Viernes, 01 de octubre de 2010
Continuaci?n del discurso a los cederistas el 28 de septiembre

El acto ha durado 1:12, no hay mucho sol. ?Ah!, si ustedes desean podemos hablar un rato (Exclamaciones de: ??S?!?) Los estoy viendo de los primeros (Se refiere a un grupo de cederistas que estuvieron en 1960. Le dicen que hay Fidel para rato). Bueno, eso no importa, est?n ustedes, es m?s importante.

En realidad hay muchas cosas, yo promet? que iba escribir en cuanto tuviera alg?n tiempo sobre el discurso de la ONU, fue a ra?z de una situaci?n que hoy es m?s grave que nunca, le dec?a a Rabilero. Cuando escuch?bamos la bella canci?n interpretada por Haila le a?ad?a al Coordinador Nacional: ?Es peor ahora, el mundo est? m?s amenazado.? Han transcurrido 50 a?os de lucha, hemos sido testigos de una larga evoluci?n, y por eso hablaba de la importancia de reconstruir aquel discurso, aunque tenga que dividir el an?lisis en tres o cuatro partes. Tiene 128 p?ginas, y fue como el que pronunci? aqu? el d?a que se fund? la organizaci?n de los CDR, no algo preconcebido, hab?a pensado mucho, hab?a observado los acontecimientos, nos hicieron horrores: nos sacaron del hotel cercano a la ONU, trataron de confiscar nuestro avi?n, inventaron planes de todo tipo; nadie m?s nos hospedaba, entonces me fui para Harlem, all? me recibieron con calor, conoc? y convers? con Malcom X y otros l?deres de la comunidad. Nos alojamos en el hotel ?Theresa?, que era de madera.

All? me fueron a visitar muchos de los l?deres, all? fue Jruschov, fue Nasser, fueron los m?s prestigiosos del Campo Socialista y del Tercer Mundo, en muestra de solidaridad. Del ?Theresa?, ?bamos a la reuni?n de la ONU. Calculen las cosas que uno hab?a acumulado.

Entonces el 26, que era mi turno, comenc? a hablar tranquilamente y tranquilamente estuve m?s de seis horas (Risas y aplausos), es as?. Pero toqu?, fui tocando uno a uno los puntos (Aplausos), y si hoy pudi?ramos hablar de un pensamiento, habr?a que ir a La Historia me Absolver?, cuando el Moncada, despu?s a la reuni?n mencionada de la ONU, y finalmente, la que tuve aqu? con el pueblo el d?a en que se fundaron los Comit?s de Defensa de la Revoluci?n; calculen 50 a?os de lucha. No es que uno tuviera planes de crear una doctrina. C?mo pod?a uno imaginar las atrocidades que era capaz de cometer el imperio, y los planes de atentado que elaborar?an, pero fueron tan autosuficientes y est?pidos que ni siquiera tuvieron ?xito.

Miren, resulta que una vez est?bamos hablando desde esa tribuna (Se?ala el balc?n del antiguo Palacio), creo que fue en una ocasi?n posterior; en uno de esos apartamentos situados a la derecha, miren qu? distancia, menos de 100 metros, hab?a un grupo de hombres con fusiles de mira telesc?pica, calibre 30.06, ametralladoras, bazucas, no se cu?ntas armas, est?bamos en ese balc?n y no se atrevieron a disparar, ?vean!, es as?; ya ellos ven?an preparando los planes desde antes de aquel acto.

Despu?s, para qu? hablar de tantos planes (Le dicen algo), pero el tiro les sali? por la culata (Risas y aplausos). Ah, cada una de esas cosas se convierten en instrumento, en armas, en argumentos, y por eso es muy importante en la batalla de ideas, que el pensamiento contin?e desarroll?ndose, es esencial.

Les dec?a, realmente, y en estos d?as escrib? algo que nos puede ayudar a comprender la cala?a del imperio, y fue con motivo de la visita de los japoneses, un conocido grupo de la paz, japon?s, Peace Boat; as? se llama, un grupo que hace mucho tiempo que viene visitando Cuba. La se?ora que habl? en nombre de los sobrevivientes ten?a s?lo dos a?os cuando el ataque at?mico a Hiroshima; hizo una exposici?n extraordinaria que conmovi?, realmente, a todos. Yo me qued? pensando en aquello, porque cuando se public? la transmisi?n del encuentro en el Palacio de Convenciones por televisi?n, no hab?a traducci?n simult?nea, es decir, cuando hay traducci?n simult?nea, el trabajo se hace desde una cabina, pero all? est?bamos en una mesa, y las voces de las int?rpretes, que estaban muy pr?ximas al micr?fono, se sobrepon?an a mis palabras, las cuales no pod?an escucharse bien. Deseaba que se conociera bien el di?logo, qu? hice: publiqu? tres Reflexiones con el contenido del mismo, que no fueran muy largas. Me asombr? lo que ellas contaron, no es lo mismo leerlo que escuchar a una persona haciendo la historia de lo sufrido por los sobrevivientes.

Leyendo un art?culo sobre Truman, publicado en el Global Research, me qued? asombrado ?qu? hizo Truman? Fue el que sustituy? a Roosevelt. Roosevelt era un hombre de otra ?tica, aunque representaba un sistema econ?mico capitalista, convertido ya en un imperio, que iba desarroll?ndose, no hab?a llegado todav?a a la plenitud, aunque marchaba hacia all? con gran ritmo. Roosevelt muere y queda el Vice al frente del pa?s.

Muchas veces en Estados Unidos los candidatos a la presidencia seleccionan un Vice de otras ideas, en busca de cierta unidad: va uno, que si es de cierta tendencia llamada de izquierda, escoge un candidato m?s de la llamada corriente derechista, m?s a?n en caso de guerra. As? fue como Truman asume la presidencia, y es el que ordena usar las dos armas nucleares cuando ?sta virtualmente hab?a finalizado. Los sovi?ticos ya hab?an concluido su batalla en Berl?n, coraz?n del Tercer Reich, y mediante enormes esfuerzos enviaron sus tropas a Manchuria. Ya antes combatieron all?. Los japoneses hab?an invadido aquella regi?n de China, en v?speras de la Segunda Guerra Mundial. En ese territorio chocaron con las tropas sovi?ticas, bajo el mando, precisamente, de Zhukov, y sufrieron una derrota. Despu?s de la invasi?n nazi a la URSS, cuando Jap?n entr? en guerra con posterioridad al ataque a Pearl Harbor, ocuparon de nuevo el territorio de Manchuria y al final de la contienda, hab?an concentrado el grueso de sus fuerzas en esa regi?n. Cuando las aguerridas tropas sovi?ticas lanzaron el ataque en incontenible ofensiva, el imperio japon?s comenz? a desmoronarse por completo, solo y sin aliados no ten?a la menor posibilidad de resistir. No hab?a necesidad alguna de usar el arma at?mica, era cuesti?n de d?as el fin de la guerra; pero el Gobierno de Estados Unidos quer?a usarlas, ten?an s?lo dos bombas en ese momento: una de uranio y otra de plutonio. Dos nada m?s, pero no las lanzaron sobre una instalaci?n militar, sino sobre una ciudad civil indefensa. Mataron m?s de cien mil personas instant?neamente, y otras fueron gravemente afectadas. Durante 65 a?os han estado sufriendo y muriendo los que no murieron desde el primer instante.

?Qu? hace Truman? ?l escribi? un diario donde hac?a constar su actividad diaria. Pronunci? un discurso p?blico, por radio, para informar el lanzamiento de la bomba, y afirma en el textualmente: ?El mundo sabr? que la primera bomba at?mica se dej? caer sobre una base militar de Hiroshima. Esto fue porque dese?bamos en este primer ataque evitar, en la medida en que fuera posible, el asesinato de civiles?? Leyendo esos papeles, uno se queda fr?o cuando piensa que aquel hombre tuvo el descaro, la desverg?enza, el cinismo de publicar que hab?an utilizado aquella bomba contra una base militar en Hiroshima; pero eso no era todo, eso fue lo que dijo despu?s que lanz? la bomba de uranio; tres d?as despu?s lanz? la de plutonio sobre Nagasaki.

En cada uno de estos materiales -no aspiro a que se comprenda mucho m?s de inmediato-, se habla de la masa cr?tica. La masa cr?tica voy a definirla como la cantidad de material radiactivo que hay que acumular para que se produzca la explosi?n; una tiene tal cantidad, 52 kilogramos de uranio enriquecido. En la naturaleza nunca existen 50 kilogramos, es un material muy escaso y disperso en las minas. En las bombas se colocan dos cantidades de uranio enriquecido, separadas entre s?, que son unidas mediante mecanismos explosivos convencionales para crear la masa cr?tica requerida para una explosi?n at?mica. Si en vez de uranio se utiliza plutonio, bastar?a 10 kilogramos igualmente refinados para crear la masa cr?tica que produce la explosi?n. Eso es as?, y expresa el incre?ble avance de la ciencia en los conocimientos de la naturaleza, del espacio, de la materia.

En lo que declar?, despu?s que lanz? la bomba, pudiera todav?a decirse: ?Bueno, este b?rbaro no sab?a qu? era esa arma?; pero ?l sab?a mejor que nadie lo que era el arma, porque aparece en el diario que escrib?a el tipo lo que est? en el peri?dico de hoy -hoy sali? la tercera parte-, lo que ?l explica: ?Se ha desarrollado el arma m?s terrible que jam?s se concibi?.? Habla de la era en que eso no era imaginable, en aquella ?poca de los tiempos remotos cuando se hablaba de cosas horribles.

?Alguno de ustedes tiene, por casualidad, un ejemplar del peri?dico Granma? Ya que estamos hablando del tema, se puede encontrar; yo tengo mis espejuelos, puedo leer todav?a la letrica del peri?dico.

Ustedes ver?n lo qu? escribi? Truman sobre la bomba el 25 de julio, 12 d?as antes de lanzarla.
?No aparece un peri?dico? ?Pero tiene tan pocos lectores Granma?

(Le entregan el peri?dico). Me han tra?do uno viejo (Risas). (Le explican que hay uno de ayer y otro de hoy). Ah, era el de ayer. Yo era el que estaba equivocado (Risas).

Escuchen lo que dijo el se?or Truman, que debe estar en alg?n lugar del infierno, me imagino (Risas).

?Hemos descubierto la bomba m?s terrible en la historia del mundo. Podr?a ser la destrucci?n de fuego predicha en la era del valle del ?ufrates, despu?s del Arca de No? Esta arma se va a usar contra Jap?n? [Nosotros] la usaremos con el prop?sito de que los objetivos militares y soldados y marineros sean la meta y no las mujeres y ni?os. Incluso si los japoneses son salvajes, despiadados y fan?ticos, nosotros como l?deres del mundo para la asistencia social com?n no podemos dejar caer esa terrible bomba sobre la vieja capital o la nueva? La meta ser? meramente militar? puede ser la cosa m?s terrible alguna vez descubierta, pero puede ser de hecho la m?s ?til.?

Ah? ven el esqueleto del alma de un imperialista. El mundo tiene que saber eso, tiene que conocerlo; porque hoy -y por eso hablaba con Rabilero- si ustedes ven las teor?as que tienen, los planes que tienen y las doctrinas militares que aplican, realmente se quedan fr?os. Por eso es que yo, no es que exagere, no es que magnifique, es que la ?nica posibilidad ser?a denunciar y denunciar. ?nicamente si se logra que haya una opini?n en el mundo suficientemente fuerte, se pod?a impedir realmente el fin de la especie; es algo matem?ticamente exacto.

A m? me parece que ser?a bueno, tal vez, que se conocieran algunas de estas ideas sobre qu? es el arma nuclear. Yo he visto algunas im?genes sobre lo que es la masa cr?tica, lo que significa su empleo como arma: bueno, tomar la energ?a que mueve al universo para la guerra. Uno habla de que a 100 grados hierve el agua, no se puede meter la mano; a 660 se funde el aluminio; a un poco m?s de 1 500, el hierro; y a 3 000, pr?cticamente todos los metales y materiales. ?Qu? ser? a los 10 000? ?Qu? ser? a los 100 000? ?Qu? ser? al 1 000 000 de grados? Pues bien, a trav?s de la explosi?n at?mica producto de la masa cr?tica, se puede alcanzar millones de grados de calor, -veo que algunos de ustedes usan espejuelos oscuros, creo que estos mismos que yo uso se pueden poner oscuros; con estos los veo, hasta puedo leer-, fue sin duda alguna el mayor y m?s c?nico asesinato de la historia .

Me los quito (Se refiere a los espejuelos suyos). Esta es la primera vez que los uso. ?Ustedes se los quitaron? Yo recordaba que, los mismos que realizaron los experimentos iniciales en territorio des?rtico de Estados Unidos, y a bastante distancia, usaban los espejuelos negros para evitar que el rayo de luz les da?ara la vista, porque son fen?menos inimaginables para los conceptos que tenemos de lo que es el calor, de lo que es la luz. Entonces, yo creo que no le har?a da?o a nuestro pa?s, al contrario, le dar?a cultura; le dar?a una cultura que no tienen, desgraciadamente, los pueblos. Debemos hacer que los pueblos conozcan, porque los motivar?a a luchar, qu? es la masa cr?tica, en qu? consiste, cu?nta energ?a es capaz de crear, qu? hace el imperio con ella, cu?l es su doctrina militar.

No quiero extenderme y abordar m?s temas, porque ser?an unos cuantos, a partir de las cosas que uno ve.
?Qu? dijo hace unos d?as el caballerito que est? all? en la presidencia de Estados Unidos? De repente uno se asombra, porque puede pensar que va a haber un poquitico de decencia, pero usted descubre desgraciadamente que esa palabra no existe, casi asusta. Bueno, no queda m?s que la esperanza de que por lo menos sea inteligente.
Se supone que no quieran sacrificar al pueblo de Estados Unidos, porque los ?nicos que lo amenazan son ellos, los ?nicos que pueden desatar una guerra, y todo lo que hacen conduce a la guerra. No es Rusia, aunque se trate actualmente de un pa?s capitalista, no es China, ambos han desarrollado esas armas como un instinto defensivo, pero no para conquistar otros pa?ses. Los yankis las desarrollan para mantener un dominio sobre el planeta. Es imposible que el sistema capitalista pueda perdurar, su etapa ya pas?, no es compatible, con la existencia de miles de millones de seres humanos, sus necesidades vitales, la contaminaci?n del medio ambiente, el agotamiento de los recursos materiales, los avances de la ciencia por un lado y la productividad asombrosa del trabajo por otro, esta puede llegar a ser cien o doscientas veces mayor que hace 200 a?os.

Les puedo citar un ejemplo: cuando la compa?era Haila cantaba, la est?bamos escuchando todos. Si no existieran los altoparlantes, no pod?an o?rla all?. Pero, bueno, antes de la radio, hab?a que ir a un teatro para escuchar a una bella voz, y las expresiones de una persona que acompa?ara su canto, o el espect?culo extraordinario de un ballet como el nuestro, que pronto cumplir? un importante aniversario m?s. Cuando decenios atr?s surgi? la radio, cientos de miles de personas, incluso millones, pod?an escuchar una noticia cientos de miles de veces. En cierta ocasi?n, un programa de radio que transmit?a la narraci?n de un famoso escritor, estuvo a punto de producir una cat?strofe entre personas que creyeron que lo narrado se estaba produciendo.

Ahora con la televisi?n, si ella canta, en una hora pueden verla y escucharla 3 millones de cubanos; o 100 millones pueden ver un partido de f?tbol. De un partido de f?tbol se enteraban unos pocos, a veces cuando llegaba un cable y sal?a un peri?dico y el peri?dico llegaba al lector si sab?a leer. Si tiene hoy un televisor, usted se encuentra con que el esfuerzo de un artista est? siendo disfrutado por millones de personas. No es igual en todas las actividades, pero la multiplicaci?n de la productividad ocurre con muchas.

Antes un hombre con un burrito trasladaba 100 ? 150 kilogramos algunos kil?metros; ahora en un cami?n que lleva entre 20 y 50 toneladas, recorriendo a veces miles de kil?metros, o en un tren. Con la electr?nica se han multiplicado igualmente las posibilidades.

La t?cnica desaloja al hombre del empleo, y el capitalismo no aporta ense?anza moral alguna, no contiene nada ?tico, todo es comercial. As? no se puede educar a un pueblo, muchas veces convierte en ego?sta, ambicioso, hasta en bandido a las personas.

Hemos visto lo que acaba de ocurrir en Venezuela, es horrible. Ayer el presidente Ch?vez explicaba el mar de mentiras del aparato medi?tico, y las iba desenmascarando una a una. Pero all? en Venezuela, el imperio se empe?a en crear un problema, donde la Revoluci?n ha ido creando una conciencia, a partir -como pas? aqu?- de las cosas que la Revoluci?n hizo por el pueblo, aportando derechos que el pueblo nunca tuvo y, principalmente, educaci?n.
F?jense que la Revoluci?n comenz? primero por la educaci?n, y despu?s continu? por la salud y as?, es otro pueblo, es otro ser humano, es otra vida que vale la pena vivirse.

Cu?ntos millones de personas no hay que necesitan una silla de ruedas, o necesitan un equipito para o?r, o una operaci?n de la vista para no quedarse ciegos. Solo en Bolivia nuestros m?dicos han operado de catarata a m?s de medio mill?n de personas (Aplausos). O sea, las posibilidades de hacer bien son extraordinarias si se prepara al pueblo, esas son las ideas, es lo que defendemos. Pero hoy no hacemos nada con plantear ideas, defenderlas y luchar por ellas sin la existencia de la humanidad, en la cual cada ser humano naci?, tuvo el privilegio de poder pensar, de tener inteligencia, de conocer la vida.

Ninguno de los otros seres vivientes conoce cosas como estas de las que estamos hablando. Y ya que el hombre tuvo ese privilegio, lo menos que debiera hacer es tratar de salvar la especie. ?Por qu? van a sacrificar a todos los ni?os y tiene que ocurrir lo que le ocurri? a la se?ora sobreviviente de Hiroshima cuando ten?a dos a?os? Y no lo supo hasta que tuvo alrededor de 38, cuando le habl? el padre, porque despu?s eran discriminados, nadie sab?a lo que era el efecto de las radiaciones, cre?an que se contagiaba con ella a otros.

Ahora imag?nense, con la teor?a que explic? aqu? un cient?fico de los m?s eminentes, sobre el invierno nuclear. Cien bombas de las 25 000 que hoy existen, mucho m?s potentes, crear?an un invierno nuclear: la producci?n de alimentos desaparecer?a en cuesti?n de semanas, encima de lo golpeada que est? por el deterioro del medio ambiente; en la pesca, la sobreexplotaci?n brutal; las aguas, muy contaminadas, la industria ha lanzado sobre el mar y sobre los lagos enormes cantidades de mercurio y otros productos qu?micos. ?Ah!, mientras eran pocos los habitantes del planeta, la naturaleza extensa le permit?a ir resistiendo. El n?mero de habitantes es ya m?s de 6 000 millones. Se calcula que en el 2050 ser?n 9 000 millones. Tienen que alimentarse, es su primera necesidad. ?Se imaginan miles de millones de personas, aunque no los haya matado directamente una de las 100 bombas, que se queden absolutamente desprovistos de alimentos, y a temperaturas por debajo del punto de congelaci?n? No funcionar?a nada. Ser?a una agon?a inconcebible.

Son cosas duras, pero hay que pensarlas, hay que decirlas; que no se pueda pensar que la humanidad fue hacia una hecatombe sin que nadie lo advirtiera. No se trata de m?ritos para nadie; nadie est? luchando por una medalla o algo parecido, es la racionalidad elemental lo que obliga a que cada uno de nosotros tenga que pensar en eso y tenga que advertir. Es su deber hacer un esfuerzo, porque todos tienen padre, madre, hijos, todos tienen personas a las cuales aman. Pero, adem?s, las personas m?s generosas aman al pr?jimo tambi?n, aman a los dem?s, aman a los vecinos, y se preocupan por ellos. El internacionalismo es luchar por aquellos que est?n sometidos al apartheid, a la esclavitud o al hambre.

Cualquiera de nosotros ha vivido las distintas etapas, desde que no sab?a leer ni escribir hasta hoy, y sabe c?mo la conciencia se puede ir desarrollando. Entonces, todos nosotros hemos adquirido un nivel determinado de conocimiento. Hay que luchar por eso, es lo que afirmo. ?Hay que luchar sin buscar nada! Y me parece que, si a veces se esfuerza la gente por cosas intranscendentes, esto es algo por lo cual vale la pena esforzarse (Aplausos).
Perd?nenme que les haya robado unos minutos m?s, pero me alegro mucho de haberles podido a?adir estas cosas (Del p?blico le dicen: ??Usted es nuestro Premio Nobel de la Paz, porque lo lleva en el coraz?n y lo ha demostrado en estos cincuenta a?os!?)(Aplausos.)

?A qu? hora comenzamos nosotros? (Le dicen que a las 9:07; lleva 30 minutos.)

?S?? Pues, miren, no hemos cumplido ni las dos horas (Risas); pero me voy, porque empieza ya a hacer calor.
(Exclamaciones de: ??Viva!? y ??Fidel, Fidel, Fidel!?)

Fuente: http://www.cubadebate.cu/fidel-castro-ruz/2010/09/30/la-masa-critica/

Tags: cederistas, Fidel, discurso, invierno nuclear, Truman, bomba atómica, electrónica

Publicado por blasapisguncuevas @ 18:07  | Fidel y el Che
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada