Mi?rcoles, 20 de junio de 2012


Autor: Oscar Heck
Fecha de publicación: 19/06/12
  Imprimir  
De acuerdo con las encuestas en las ultimas semanas, parece que todavía hay bastante gente que le tiene miedo al “socialismo” - mas o menos una de cada dos personas. Como lo es en todo, muchas veces el miedo es generado por la falta de entendimiento. Por ejemplo, mucha gente le tiene miedo a la matemática, y la razón es porque el sistema educativo tradicional no tiene la capacidad ni la intención de enseñar lo que es la matemática. Se concentra solamente en hacer memorizar formulas, sin que el alumno entienda la esencia de la matemática, y esto resulta en el hecho de que para el alumno, la matemática siga siendo “un misterio.”

Al igual, el “socialismo” es un gran misterio para mucha gente, y por eso lo temen.

Creo que el problema en entender lo que es el “socialismo” tiene que ver con el hecho de que en general, el socialismo siempre fue presentado dentro de un contexto político, es decir en un contexto que no permite al “alumno” (nosotros) entender la esencia del socialismo. Se nos enseña como “memorizar” lo que es el socialismo, se nos enseña como repetir, “socialismo y patria,” o “socialismo y vida,” o “viva Venezuela socialista,” o “abajo el capitalismo,” sin que de verdad entendamos su esencia.

¿Qué es la esencia del socialismo?

¿Como se entiende el socialismo fuera del contexto político?

Creo que para entender lo que es el socialismo, hay que primero entender y aceptar como una verdad, que hemos estado condicionados desde pequeños - de que el socialismo es algo malo. El socialismo (o el comunismo) ha sido demonizado desde siempre por la élite global. Se ha hecho del socialismo un misterio peligroso. Jesucristo predicaba el socialismo, y lo torturaron, y lo asesinaron. Mahatma Ghandi predicaba el socialismo, y lo asesinaron. Durante todo el tiempo que existió la Unión Soviética, se nos enseñaba que el comunismo era algo del diablo. Gadafi predicaba el socialismo, y le hicieron lo mismo que a Jesucristo, y a Fidel Castro y al Pueblo cubano, trataron todo lo posible para destruirlos. A los Pueblos de Korea y Vietnam del norte, los describen como peligrosos comunistas. A Chavez lo describen como un dictador y un peligro para la region.

Nuestros cerebros han sido lavados por las mentiras del imperio mundial capitalista. Nos han inculcado el miedo, y eso hay que superarlo.

Entonces, ¿como entender el socialismo para poder no tenerle miedo?

Es bastante sencillo.

La gran mayoría de las personas vivimos en familia, sea con su pareja, sus hijos, sobrinos, sobrinas, abuelos y abuelas. Cuando cenamos, cenamos casi siempre juntos, como lo hacia Jesucristo con sus discípulos. Compartimos la comida, las bebidas, y nuestras palabras e ideas. Compartimos el espacio, los muebles, y aun la ropa. Cuando un familiar se encuentra en algún problema grave, todos juntos lo apoyamos, y encontramos la manera de contribuir para ayudarlo. No dejamos que nadie en la familia muera de hambre, o que se encuentre solo, sin medicina, o en la calle. No le cerraos la nevera con candado a ningún familiar, y no los dejamos morir de frió en la noche porque ese familiar no tiene su propia cobija. Esto es el socialismo, y la gran mayoría de nosotros lo practicamos todos los días dentro de nuestra familia y entre buenos amigos. La idea del socialismo es de extender la vida familiar hacia el resto del mundo, hacia nuestro alrededor, y eso es el socialismo.

Si entendemos el socialismo de esta manera, no hay nada que temerle al socialismo.

El socialismo es familia.

[email protected]
 
 


Tags: socialismo, miedo, familia, encuestas, contexto, Oscar

Publicado por blasapisguncuevas @ 2:40  | Socialismos
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 21 de junio de 2012 | 8:35

brillante articulo!!!,

http://generaciondefidel.blogspot.com/

me lo llevo a mi blog <a href="http://generaciondefidel.blogspot.com">Generacion de Fidel</a>

Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada