S?bado, 30 de marzo de 2013

El periódico de Tucumán

Un adolescente de 17 años se desvaneció tras jugar al fútbol. Ahora está en terapia intensiva y responde con la cabeza a las canciones de Boca. El hecho tuvo lugar en Pilar, señala el Diario Crónica.
Aquella tarde, Alan había ido a jugar al fútbol con sus amigos al campito. De pronto se cayó y comenzó a con­ vulsionar. Intentaron reani­marlo, pero todo parecía en vano.

El chico de sólo 17 años llegó al hospital Juan Sanguinetti, de Pilar, sin sig­ nos vitales. Permaneció téc­nicamente muerto durante 40 minutos hasta que, de pronto, y gracias al esfuerzo de los médicos, Alan volvió a respirar.

“Agradezco a Dios porque fue un milagro”, ase­gura en diálogo con “Cróni­ca” la madre del adolescen­ te, Soledad Muñoz.

Después de la angustia vivida, y aún con pocas certezas sobre el estado de su hijo que permanece en terapia intensiva, Soledad sólo tiene palabras de agradecimiento no sólo para el personal mé­dico, sino también para el mejor amigo de su hijo, Matías Guzmán, y un vecino del barrio, cuyo nombre no re­cuerda.

“Ellos fueron los que trataron de reanimarlo hasta que llegó la ambulancia. Los médicos del hospital me dije­ ron que debía agradecerles a ellos dos por su esfuerzo”, sostuvo.

El miércoles por la tarde, cuando terminó el partido, Alan se descompensó. Increíblemente, el adolescente de 17 años que hasta ese mo­ mento no había padecido ninguna enfermedad grave se desplomó y comenzó a convulsionar.

Sus amigos fueron rápidos de reflejos: mientras que unos llamaron a la ambulancia, otros busca­ron a Soledad y otros inten­taban reanimarlo. “Cuando llegué al campito, Alan esta­ ba violeta y convulsionan­do”, indicó la mujer sin po­der sacarse la imagen de la retina.

“En la ambulancia – continuó con su relato- no me dieron esperanzas, le iban haciendo reanimación pero iban hablando con el hospital y decían ‘va con un paro, se nos va, se nos va’”.

Al llegar a la guardia del hospital Juan Sanguinetti, el panorama no fue más alenta­ dor. “Enseguida me trajeron una psicóloga que me iba preparando para la muerte de mi hijo”, explicó Soledad.

Más tarde se enteraría de lo que ocurrió en la sala de rea­ nimación: “Los médicos in­tentaron todo pero Alan no reaccionaba, ya no había na­ da para hacer pero una doc­ tora de apellido Belaustegui siguió insistiendo y logró re­ animarlo. No tengo palabras para agradecer lo que hicie­ ron todos porque esto fue un milagro, pero además estuvo el trabajo de todos los médi­cos y enfermeros que hasta ahora lo siguen atendiendo todo el tiempo con mucho amor”.

En tanto, Soledad repite una y otra vez que “sin dudas esto fue un milagro, recé tan­ to para que se recupere, Dios me lo devolvió y puso en el camino a tan buenos médicos”, subrayó.

“Esta­mos muy orgullosos del tra­bajo que llevaron adelante nuestros médicos con Alan, nunca se dieron por vencidos y hemos podido sacarlo ade­lante. Somos muy cautos con su recuperación, pero en este momento puedo decirte que él está sentado en la cama desayunando ayudado por su mamá que no se le despe­ga ni un minuto”, sostuvo en diálogo con “Crónica” el di­rector médico del nosoco­mio de Pilar, Sergio Lorda.

“Sé que Alan va a tener para largo en el hospital. Sé que va a necesitar rehabilitación neurológica porque el cere­ bro estuvo muchos minutos sin oxígeno, pero abrió los ojos y empezó a decir ‘sí’ y ‘no’ y cuando le ponen músi­ca de Boca mueve la cabeza, como si bailara”, asegura. Un verdadero milagro de Pascuas.


Tags: revivió, muerto, Pilar, crónica, fítbol, terapia, diario

Publicado por blasapisguncuevas @ 22:32  | Argentina
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada