Lunes, 06 de septiembre de 2010

Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 06-09-2010

?


La isla desconocida


Miami es un espejo. T?quelo, ver? la superficie lisa, y cesar? la ilusi?n de que las cosas all? tienen volumen. Miami es un espejo que refleja el rostro de Cuba. A veces alguien se confunde y dice: ?hay dos Cubas?, la de aqu? y la de all?. Pero los espejos invierten la imagen. Un viajero despistado escuchar? asombrado los anuncios de los astutos vendedores: ?la verdadera cerveza de Cuba?, ?el verdadero caf? de Cuba?. Muchos espacios p?blicos han recibido el nombre de un equivalente en la isla. Las palabras tambi?n se transforman: Fidel es Castro, Playa Gir?n es Bah?a de Cochinos, el bloqueo es embargo y el h?roe de Gir?n es el mercenario de Bah?a de Cochinos, para el que se ha erigido un peque?o monumento. Hay grupos e individuos contrarrevolucionarios que se autodefinen como revolucionarios. Los cinco presos pol?ticos cubanos ?que salvaron vidas de aqu? y de all?-- son llamados esp?as en tono despectivo, y Posada Carriles, autor de atentados a un avi?n civil (que ocasion? la muerte de todos sus pasajeros civiles) y a hoteles y lugares p?blicos en la isla, es tratado como h?roe. El Che Guevara, que renunci? al poder para empezar de cero, para entregar su vida por los dem?s, all? es llamado asesino y Fulgencio Batista es considerado una figura relevante de la historia, v?ctima de la propaganda comunista.

Pero sucede como en todo: una cosa es la realidad y otra su reflejo especular. Cuba es Cuba, y Miami, su reverso. Lo curioso es que las grandes corporaciones de prensa no describen lo que sucede en Cuba; miran al espejo, se comportan como un espejo. Ocultan los hechos y reportan los deseos. Se miamizan. Cumplen una funci?n sagrada: construir (y mantener) de manera veros?mil un estado de opini?n sobre la Revoluci?n cubana que se parezca a Miami. ?Por qu?? Porque Miami es la Disneylandia de la contrarrevoluci?n latinoamericana: hecha para seducir y ocultar, en ella viven los antisandinistas, los antibolivarianos, y todos los capos del Sur que presienten su ca?da (o cayeron) y quieren reciclarse. El s?ndrome de Miami en los medios ?cerrar los ojos ante la realidad y sustituirla por otra m?s conveniente--, es devastador: El Pa?s y algunos otros medios espa?oles se parecen m?s a El Nuevo Herald que a sus similares europeos.

Es natural que si los vencidos hab?an anunciado que la soluci?n final ?la ?nica a la que pod?an aspirar--, era la muerte natural o violenta de Fidel, lo sucedido en estos ?ltimos cuatro a?os los mantenga desconcertados: sobrevino ?el d?a despu?s?, con la enfermedad del l?der revolucionario, y la Revoluci?n, que es de todos, no se desmoron?; ahora Fidel reaparece, tan vital y l?cido como siempre, y el tsunami de su presencia arrasa con la ciudad de atrezzo. Ayer se produjo un hecho que deshizo en horas muchos a?os de paciente construcci?n medi?tica: las trasnacionales de la comunicaci?n insist?an de forma obsesiva en decir que los j?venes cubanos (que se formaron en tiempos dif?ciles, sin algunos beneficios y las certezas de otras d?cadas) no piensan ya en la Revoluci?n y que el v?nculo emocional y racional con la direcci?n hist?rica de ese proceso se hab?a roto. Inventaron todo tipo de figurines ?blogueros, pseudo-rockeros, payasos--, que son exhibidos como ?la nueva juventud? de Cuba. Pero ayer Fidel convoc? a los j?venes universitarios cubanos. Luisa, una amiga que es estudiante de la Universidad y dirigente de la Juventud Comunista, me confes?: ?sentimos que el reto era gigantesco, porque deb?amos convocar en 24 horas a un estudiantado que estaba de vacaciones, y a muchos j?venes que se encontraban en la playa o en otras provincias, pero fue fant?stica la respuesta. Conozco a quienes regresaron de inmediato para no perderse el encuentro?. Acudieron m?s de diez mil j?venes. Mi sobrina, que lleg? a la escalinata a las cuatro de la madrugada, me cont? que cuando Fidel apareci? se hizo un emotivo silencio y hubo quien no pudo evitar las l?grimas de alegr?a.

Un hecho es un hecho, pero un despacho noticioso ?que interpreta el hecho y lo reconduce hacia el objetivo sagrado de reforzar la matriz de pensamiento fabricada--, es un despacho noticioso. Javier Otazu trabaja para EFE. No pod?a permitirse el lujo de contradecir la ?verdad? orientada y cocin? un despacho con todos los ingredientes: alguna pizca de verdad, pasajes del discurso, y sentencias contradictorias o abiertamente falsas. Los diferentes medios espa?oles, al menos RTVE, El Pa?s y El Mundo ?que representan la ?diversidad? de enfoques de una ?democracia? de mercado--, no solo fueron repetitivos en el contenido divulgado, sino que lo hicieron con sus mismas palabras, de forma literal, y aunque no he llevado mi b?squeda m?s all?, estoy seguro de que hallar?a algunos p?rrafos id?nticos en los medios de la derecha latinoamericana, dependientes de Miami y de las grandes trasnacionales de medios hispanos. Los j?venes entrevistados fueron sin embargo categ?ricos en su apoyo a Fidel y a la Revoluci?n: ??Nos erizamos y el coraz?n se nos acelera cuando ves a Fidel cuadrado ante nosotros, y ver c?mo nos pudo hablar y todav?a sigue luchando... Nosotros siempre lo vamos a ver bien?, proclam? Carlos, de 16 a?os, que pese a no haber sido convocado por no ser universitario, no quiso perderse la ocasi?n. ?Est? muy saludable y muy fuerte; creo que hay comandante para rato?, dijo Dunieski, que trabaja en la Universidad de Ciencias Inform?ticas, y su amiga Yenny abund?: ?Es lo que necesitamos en estos momentos, esta conversaci?n nos alerta y anima??.

Pero esas sinceras declaraciones estaban precedidas por el p?rrafo fabricado que m?s circular?a en los medios de prensa que padecen el s?ndrome de Miami: ?Varios estudiantes dormitaban o conversaban alegremente, m?s preocupados por el sol que ya a primera hora del d?a golpeaba sus cabezas, que por la hecatombe nuclear. El tema del discurso no pareci? enardecer los ?nimos del p?blico joven, que aplaudi? discretamente las intervenciones del hombre al que han visto regir sus destinos durante toda su vida, y que les exhort? a ?batallar en la lucha por la paz??. A esos medios parece importales m?s la descalificaci?n del apoyo juvenil a Fidel en Cuba, que el peligro real de una conflagraci?n nuclear. Para que Cuba se autodestruya despu?s de Fidel ?como a?oran, como incentivan--, tiene que existir una ruptura entre la nueva juventud cubana y la direcci?n hist?rica de la Revoluci?n. Este encuentro de ayer disip? algunas dudas: los j?venes cubanos no han perdido la conexi?n, tambi?n sienten a Fidel como su gu?a moral, saben que viven momentos hist?ricos. Aunque EFE, El Pa?s, El Mundo y RTVE, entre otros medios miamizados, sustituyan la realidad por el deseo.

Fuente: http://la-isla-desconocida.blogspot.com/2010/09/jovenes-universitarios-apaticos-segun.html

rJV

?



Env?a esta noticia
Compartir esta noticia: delicious?digg?meneametwitter


Tags: Fidel Castro, síndrome, Miami, Herald, Eñ País, Revolución, Comunista

Publicado por blasapisguncuevas @ 17:55  | CUBA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada