Domingo, 22 de mayo de 2011


Artus Mas (CIU) anunci? que pospon?a la aplicaci?n del tijeretazo a la educaci?n p?blica y la sanidad p?blica en Catalu?a hasta despu?s del 22 de mayo. Adem?s, la patronal de hospitales catalana anunci? que habr? unos 2.300 despidos. En Madrid se reducir?n 10.000 personas de las 63.000 que trabajan en la sanidad p?blica. En Murcia (PP) anuncian despidos o aumentos de jornada en la administraci?n p?blica. Tras el 22-M se avecina la tormenta perfecta del desmantelamiento de lo poco que queda de Estado de Bienestar y ya el gobierno (PSOE) plantea realizar en los pr?ximos seis meses una bater?a de leyes que pasan por la trituradora los servicios p?blicos y las prestaciones sociales para ?calmar a los mercados?, estos dioses del nuevo fanatismo religioso neoliberal que gobiernan con mano de hierro nuestras cautivas democracias.

Porque vivimos en una democracia secuestrada por los mercados. En la que los pol?ticos utilizan el mantra de ?calmar a los mercados? como excusa para hacer que la crisis la paguemos quienes no la hemos provocado. Mientras salvan con nuestros impuestos a los culpables de la misma. Por eso ha surgido un movimiento ciudadano que grita: no somos mercanc?a en manos de pol?ticos y banqueros, democracia real ya.

En las acampadas que inundan las ciudades de media Espa?a lo que se pide y exige es un poco de sentido com?n. Desde que en los a?os ochenta comenz? la revoluci?n de los ricos contra los pobres, este capitalismo del desastre, esta ?democracia? gobernada por la plutocracia financiera, parece haberse impuesto como un destino inevitable ante el cual no es posible la rebeli?n.

Pero en esta rebeli?n ciudadana, las propuestas son de tan radical sentido com?n que por eso atraen cada vez a m?s gente que empieza a tomar la calle y exigir que la pol?tica est? al servicio de las personas y no del mercado: modificar la ley electoral para garantizar un sistema aut?nticamente representativo y proporcional en el que cualquier voto de cualquier ciudadano o ciudadana valga igual, establecer mecanismos efectivos que garanticen la democracia interna en los partidos pol?ticos, refer?ndums obligatorios y vinculantes para las cuestiones de gran calado que modifican las condiciones de vida de la ciudadan?a, especialmente todas las medidas dictadas desde la Uni?n Europea. Son propuestas que exigen m?s democracia, una democracia real ya, es decir, que se haga real ya lo que se proclama como democracia sin m?s: que la soberan?a resida en el pueblo, no en los mercados ni en los banqueros.

Son cosas sensatas y mucho m?s concretas que buena parte de los programas electorales: que se reparta el trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliaci?n laboral hasta acabar con el desempleo estructural; que nadie pueda jubilarse m?s all? de los 65 mientras siga habiendo desempleo juvenil; que se bonifique a las empresas con menos de un 10% de contrataci?n temporal; imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas mientras haya beneficios, fiscalizaci?n a las grandes empresas para asegurar que no cubren con trabajadores temporales empleos que podr?an ser fijos; que el Estado expropie el stock de viviendas construidas y las coloque en alquiler protegido; que se permita entregar la vivienda en pago de la hipoteca, es decir, que en pago de una hipoteca la entidad financiera s?lo pueda quedarse con la casa, no con la vida del afectado, de su familia y de sus descendientes; o que se restablezca el subsidio de 426 euros a todos los parados de larga duraci?n y se aplique realmente la ley de Dependencia.

Pero son propuestas no al servicio de los mercados, pues con ellas los perjudicados ser?an bancos, millonarios y esas grandes empresas que protagonizan despidos en masa mientras presumen de beneficios. Que se aumente los impuestos de las grandes fortunas y entidades bancarias, que se eliminen las SICAV (esa forma de evasi?n fiscal legal de esas grandes fortunas), que se recupere el impuesto al patrimonio, que se combata la fuga de capitales a para?sos fiscales, que se proh?ban los rescates de bancos, se les deje quebrar o se les nacionalice para constituir una banca p?blica, y que se regule y sancione sus movimientos especulativos (a trav?s de la tasa Tobin).

No se est? en contra de todos los pol?ticos. Lo que se piden son pol?ticos responsables que no est?n en contra de la sociedad y que no utilicen las instituciones de todos para su inter?s personal. Por eso se exige la eliminaci?n de los privilegios de la ?casta? pol?tica estableciendo un estricto control del absentismo de los cargos electos en sus respectivos puestos; sanciones espec?ficas por dejaci?n de funciones; supresi?n de los privilegios en el pago de impuestos, los a?os de cotizaci?n y el monto de las pensiones; equiparaci?n del salario de los representantes electos al salario medio espa?ol; eliminaci?n de la inmunidad asociada al cargo; imprescriptibilidad de los delitos de corrupci?n; publicaci?n obligatoria del patrimonio de todos los cargos p?blicos y reducci?n de los cargos de libre designaci?n.

Es todo un programa pol?tico, no partidista, en el que se exige incluso, algo de tan claro sentido com?n, como son unos servicios p?blicos de calidad, en el que se propone contratar m?dicos y m?dicas para acabar con las listas de espera y profesorado para garantizar una educaci?n de calidad; en el que se quiere reducir el coste de matr?cula en toda la educaci?n universitaria, equiparando el precio de los posgrados al de los grados y se plantea que haya una financiaci?n p?blica suficiente de la investigaci?n para garantizar su independencia; en el que se propone un transporte p?blico barato, de calidad y ecol?gicamente sostenible, restableciendo los trenes que se est?n sustituyendo por el AVE con los precios originarios, el abaratamiento de los abonos de transporte, la restricci?n del tr?fico rodado privado en el centro de las ciudades y la construcci?n de carriles bici; en el que se exige la reducci?n del gasto militar.

Los ciudadanos y ciudadanas que hemos tomado las plazas estos d?as no somos antisistema. Antisistema es la corrupci?n, la injusticia o la impunidad. Todo lo que se pide tiene que ver con la justicia, con la honradez, con la democracia y la solidaridad. Y en esta lucha no s?lo est?n los j?venes, estamos ciudadanos y ciudadanas de todas las edades, indignados, que queremos ir m?s all? del 22-M y seguiremos luchando el 23-M, el 24-M y todos los d?as despu?s, para conseguir que la democracia real sea posible ya. Porque el lunes, cuando estas elecciones hayan acabado, el Mayo del 11 continuar?.

Enrique Javier D?ez Guti?rrez. Profesor de la Universidad de Le?n

Rebeli?n ha publicado este art?culo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Tags: educación, sanidad, democracia real ya, mercados, CIU, plutocracia, alquiler

Publicado por blasapisguncuevas @ 2:56  | ESPA?A
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada