cr Ventajas y desventajas de colectivizar el capital con impuestos - Sociedad sin explotación,la verdadera democracia Sociedad sin explotación,la verdadera democracia
Martes, 30 de junio de 2009

Para mi tiene la ventaja de que mientras evolucionamos por consciencia hacia una sociedad sin explotación y solidaria, socialista, no perdemos el tiempo prohibiendo las empresas capitalistas. Que la extinga la conciencia. Sí debe prohibirse ya que contaminen, que prohiban la sindicalización, que el poder adquisitivo de los obreros  no baste para cubrir necesidades individuales y familiares, que imponga excesivas horas de trabajo y que produzcan productos nocivos para la salud y adulteren información y calidad, sin olvidar las condiciones de trabajo de los obreros. Al mismo tiempo se pueden colectivizar los sectores no productivos, mayoristas y grandes intermediarios. Así los impuestos a pagar por todos serían menores aunque progresivos.
Con esto quizá entonces se garantice una mayor velocidad y agilidad en la reproducción de los medios de producción y distribución y nos acerquemos al sueño de Marx de una sociedad de abundancia donde repartir según la necesidad. Una sociedad de abundancia porque con menos nuestra riqueza social e individual sería mayor en el socialismo. ¿Creía Marx en la evolución social? Sí, lo llamó extinción progresiva del estado. Quizás la dictadura del proletariado no fuese el mejor punto de partida para dicha evolución, quizá el presente fuese el mejor punto de partida. Como evolucionista no lo dudo. El maximalismo suele ser muchas veces un mal consejero para transformar la sociedad. Con democracia es más fácil profundizar la democracia y colectivizarla.   Vigila, que sueltan a los gorilas, como en Honduras, y se acabó el sueño.

Las desventajas: acostumbrarse y no evolucionar por completo a una sociedad sin explotación.


Lo siguiente viene en el manifiesto comunista: 

Ser capitalista es ocupar un puesto, no simplemente personal, sino social, en el proceso de la producción.  El capital es un producto colectivo y no puede ponerse en marcha más que por la cooperación de muchos individuos, y aún cabría decir que, en rigor, esta cooperación abarca la actividad común de todos los individuos de la sociedad.  El capital no es, pues, un patrimonio personal, sino una potencia social.

Los que, por tanto, aspiramos a convertir el capital en propiedad colectiva, común a todos los miembros de la sociedad, no aspiramos a convertir en colectiva una riqueza personal. A lo único que aspiramos es a transformar el carácter colectivo de la propiedad, a despojarla de su carácter de clase.

 

 

Otros artículos de Blasapisguncuevas:  http://blasapisguncuevas.blogcindario.com/categorias/3-blasapisguncuevas.html


Tags: ventaja, impuestos, salud, trabajo, información, poder, consciencia

El primer vídeo pertenece al segundos, como todos los subidos por mi

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada


Comentarios
Publicado por blasapisguncuevas
Miércoles, 10 de febrero de 2010 | 15:37
Y ya llegados a una sociedad sin explotación, las empresas tendrían más autonomía y los trabajadores se sentirían más involucrados en la suerte de aquella en la que trabajasen. Las cuidarían más. El socialismo sería más ágil descentralizado que centralizado, además de más democrático y menos burocrático.