Viernes, 16 de marzo de 2012

Autor: Eduardo Mármol
Fecha de publicación: 15/03/12
  Imprimir  
¿Quién puede creer en la palabra de las fuerzas imperialistas que no tienen el mínimo respeto por la autodeterminación de los pueblos, contra los cuales cometen genocidios en cualquier parte de la tierra, y se autoproclaman como los dueños del planeta? Nadie en su sano juicio.


Son conocidos los propósitos del imperialismo de apoderarse del Oriente Medio, construyendo grandes mentiras como libretos para justificar una invasión. Para sólo citar dos ejemplos, que todavía están frescos en el dolor que producen en toda la humanidad, señalamos el caso de Irak, dónde se ha comprobado fehacientemente que nunca existieron las armas de destrucción masiva que les sirvió de excusa para arrasar al pueblo y al suelo iraquí, que aun sigue resistiendo a los invasores. Y el más reciente, Libia, donde construyeron la mentira de que Gadafi estaba atacando a la población civil y que por lo tanto había que desatar sobre la nación una “guerra humanitaria” que cometió un genocidio para salvar a unas supuestas víctimas de lo que ellos llaman estridentemente, el régimen. Sin comprobación alguna. Como en Irak, desataron sobre el espacio libio un intenso bombardeo con todo el arsenal de la OTAN, masacrando al Pueblo y asesinando al líder de la revolución del libro verde Muammar Gadafi, al igual que ametrallaron a los iraquíes y ahorcaron a Saddam Husein.

Estos antecedentes inmediatos de la actuación de los cínicos y repugnantes agresores, y genocidas de los Pueblos en el Oriente Medio, descalifica cualquier señalamiento de sus voceros en contra de Siria. Desde hace algún tiempo el territorio sirio ha sido penetrado por bandas de mercenarios, dirigidos por el terrorismo corporativo del imperialismo, causando matanzas a la población para acusar al gobierno que dirige el presidente Bashar al Asad.

Los terribles sucesos acaecidos en Homs donde se dice que han sido apuñalados y degollados 50 mujeres y niños provoca la desmovilización de los moradores que temen nuevas masacres, que inmediatamente sirven como excusa para que la oposición siria le pida a sus amos del terrorismo imperialista que intervenga con sus bombardeos sobre la integridad del todo el Pueblo.

Inmediatamente los voceros del terrorismo corporativo imperialista acusan al gobierno de Bashar al Asad de las masacres que sus propias bandas de mercenarios están cometiendo en contra de mujeres y niños en el centro de Siria. Con estos viles asesinatos selectivos, el terrorismo corporativo imperialista pretende convencer también a Rusia y a China para que convaliden su invasión a Siria, al igual que toleraron y aprobaron el ataque en contra de Libia.

Ahora parece que Rusia y China no podrían aceptar estas maniobras en contra de Libia sin sufrir una cuantiosa pérdida de sus intereses, como antes le sucedió en Libia.

Putin acaba de ganar ampliamente las elecciones en Rusia, precisamente por enarbolar la bandera del antiimperialismo que dirige el sionismo en todo el mundo, y que desata sus mentiras en contra de los gobierno que se dispone a derrocar, mediante las masacres que comenten sus propios mercenarios en lo que constituye la forma más abyecta y bestial de todos los terrorismos que hasta ahora se han cometido en contra de la humanidad: EL TERRORISMO CORPORATIVO IMPERIALISTA, que ahora está bañando de sangre a esa Siria con la cual nos solidarizamos.

¿Nos preguntamos ¿hasta cuándo el mundo podrá soportar a estos genocidas imperialistas, masacrando a las víctimas que después quieren responsabilizar de los actos vandálicos de su terrorismo corporativo?

El inminente ataque sobre Siria, marcaría el inicio de una tercera guerra mundial, donde el arsenal nuclear cuyo poder destructivo que conocimos apenas mínimamente e Hiroshima y Nagasaki, borraría del mapa del Oriente medio, la vida y sus vestigios.

Obama esta dispuesto a lanzarse a esta nueva aventura con todo el poderío del terrorismo corporativo imperialista utilizando sus enclaves en gran parte del mundo, bajo la encubierta dirección del sionismo, sin pararle a la aprobación requisitoria del congreso. De manera similar actuó Bush en los días previos al artero ataque en contra de Irak, donde sus principales asesores decían: “Hay personas que aún piensan que seguimos en el siglo XX”, indicó Fleischer. “Esta nación no vivirá a merced de terroristas o regímenes que emplean el terror”, enfatizó el vicepresidente Cheney.

Los Pueblos del mundo que luchan por su liberación esta obligados a alinearse al lado de Siria en esta hora en que el terrorismo corporativo imperialista se cierne sobre el futuro de la vida en el planeta.

[email protected]


 
 


Tags: imperialistas, Siria, Homs, Mujeres, víctimas, terrorismo, planeta

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada