S?bado, 21 de mayo de 2011

? Por Vicen? Navarro?????????????? Catedr?tico de Pol?ticas P?blicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor

de Public Policy. The Johns Hopkins University

( HYPERLINK "http://www.vnavarro.org" www.vnavarro.org)

En Espa?a hemos estado viendo estos ?ltimos a?os una serie de

pol?ticas p?blicas que han da?ado y contin?an da?ando muy seriamente

el bienestar y la calidad de vida de las clases populares. Entre tales

pol?ticas destacan las que consisten en:

Facilitar que el empresariado pueda despedir al trabajador m?s

f?cilmente y pueda disminuir el salario de sus trabajadores (a fin, se nos

dice, de hacer una Espa?a m?s competitiva), reduciendo adem?s sus

derechos laborales. La ?ltima voz en repetir este argumento ha sido la

Canciller alemana, Angela Merkel, que ha indicado que el problema de

Espa?a (junto con Grecia, Portugal e Irlanda) es que los trabajadores

espa?oles (que supuestamente tienen excesivos derechos sociales y

laborales) no trabajan y no producen suficientemente. Tal dirigente, no

s?lo de Alemania, sino tambi?n de la Uni?n Europea, ha dicho en voz

alta lo que los establishments financiero (la banca), empresarial (la Gran

Patronal), medi?tico (los grandes medios de informaci?n del pa?s) y

pol?tico (los equipos econ?micos de los dos grandes partidos

mayoritarios, as? como de los partidos de la derechas nacionalistas)

espa?oles han estado pensando, diciendo, proponiendo y llevando a

cabo a trav?s de las pol?ticas p?blicas aprobadas en las Cortes o en los

Parlamentos Aut?nomos.

Reducir los salarios de los empleados p?blicos, congelar las pensiones y

disminuir el gasto y empleo p?blicos, bajo el argumento de que el

estado del bienestar es demasiado grande e hipertrofiado, dificultando la

recuperaci?n econ?mica del pa?s.

Reducir los servicios p?blicos, con descenso del gasto p?blico por

habitante en sanidad y educaci?n y en otros servicios, con el

consiguiente impacto negativo sobre la calidad de tales servicios,

utilizados en su mayor?a, por las clases populares.

Privatizar tales servicios p?blicos, con el resultado de que la polarizaci?n

existente (por clase social) de la sanidad y de la educaci?n se est?

acentuando. La distancia del tiempo de visita al m?dico entre la sanidad

privada (que atiende a las rentas superiores) y la p?blica (que atiende a

las clases populares) se est? alargando en perjuicio para las ?ltimas.

Disminuir los derechos laborales y sociales, tales como el retraso de la

edad de jubilaci?n de 65 a 67 a?os, con adem?s una considerable

reducci?n de las ayudas a personas con dependencia, a las familias, a

los j?venes (en ayudas para el alquiler) y a otros grupos vulnerables.

Mantener una legislaci?n y normativa que penaliza a las personas

desahuciadas, por no poder pagar las hipotecas (cuyo n?mero est?

creciendo exponencialmente) a fin de proteger a la banca y otras

instituciones del capital financiero.

Reducir el cr?dito disponible a la ciudadan?a y a los peque?os

empresarios, bajo el argumento de que hay que reducir el

endeudamiento privado, pol?tica apoyada por el Estado, como afirma en

las ?ltimas declaraciones el Secretario de Estado de Econom?a, Jos?

Manuel Campa, en las que subraya la necesidad de reducir el cr?dito.

Promover pol?ticas fiscales regresivas que benefician a las rentas

superiores y a las rentas de capital, incrementando las desigualdades de

renta en Espa?a (una de las m?s altas de la Uni?n Europea de los

quince)

Continuar los recortes tributarios de las rentas superiores y de las rentas

del capital que se han realizado en los ?ltimos quince a?os,

proponi?ndose ahora en algunos gobiernos auton?micos, como el

catal?n, una mayor rebaja de tales tributos.

Tales pol?ticas se han realizado con el supuesto de que eran

necesarias para ayudar a Espa?a a salir de la recesi?n. Lo que mi

amigo Noam Chomsky definir?a como el aparato ideol?gico del

establishment, es decir, los medios radiof?nicos y televisivos de

mayor difusi?n (tanto p?blicos, como privados) que se han

movilizado para promover esta visi?n de que NO HAB?A OTRA

ALTERNATIVA: LA PRESI?N DE LOS MERCADOS FINANCIEROS

EXIG?A TALES SACRIFICIOS. El objetivo de esta campa?a

medi?tica era el externalizar la causa de que tales pol?ticas se

estuvieran imponiendo a la poblaci?n. Era una causa externa al

pa?s. En estas condiciones el debate pol?tico se centr? en como

realizar los recortes de derechos sociales y laborales, sin casi

nunca incluir en el debate alternativas que expandieran en lugar

de reducir tales derechos. Alternativas existentes, para cada una

de estas pol?ticas fueron marginadas o excluidas de los forums,

donde la sabidur?a convencional se genera, reproduce y distribuye.

El porqu? de las movilizaciones populares

Las pol?ticas descritas en los p?rrafos anteriores, sin embargo,

han llevado a grandes sectores de las clases populares a la calle.

Las manifestaciones (ahora casi en bases diarias) que est?n

ocurriendo a lo largo del territorio espa?ol (no siempre reportadas

en los medios) por trabajadores y usuarios de los servicios

p?blicos, as? como de trabajadores de empresas con beneficios

que est?n reduciendo plantilla, son una protesta a aquellas

pol?ticas. Y las manifestaciones del movimiento Democracia Real

YA son tambi?n un movimiento de denuncia por la falta de

presencia de la voluntad popular en las instituciones

representativas de la democracia espa?ola. Ninguna de las

pol?ticas enunciadas anteriormente goza del apoyo popular y sin

embargo est?n siendo impuestas a la ciudadan?a.

Es sorprendente que tales hechos hayan sorprendido al

establishment. Es indicador de la enorme distancia entre ?ste y la

calle y su desconocimiento de lo que ocurre en nuestro pa?s, el

que aparezcan en tales medios art?culos como el de Fernando

Onega que firma ?El espectador? (hay que suponer de la

sociedad), que se muestra sorprendido por la aparici?n de tal

movimiento (?Primer intento de agrupar la indignaci?n?. La

Vanguardia. 19.05.11) o el art?culo en el mismo rotativo de Quim

Monz? ?He aqu? la Spanish Revolution?, 20.05.11, que alcanza un

nivel de ignorancia insultante cuando presenta el surgimiento de

tal movimiento como un acto de inmadurez de la juventud

espa?ola. Otros articulistas han sido m?s favorables, a?n

conservando un tono condescendiente, que es adem?s de

irritante, ofensivo.

Pero lo que es muy importante y no se menciona es que

tales manifestaciones, que son muy populares y gozan de gran

simpat?a entre las clases populares, muestran el fracaso del

mensaje promovido por los medios de que NO HAY OTRA

ALTERNATIVA. Tal mensaje est? colapsando, mostrando su

car?cter meramente ideol?gico al servicio de los intereses del

capital financiero y de la gran patronal (tal como varios de

nosotros hemos estado documentando. Ver las publicaciones de

Attac y las existentes en Ganas de Escribir y en

www.vnavarro.org). Toda la evidencia cient?fica mostraba y

predec?a que tales pol?ticas empeorar?an la situaci?n econ?mica y

social del pa?s dificultando su recuperaci?n. Los datos est?n ah?

para verlos. Basta mirar la situaci?n de los pa?ses que han

requerido tales pol?ticas, como Grecia, Portugal, Irlanda y Espa?a

y ver que ninguno de ellos est? saliendo de la crisis. Las pol?ticas

de austeridad que se han seguido han sido un fracaso rotundo. La

evidencia es clara, que cada una de las medidas citadas al

principio del art?culo, estaban basadas en supuestos err?neos. Y

as? lo documentamos, siendo ignorados o marginados en los

mayores medios del establishment. (Era un signo m?s de

incoherencia o hipocres?a que muchas tertulias de ayer y hoy en

los mayores medios radiof?nicos y televisivos se expresara gran

simpat?a por la movilizaci?n Democracia Real Ya (como El Mat? de

Catalunya Radio o Els matins de TV3), cuando tales forums han

marginado completamente en sus tertulias a las voces que

criticaban las pol?ticas que han conducido a la situaci?n actual).

Era pues predecible y aconsejable que la poblaci?n se

movilizara (ver ?Reb?late?. P?blico, 14.05.11, en HYPERLINK

"http://www.vnavarro.org" www.vnavarro.org,) para protestar por

la situaci?n actual, exigiendo alternativas factibles y reales que

afectar?an negativamente a los intereses del capital financiero y de

la gran patronal (cuyos beneficios han continuado creciendo

durante la crisis) y positivamente a los de las clases populares,

medidas que ser?an altamente populares, como la nacionalizaci?n

del cr?dito (con establecimiento de bancas p?blicas), la expansi?n

del gasto y empleo p?blico, as? como el crecimiento de los salarios

como medida de est?mulo de la econom?a. (Ver el art?culo de Juan

Torres y Carlos Mart?nez, ?15-M: Hartos de estafas y de

impunidad?).

Tales protestas democr?ticas son tambi?n una denuncia no

s?lo de las instituciones pol?ticas, sino medi?ticas, hecho

completamente ignorado y desconocido por muchos editoriales

(editorial de La Vanguardia (19.05.11) firmado por Jos? Antich)

que no comprenden tales manifestaciones, interesados s?lo en su

impacto, queriendo mostrar comprensi?n sin entender ni el

mensaje ni lo que motiva a tales movimientos. Por lo dem?s hay

que ver el movimiento espa?ol pro-democracia no s?lo como

parte del movimiento internacional de exigencia democr?tica, sino

tambi?n como la exigencia de que se inicie una segunda transici?n

en Espa?a que rompa con los enormes obst?culos institucionales

que ahogan, frenan e imposibilitan el pleno desarrollo de la

democracia espa?ola en la que sea la ciudadan?a y no los poderes

f?cticos los que gobiernan el pa?s.


Tags: democracia real, Noam Chomsky, capital financiero, transición, La Vanguardia

Publicado por blasapisguncuevas @ 17:28  | ESPA?A
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada