados por Macpherson y Rafael Martínez Lafuente pueden asimismo encontrarse en la Biblioteca del Ateneo de Madrid.[25]

Entre las traducciones modernas, fuera de la famosa y ya citada de Luis Astrana Marín en prosa, hay que señalar las excelentes Obras completas de José María Valverde (Barcelona: Planeta, 1967), también en prosa, y las ediciones bilingües con versión española en verso blanco realizadas por el Instituto Shakespeare de Valencia, consagrado por entero a este empeño desde 1980 bajo la dirección de Manuel Ángel Conejero y Jenaro Talens. Notables son también las versiones realizadas de algunas obras por el más importante de los trágicos españoles de la segunda mitad del siglo XX, Antonio Buero Vallejo. El último esfuerzo se debe sin embargo a Ángel Luis Pujante, que ha emprendido una nueva traducción de sus obras completas para la madrileña editorial Espasa-Calpe desde 1986.

[editar] Shakespeare en la pantalla

Se han producido unas 250 películas basadas en textos de Shakespeare, lo cual demuestra la enorme influencia de la obra de este escritor. La obra más veces llevada a la pantalla es Hamlet, con 61 adaptaciones al cine y 21 series de televisión entre 1907 y 2000.

Entre las versiones cinematográficas de la biografía shakesperiana destaca Shakespeare enamorado (Shakespeare in Love, 1998) dirigida por John Madden.

Algunas películas basadas en obras de Shakespeare son las siguientes:

  • La fierecilla domada (The Taming of the Shrew, 1929). Protagonizada por Douglas Fairbanks y Mary Pickford.
  • El sueño de una noche de verano (A Midsummer Night's Dream, 1935). Dirigida por Max Reinhardt y William Dieterle.
  • Romeo y Julieta (Romeo and Juliet, 1936). Dirigida por George Cukor.
  • Como gustéis (As You Like It, 1936). Dirigida por Paul Czinner.
  • Enrique V (The Chronicle History of King Henry the Fifth with His Battle Fought at Agincourt in France, 1945). Dirigida por Laurence Olivier.
  • Macbeth (1948). Dirigida por Orson Welles.
  • Hamlet (1948). Dirigida por Laurence Olivier.
  • Otelo (The Tragedy of Othello: The Moor of Venice, 1952). Dirigida por Orson Welles.
  • Julio César (Julius Caesar, 1953). Dirigida por Joseph L. Mankiewicz.
  • Romeo y Julieta (Romeo and Juliet, 1954). Dirigida por Renato Castellani.
  • Ricardo III (Richard III, 1955). Dirigida por Laurence Olivier.
  • Otelo (Otello, 1956). Dirigida por Sergei Jutkevitsh.
  • Planeta prohibido (Forbidden Planet, 1956). Película de ciencia ficción libremente basada en La Tempestad). Dirigida por Fred M. Wilcox.
  • Trono de sangre (Kumonosu jô, 1957). Libremente basada en Macbeth. Dirigida por Akira Kurosawa.
  • La Tempestad (The Tempest, 1960). Película para televisión protagonizada por Richard Burton. Dirigida por George Schaefer.
  • Amor sin barreras (West Side Story, 1961). Película musical basada sobre Romeo y Julieta. Dirigida por Jerome Robbins y Robert Wise.
  • Hamlet (Gamlet, 1963). Dirigida por Grigori Kozintsev.
  • Hamlet (1964). Protagonizada por Richard Burton. Dirigida por Bill Colleran y John Gielgud.
  • Campanadas a medianoche (1965). Basada en varias obras, especialmente Enrique IV. Dirigida por Orson Welles.
  • La fierecilla domada (The Taming of the Shrew, 1967). Protagonizada por Elizabeth Taylor y Richard Burton. Dirigida por Franco Zeffirelli
  • Romeo y Julieta (Romeo and Juliet, 1968). Dirigida por Franco Zeffirelli.
  • El rey Lear, (Korol Lir, 1969). Dirigida por Grigori Kozintsev.
  • Rey Lear (King Lear, 1971). Dirigida por Peter Brook.
  • Macbeth (1971). Dirigida por Roman Polański.
  • La Tempestad (Tempest, 1982), dirigida por Paul Mazursky.
  • Rey Lear (King Lear, 1987), dirigida por Jean-Luc Godard.
  • Enrique V (Henry V, 1989). Dirigida por Kenneth Branagh.
  • Romeo y Julieta (Romeo-Juliet, 1990), con Francesca Annis, Vanessa Redgrave y Ben Kingsley. Dirigida por Armando Acosta.
  • Hamlet (1990), con Mel Gibson y Glenn Close. Dirigida por Franco Zeffirelli.
  • Los libros de Próspero (Prospero's Books, 1991). Basada en La Tempestad). Dirigida por Peter Greenaway.
  • Mi Idaho privado (My Own Private Idaho, 1991). Protagonizada po River Phoenix y Keanu Reeves y dirigida por Gus Van Sant. Libremente basada en Enrique IV.
  • Como gustéis/Como gusten (As You Like It, 1992), dirigida por Christine Edzard.
  • Mucho ruido y pocas nueces (Much Ado About Nothing, 1993), dirigida por Kenneth Branagh.
  • El Rey León (The Lion King, 1994), dirigida por Rob Minkoff y Roger Allers. Película de animación realizada por los estudios Disney libremente basada en Hamlet.
  • Otelo (Othello, 1995), dirigida por Oliver Parker.
  • Richard III (Richard III, 1995), dirigida por Richard Loncraine.
  • Romeo y Julieta de William Shakespeare (Romeo + Juliet, 1996), con Leonardo Di Caprio y Claire Danes. Dirigida por Baz Luhrman.
  • Hamlet (1996), con Kenneth Branagh, Richard Attenborough, Judi Dench, Billy Crystal y Kate Winslet. Dirigida por Kenneth Branagh.
  • En busca de Ricardo III (Looking for Richard, 1996), dirigida por Al Pacino.
  • 10 razones para odiarte (10 Things I Hate About You, 1999), (basada en La fierecilla domada), con Julia Stiles y Heath Ledger. Dirigida por Gil Junger.
  • El sueño de una noche de verano de William Shakespeare (A Midsummer Night's Dream, 1999), con Calista Flockhart y Michelle Pfeiffer. Dirigida por Michael Hoffman.
  • Trabajos de amor perdidos (Love's Labour's Lost, 2000), dirigida por Kenneth Branagh.
  • Hamlet (2000), con Ethan Hawke, Julia Stiles, Kyle MacLachlan. Dirigida por Michael Almereyda.
  • El Mercader de Venecia (The Merchant of Venice, 2004), dirigida por Michael Radford.
  • Miguel y William dirigida por Inés París (2007). Will Kemp es el encargado de encarnar a William.

[editar] Bibliografía

  • William Shakespeare. Obras completas. Tragedias. Estudio preliminar, traducción y notas por Luis Astrana Marín. Madrid: Aguilar, 2003.
  • Auden, W. H., Trabajos de amor dispersos. Conferencias sobre Shakespeare. Barcelona, Crítica, 2003. ISBN 84-8432-423-0.
  • Belsey, Catherine The Subject of Tragedy. Identity and difference in Renaissance Drama. Londres: Methuen, 1985. Londres: Routledge, 1991.
  • Bloom, Harold: Shakespeare. La invención de lo humano. Barcelona, Anagrama, 2002. ISBN 84-339-6166-7.
  • Concha, Á. de la , Elices, F. y Zamorano, A., Literatura inglesa hasta el siglo XVII. Madrid, UNED, 2002. ISBN 84-362-4695-0
  • Greenblatt, Stephen: Will in the World: How Shakespeare Became Shakespeare. ISBN 0-393-05057-2.
  • Kermode, Frank, El tiempo de Shakespeare. Traducción de Juan Manuel Ibeas. Madrid, Debate, 2005. ISBN 84-8306-612-2.
  • Oliva, Salvador, Introducción a Shakespeare. Barcelona, Península, 2001. ISBN 84-8307-363-3.

[editar] Notas

  1. La muerte de Shakespeare coincidió en la fecha, el 23 de abril, con la de Miguel Cervantes. Sin embargo, ambos fallecimientos no tuvieron lugar el mismo día. El motivo es la diferencia de calendarios usados: la fecha de la muerte de Shakespeare se refiere al calendario juliano, vigente por entonces en Inglaterra, en tanto que en los países católicos como España ya había entrado en vigor el calendario gregoriano. En realidad, la muerte de Shakespeare tuvo lugar diez días después de la de Cervantes (según los autores, se fecha en el 3 o en el 4 de mayo del calendario gregoriano). Esto ocasionó algunas confusiones, la más notable es aquella en la que incurrió el gran poeta francés Victor Hugo, quien anotaría al final de su obra William Shakespeare: "murió el 23 de abril, tenía 52 años justos, pues había nacido el 23 de abril de 1564. Ese mismo día, 23 de abril de 1616, murió Cervantes, genio de la misma altura".
  2. Shakespeare como canon de la literatura de occidente
  3. En el registro parroquial de la iglesia de la Santísima Trinidad, donde fue bautizado, figura como "Gulielmus filius Johannes Shakspere".
  4. Para una discusión más completa, véase este artículo de la Enciclopedia Católica La religión de Shakespeare
  5. El texto en cursivas parodia la frase "Ah, el corazón de tigre envuelto por el atuendo de una mujer", escrita por Shakespeare en Enrique VI, parte III
  6. La hipótesis se basa en el análisis de una escultura del dramaturgo que se encuentra en el Club Garrick de Londres, en la que puede percibirse la existencia de un tumor sobre su ojo izquierdo, y de su máscara fúnebre, conservada en la ciudad alemana de Darmstadt. Hay diferencias sobre la autenticidad de ambos objetos. "Expertos alemanes aseguran que Shakespeare murió víctima de un cáncer", Clarín 23 de febrero de 2006
  7. Texto original del epitafio: Good friend, for Jesus' sake forbear,/ To dig the dust enclosed here./Blest be the man that spares these stones,/But cursed be he that moves my bones.
  8. El retrato Chandos de Shakespeare Sitio web en inglés que hace referencia a la pintura más verosímil del dramaturgo británico
  9. Shakespeare y los otros
  10. Traubel, H.: Con Walt Whitman en Camden, cit. en Anon, 'Walt Whitman sobre Shakespeare'. La camaradería de Shakespeare. (sitio web de Oxford). Ingresado el 16 de abril de 2006.
  11. «La verdadera identidad de Shakespeare, una polémica que resurge», Diario El Mundo, 2007. Consultado el Sep 10, 2007. (en español)
  12. Debate en torno a la presunta bisexualidad de Shakespeare
  13. John Henry de Groot: The Shakespeares and ‘the Old Faith’ (1946); Hildegard Hammerschmidt-Hummel: Die Verborgene Existenz Des William Shakespeare: Dichter Und Rebell Im Katholischen Untergrund (2001); Clare Asquith: Shadowplay: The Hidden Beliefs and Coded Politics of William Shakespeare(2005).
  14. Mutschmann, H. y Wentersdorf, K., Shakespeare and Catholicism. Nueva York, Sheed and Ward, 1952, p. 401.
  15. Peter Ackroyd, Shakespeare: The Biography. Doubleday, 2005. p. 29
  16. Peter Ackroyd, op. cit., p. 451
  17. La religión de Shakespeare Enciclopedia católica en CD-ROM. (Ingresado 23 dic., 2005.)
  18. Peter Ackroyd, op.cit., pp. 63–64
  19. Hammmerschmidt-Hummel, H., "The most important subject that can possibly be": réplica a E. A. J. Honigmann, Connotations, 2002-3
  20. Clare Asquith: Shadowplay: The Hidden Beliefs and Coded Politics of William Shakespeare (2005).
  21. Oliva, Salvador: Introducción a Shakespeare. Barcelona, Península, 2001; p. 33
  22. Oliva, Salvador, op. cit., p. 31
  23. Las fechas de composición y de la primera publicación de las obras están tomadas de Salvador Oliva, op. cit., p. 61. Especialmente las primeras, sin embargo, son objeto de discusión en la mayoría de los casos.
  24. Sitio en inglés sobre los sonetos de Shakespeare
  25. Valle-Inclán y Shakespeare: El teatro bárbaro y el esperpento

[editar] Véase también

[editar] Enlaces externos

Wikisource

Wikiquote

 



Página inicial Página anterior

Tags: Shakespeare, dramaturgo, teatro, escritor, Hamlet, Otelo, sexualidad

Comentarios
Publicado por Jenifer Vallejo
Domingo, 18 de enero de 2009 | 22:57
La obra de William Shakespeare titulada "Otello", es una obra muy interesante que habla de lo que podrian hacer los celos,la envidia y la discriminaci?n de color pero a todo esto se puede llegar a un fin que es la muerte, pues lo tuvieron que pasar como son Otello, Desd?mona, Casio y Yago cada uno fue muriendo por culpa de los malos entendidos y los chismes pero sobre todo tambien tom? parte de esto el amor que se puede dar de una mujer sin importarle como era el color de piel de su amado solo le importo el amor que le tenia.......Esta obra es muy linda y les recomiendo leerla.
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada