Lunes, 09 de abril de 2012

Autor: Javier Del Valle Monagas (*) 
   
 La guerra que derrotó a la URSS (entre otras razones), y puso contra la pared al bravo y querido pueblo cubano, fue la guerra mediática. Si a ver vamos, la fortaleza militar y tecnológica de la URSS, estaba a la par de la yanqui, y sirvió de disuasivo para que estas diabólicas élites, no cometieran los desmanes que hoy hacen por el mundo. Es decir el poderío de des - comunicación que poseía y posee el imperio, que si era de difusión en relación a publicar sus mentiras y propagandas, pero de bloqueo en sentido contrario. Militarmente Cuba y Vietnam, lograron derrotar a las huestes asesinas del imperio. Pero eran débiles respecto a los mecanismos de difusión de sus ideas, logros y triunfos. Aunque debe resaltarse el papel importantísimo que jugó la opinión joven en USA, respecto a la masacre que se cometía en Vietnam, para lograr la victoria decisiva del heroico pueblo Vietnamita.
 
  El clan guerrerista que gobierna A USA e Israel, ha demostrado que aprende de las derrotas y los fracasos. De allí, que después de Vietnam impuso un control férreo de los medios masivos de comunicación, para ejercer una dictadura, que se complementaria con el terrorismo, el paramilitarismo y el narco terror. Era de esa manera, que quien tan solo pronunciara la palabra comunismo o socialismo, era demonizado, aislado y eliminado físicamente. Incluso, cuando un gobernante era inconveniente para los intereses imperialistas, era acusado de comunista y después agredido. Así pasó con Jacobo Arbens,  con Maurice Bishop, etc, etc. en nuestros barrios, se podía pronunciar la palabra comunismo, solo de manera clandestina. Cuba aun hoy es demonizada, como consecuencia de la arremetida mediática imperialista, que la llegó a posesionar al lado del infierno, pese a que en cuba no existía hambre, desnutrición, el pueblo tiene derecho a la salud, educación y otros servicios que el capitalismo le veda a los pueblos que empobrece intencionalmente.
 


 La propaganda yanqui, presentó a Fidel como el propio diablo, y al sistema político cubano, como un sistema devorador de niños y esclavista, cuando la realidad era todo lo contrario. El arma de desinformación hizo mas daño que las balas, los fisiles, las bombas terroristas de Posada Carriles y sus lacayos. Cuando Fidel empezó a romper el cerco diplomático y mediático, era visto en el seno de las masas inconscientes, como una rareza, algo propio de un circo. 
 
 Hoy podemos decir, que pese a la supremacía mediática del enemigo, los pueblos hemos conquistado espacios de opinión y de difusión de las ideas, que son utilizados para tumbar las mentiras y las mascaras de dominación que nos separaban y nos aislaban como pueblos. Que incluso nos convirtió en instrumentos contra nosotros mismos y contra los hermanos de clase. Aun falta por hacer. Pero estamos en la ruta.
 


 La liberación mediática, nos permite poner al imperio en el banquillo de los acusados. Antes era imposible derrotar cualquier iniciativa yanqui en nuestra región sur Abyayala, pero ahora hemos convertido al ALCA, en una derrota monumental. La cuba de hoy, está mas integrada a nuestros pueblos, mas que el imperio. Son mas los aprecios y valoraciones a los avances Cubanos, que las siembras de odio, guerra y muerte del imperio. Una relación muy inversa a la de apenas 20 años ha.
 


 Por esas y otras razones más, es que el imperio se empeña en controlar internet. Por esas y otras razones más, es que nuestros gobiernos deben acometer una urgente tarea de crear un internet alterno, que fortalezca nuestros lazos de comunicación, de hermanada y de soberanía.
 


 Propongo (urgentemente) que junto con UNASUR, se cree un estado supranacional comunicacional con sede en el territorio ciber internet, que sea total y absolutamente independiente de las técnicas, tecnologías y herramientas del imperio Sionista yanqui, como forma de expresión de soberanía. Esta debe estar al servicio de la educación del pueblo, y como estado al fin, ha de estar conformada por la capacidad intelectual de todos los que formamos esa masa infinita llamada pueblo (disculpen la redundancia) sin ningún tipo de exclusión o discriminación. Con el socialismo como paso previo al comunismo como meta final.
 
Una potencialidad mediática, capaz de competir contra la del imperio, fue lo que le faltó a la URSS Y A CUBA en su momento. Hoy se construye y ya somos parte de su ejército mundial. Igualmente quiero dar mi palabra de aliento, al pueblo de PUERTO RICO por su independencia y al de USA por su libertad
 


  No debemos olvidar que el golpe de estado de abril del 2002 en Venezuela, lo dieron los medios de comunicación al servicio del sionismo yanqui
 Nota: sirvan estas notas para dedicárselas a todos y cada uno de los medios de comunicación del mundo, y a quienes con sus notas diariamente aportan su grano de arena en la lucha por la libertad, contra el imperio, contra el esclavismo, contra la segregación, contra el capitalismo asesino y expoliador. Aprovechando para felicitar a APORREA.ORG, que con sus aciertos y fallas, es baluarte de la lucha en Venezuela, en su decimo año de batalla. Adelante. Soy su crítico, pero no su enemigo
 


(*) Abogado Bolivariano


 
[email protected]


  www.planetaenpeligro.blogspot.com / lo que será


Facebook: Javier Del Valle Monagas
 
 


Tags: militar, guerra mediática, URSS, Cuba, coomunismo, socialismo, imperialista

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada