Viernes, 25 de noviembre de 2011


Por: Américo Hernández
Fecha de publicación: 25/11/11  
 
   imprímelo  

  
Por razones de trabajo tuve que trasladarme este martes a Caracas y regresarme el mismo día. Lo que vi en La Capi fue normalidad absoluta. Todo el mundo en lo suyo: el aeropuerto de Maiquetía, como siempre, full de pasajeros, los trabajadores en sus puestos de trabajo, el Metro funcionando bien, los restaurantes full, los autobuses cargando y bajando pasajeros, los vigilantes de tránsito, controlando el tráfico, los policías motorizados patrullando, las caraqueñas luciendo su belleza, el Metrocable funcionando, los cafetines a cielo abierto llenos de contertulios, las librerías llenas de gente, lo mismo las panaderías, las tiendas de ropas para niños, damas y caballeros y los viveros. Las calles full de gente y las avenidas, y la Autopista del Este hasta los tequeteque de autos. En fin. Cero peo. Cero alboroto. Cero anarquía.

Ahora ¿a quién favorece que Caracas y todo el país esté tranquilo? A todos. Al pueblo. Al Gobierno. A Chávez. Y ¿a quién desfavorece? A los que quieren incendiar el país, a los que quieren alborotar a la gente que está tranquila para intentar convertirlo en un avispero. Venezuela en calma no le interesa a la oposición golpista por eso tratan de subvertir esa calma creando angustia, carestía, desabastecimiento, especulando, regando falsos rumores, con Lalo denunciando al Presidente Chávez en la Haya.

A los contrarrevolucionarios no les interesa que el pueblo venezolano está organizando sus navidades en forma alegre, tranquila y esperanzadora. Esa vaina para ellos es caca. Ellos lo que quieren es echarle a perder de nuevo las navidades al pueblo. Por eso inventan cualquier cosa, como por ejemplo inducir a la compra nerviosa de productos de higiene personal y de aseo ante un supuesto desabastecimiento generado por las medidas de control dispuestas en la nueva Ley de Control y Precios Justos. Mientras tanto Venezuela en calma y Chávez muerto e risa y merendando.

Los cráneos de la guerra sucia de La Canalla están convencidos que alborotando al pueblo de Caracas tumban a Chávez. Para ellos Caracas es Venezuela y lo demás en rancho y culebra. Por eso siempre descargan la mayor fuerza de recursos para alborotar a los caraqueños desconociendo que eso no priva en el resto del país; porque cuando lo han logrado las cosas han seguido su curso norman el todo el resto del territorio nacional.

El pueblo venezolano está tranquilo. Listo para celebrar sus navidades. Sólo piensa en las hallacas, en pintar la casa, comprar un equipo de sonido nuevo, organizar bodas y bautizos. En los negocios de atención al público los “Cochinitos” se adueñaron de los mostradores, sobre de todo del área cercana a las cajas registradoras. La reserva de vuelos para las distintas regiones del país está copada. Conseguir un cupo se hace bien difícil. Y no sólo para cualquier destino nacional sino también para los vuelos internacionales. Y entonces uno se pregunta ¿en donde está ese comunismo que nos está matando? Si la gente está comprando sus vainas y está viajando. Cómo será de arrecha y de buena la situación económica en estos días prenavideños que los dueños de los restaurantes no quieren contratar con antelación fiestas navideñas con las empresas porque la demanda es tan alta que en fracciones de horas una servicio nuevo supera el ya contratado.

TINTERO

Fui a una tienda a mejorar la percha y luego de medirme dos pantalones y una camisa, que me quedaron al pelo, me dijo el vendedor que la mercancía era hecha en Venezuela y eso me satisfizo, y me satisfizo sobremanera por la calidad de confección, la calidad de la tela y los precios. Nada que envidiarle a la ropa de marca. Así que poco a poco vamos mejorando los productos de la textilería nacional y dejando atrás esa manía de los textileros venezolanos de hacer trapos para los pendejos, trapos que con la primera lavada perdían el color y se le iban los botones, los cierres, las costuras. La ropa venezolana que compré está lista para competir con las mejores marcas del mundo. ¡Qué bueno!
[email protected]
 
 


Tags: Chávez, risa, Venezuela, muerto, calma, Caracas, oposición

Publicado por blasapisguncuevas @ 23:38  | VENEZUELA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada