Mi?rcoles, 13 de marzo de 2013

De lo Real Maravilloso
Chávez el Mito y la Europa incrédula



La leyenda venezolana de la Llorona cuenta como una joven enamorada es abandonada por su amante y en su locura asesina a su propia hija, es maldecida por el pueblo, huye a los llanos venezolanos donde se convierte en un espanto. Desde entonces, en el silencio de algunas noches oscuras, se escucha como llama a su hija en forma de lamento aterrador. Esta historia me la contó por primera vez un buen amigo venezolano al que estimo por su inteligencia clara y pragmática, fundamental para entender el proceso venezolano. Le pregunté, en tono de broma, si había escuchado alguna vez a la Llorona, y me contestó que “por supuesto que sí, todo el mundo la ha oído”. Le miré escandalizado y me sonrió. Pensé que su sonrisa era de complicidad pero con el tiempo me di cuenta que en realidad se estaba riendo de la incredulidad y el escepticismo europeo.

Alejo Carpentier, en su maravillosa novela “El Reino de este Mundo”, cuenta la historia del esclavo François Mackandal al que atribuían propiedades mágicas en su lucha contra la dominación blanca en Haití. Mackandal fue capturado por las autoridades de la colonia, tras reunir a todos los esclavos negros para que presenciaran su ejecución, cuentan cómo se convirtió en mariposa para ser eternamente libre. El mito de Mackandal desencadenó una rebelión popular. La cuestión no está en si Mackandal tenía cualidades mágicas porque fue absolutamente real la rebelión de los esclavos. Una mística que tuvo consecuencias políticas. Alejo Carpentier le llamaba a estas historias mágicas y reales de lo real maravilloso.

Recordemos también el Realismo Mágico de Gabriel García Márquez. Un buen amigo europeo, ante la ola de insólitos rumores que habitualmente sacuden las calles caraqueñas, rendido ante lo incomprensible del fenómeno, llegó a la conclusión que “en Venezuela la realidad es irreal”. Sin embargo, esta interpretación de la existencia permite que en América Latina todo sea posible. Los pueblos latinomericanos creen en sus leyendas, en sus mitos y en sus revoluciones porque creen en una realidad mágica, acuosa y voluble que pueden transformar.

Chávez ha muerto, ahora es una leyenda y un mito. El debate en Europa es si el Chavismo se mantendrá unido, mientras se escandalizan por las manifestaciones místicas del dolor de un pueblo. No consiguen relacionar cómo van de la mano la mística y la unidad de los movimientos populares en los procesos de liberación de América Latina. El Chávez Mito es un cemento, un hormigón armado que actúa en la unidad de las facciones del Chavismo y que actuará por mucho tiempo. Quien pisotee la memoria de Chávez saldrá del Chavismo.

De cara a las elecciones del 14 de abril, el Chavismo tiene garantizada la unidad mientras que la oposición, que se mantenía unida por un conjunto de intereses en contra de Chávez, tiene graves problemas de cohesión que pueden influir negativamente en la movilización de su electorado. Chávez en vida mantenía unido al Chavismo pero, aún más, mantenía unida a la oposición.

Aunque La Mesa de la Unidad Democrática, MUD, finalmente, haya conseguido la candidatura única con Capriles, el electorado opositor percibe estas divisiones internas y una falta de dirección política por la heterogeneidad de las corrientes políticas que la conforman. Es cierto que la oposición se ha acercado bastante en las últimas presidenciales pero, electoralmente, el Chavismo no se tendría que preocupar por la oposición: si el Chavismo moviliza a todo su electorado, ganaría con facilidad. Paradójicamente, la oposición, para tratar de arañar votos Chavistas, también se vea obligada a utilizar a Chávez el Mito con el argumento: "Chávez sí era un verdadero líder y ustedes no son Chávez".

En cualquier caso, la Revolución Bolivariana ya tiene su leyenda que le dará cuerpo y consistencia durante un largo tiempo y la América Latina continuará por la senda de cambios con sus leyendas, sus mitos y sus revoluciones. Europa, sin embargo, no cree ni en sí misma. En la Europa de la crisis, creen en una realidad inerte, inmóvil y acartonada. Quizás Europa haga su revolución la noche que recupere su mística, crea en sus leyendas y escuche el terrorífico lamento de su Llorona cuando mate por hambre.

@rafaelricorios

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Tags: realidad, Chávez, mito, leyenda, La Llorona, Mesa de la Unidad, Revlución

Publicado por blasapisguncuevas @ 5:52  | VENEZUELA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada