Viernes, 24 de mayo de 2013

Indudablemente Mario Silva y su programa La Hojilla han sido la punta de lanza en el desmontaje de las matrices mediáticas que durante los últimos 9 años la oposición venezolana ha elaborado por medio de laboratorios comunicacionales. No es la primera vez que la Revolución ha sido atacada por medio de montajes audiovisuales, podríamos citar el video de Venevisión con las imágenes manipuladas en los sucesos del Golpe de Estado en Puente Llaguno en Abril del 2002.

Recientemente por las Redes Sociales, al camarada Mario Silva se le montó un video pornográfico falso, que se puede ubicar en el portal digital de YouTube como: Mario Silva porno, el mismo está alterado y tiene una duración de 1:19 segundos, estos ataques han venido arreciando en los últimos meses para desmoralizar y descalificar el programa que da dolores de cabeza a la oposición venezolana como es La Hojilla.

No tengo dudas del talente revolucionario del camarada Mario Silva hacia el proceso político y el Comandante Hugo Chávez, este montaje tiene todas las características de una operación fascista bien orquestada, con el fin de ganarnos el debate público y penetrar el descontento en nuestros cuadros políticos; esto solo son los tráiler de una película hollywoodense que nos están preparando.

Mario Silva aclaró durante la transmisión de su espacio en Venezolana de Televisión que todo era un montaje, explicando con argumentos muy válidos la intención de la “supuesta grabación” que tiene como objetivo desmoralizar y dividir las filas de la Revolución. Puedo añadir al debate, que a pesar de las críticas que ha generado su estilo de comunicación, es innegable que la televisión política en Venezuela, tuvo un antes y después desde que irrumpió La Hojilla en las pantallas venezolanas.

Tomando un fragmento de su última declaración escrita titulada Reflexiones, resalto lo siguiente: Soy el mal hablado, soez, irreverente, incluso deslenguado emocional que tiene el mal gusto de expresar lo que se habla en el barrio, en las calles, en las polvorientas escalinatas de los colectivos. Es decir, soy él que soy y, ¡carajo!, siempre arreo con mi muy compleja manía de dormir bien con mi conciencia… Por cierto, conciencia que en buena hora agitó y reavivó hasta el fondo del alma mi Comandante Hugo Chávez. Ese soy yo; Mario Silva a secas.

Un hombre controversial, pero profundamente creyente en sus convicciones. Este personaje apodado el “señor de la noche”, es una referencia de la comunicación política anti-imperial y necesaria para desmentir la hipocresía escondida detrás de la ultrajada “Libertad de Expresión” por la cual han sometido a nuestros pueblos.

Tags: La Hojilla, Mario Silva

Publicado por blasapisguncuevas @ 4:05  | VENEZUELA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada