Viernes, 16 de julio de 2010

Portada :: Espa?a :: Opini?n
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 16-07-2010

?Hasta cu?ndo continuar? la derecha dividiendo a Espa?a??




En las ?ltimas semanas hemos visto toda una serie de acontecimientos que est?n impactando a las clases populares de las distintas naciones y regiones de Espa?a. Uno, el m?s importante, es la enorme avalancha neoliberal, liderada por las derechas europeas (que dominan las instituciones de la UE) con la complicidad de partidos gobernantes de centroizquierda, que est? reduciendo significativamente los derechos y beneficios laborales y sociales de la ciudadan?a de los pa?ses de la UE, incluyendo Espa?a.

El otro hecho es el dictamen del Tribunal Constitucional (TC) que recorta significativamente el Estatut aprobado por el Parlament, las Cortes Generales y refrendado por el pueblo catal?n en refer?ndum, y que gener?, como protesta a tal dictamen, la manifestaci?n m?s grande que jam?s haya existido en Catalunya. Y por ?ltimo, el pasado domingo, la selecci?n espa?ola (en la que los jugadores del F?tbol Club Barcelona, el Bar?a ?un s?mbolo del catalanismo identitario?, eran el grupo m?s extenso dentro del equipo) gan? el Mundial de f?tbol, lo cual cre? grandes movilizaciones en gran parte de Espa?a (incluyendo Catalunya) que las derechas est?n intentando contraponer a la movilizaci?n del d?a anterior en Catalunya, que supuestamente amenazaba la unidad de Espa?a.

Todos estos hechos corresponden a un contexto pol?tico com?n que, por parad?jico que parezca, reflejan las mismas coordenadas de poder. La avalancha neoliberal responde a unos intereses de clase bien definidos. El mundo financiero (responsable de la crisis) y el mundo de las grandes empresas y sus instrumentos pol?ticos est?n consiguiendo (con la ayuda de los medios afines) lo que han querido durante muchos a?os: el debilitamiento del mundo del trabajo. Mientras que los beneficios del gran mundo empresarial crecieron en el primer trimestre del 2010 un 18,5% (seg?n las cifras de la Agencia Estatal de Administraci?n Tributaria), las rentas del trabajo continuaron descendiendo un 8%. La reducci?n del gasto p?blico (incluyendo el gasto p?blico social) y la desregulaci?n del mercado de trabajo tienen como principal objetivo debilitar al mundo del trabajo (incluyendo sus sindicatos).

Para ocultar esta realidad, se ha construido todo un entramado ideol?gico promovido por los establishments medi?ticos y pol?ticos neoliberales que argumentan que tales medidas son necesarias para recuperar la confianza de los mercados financieros (es decir, de la banca, que fue la que caus? la crisis en primer lugar). Como bien escribi? Mark Weisbrot, codirector del Center for Economic and Policy Research de Washington, en The Guardian (09-07-10), los argumentos que el establishment neoliberal de la UE y el Fondo Monetario Internacional est?n promoviendo carecen de validez cient?fica. En realidad, Espa?a fue uno de los pa?ses de la UE-15 que cumpli? m?s con la ortodoxia neoliberal, habiendo alcanzado una de las deudas p?blicas m?s bajas de la UE-15, y un super?vit en los presupuestos del Estado en los tres a?os que precedieron la crisis. Y, a pesar de ello, Espa?a est? en el centro de los pa?ses que m?s est?n sufriendo la crisis. Y ello no se debe al crecimiento ?desmesurado? del gasto p?blico (como lo presentan los neoliberales), sino al comportamiento especulativo de la banca (creando el boom inmobiliario) y a las pol?ticas regresivas fiscales, que facilitaron el crecimiento del d?ficit cuando disminuy? la actividad econ?mica.

Estos sacrificios son enormemente impopulares. De ah? que en Espa?a las derechas recurran a las banderas para conseguir el apoyo popular que sus pol?ticas econ?micas le niegan. La derecha nacionalista espa?ola es heredera del Estado fascista que domin? Espa?a durante 40 a?os y que justific? el enorme da?o que conllev? (Espa?a ten?a el PIB per c?pita de Italia en 1936; en 1975, el PIB de Espa?a era s?lo un 64% del de Italia), con el argumento de derrotar al comunismo y al separatismo, defendiendo ?la unidad de Espa?a? (el eslogan utilizado por el fascismo y el posfascismo para justificar la imposici?n de una Espa?a radial, uniforme y excluyente). En defensa de unos intereses de clase, impusieron el mayor retraso econ?mico, pol?tico, social y cultural que haya habido en Europa. Los datos hablan por s? mismos (ver mi libro El subdesarrollo social de Espa?a).

Sus herederos ?el Partido Popular? han continuado haciendo un enorme da?o a las clases populares de las distintas naciones y regiones de Espa?a, habiendo sido el Gobierno del PP el que, con sus pol?ticas de desregulaci?n del suelo y pol?ticas fiscales regresivas, originaron la crisis actual. Y ahora, en su intento de capitalizar el anticatalanismo (que sembr? la dictadura en la poblaci?n espa?ola), se ha opuesto al Estatut que fue aprobado por los representantes del pueblo catal?n y del pueblo espa?ol, argumentando que romper?a Espa?a. La sentencia del TC, que ofendi? (en su procedimiento, en su narrativa y en su dictamen) al pueblo catal?n, ha creado tensiones totalmente innecesarias. Si el TC hubiera aprobado sin m?s el Estatut, Espa?a hubiera continuado unida. En realidad, se ha ido implementando durante cuatro a?os sin que apareciera ni siquiera una fisura. El Estatut representaba una redefinici?n de Espa?a. Es la resistencia a esta redefinici?n liderada por la derecha espa?ola la que est? estimulando la rotura de Espa?a, pues el independentismo se est? alimentando de esta insensibilidad hacia aceptar una Espa?a que respete su plurinacionalidad.

Pero Espa?a es plural, y el mejor indicador de ello es la selecci?n espa?ola de f?tbol, en la que precisamente el contingente del Bar?a jug? un papel clave en la victoria. Cuando el Bar?a gan? la Champions y sus jugadores expresaron con orgullo ?Visca Catalunya!? en un Camp Nou lleno de senyeras, varios medios madrile?os presentaron tal movilizaci?n como prueba de un incipiente separatismo. La mejor prueba de tal falsedad es que, el pasado domingo, estos ?supuestos? separatistas jugaron un papel clave en dar la victoria a Espa?a. ?Hasta cu?ndo continuar? la derecha dividiendo a Espa?a?

Vicen? Navarro es catedr?tico de Pol?ticas P?blicas de la Universitat Pompeu Fabra y profesor de Public Policy en la Johns Hopkins University

Fuente: http://blogs.publico.es/dominiopublico/2146/%C2%BFque-pasa-en-espana/



Env?a esta noticia
Compartir esta noticia: delicious?digg?meneametwitter


Tags: Estatut, Públicco, Vicenç Navarro, selección española, neoliberal, países, crisis

Publicado por blasapisguncuevas @ 9:16  | ESPA?A
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada