Mi?rcoles, 06 de mayo de 2015
Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-05-2015

Cientos de años de cárcel acumulan luchadores presos en EEUU



Tan letal como una ametralladora es el arma portada por Mumia Abu-Jamal, un periodista revolucionario enterrado tras muros de acero: la palabra. Por ser muy hábil en usar esta arma contra sus captores como ex Pantera Negra y simpatizante de MOVE, él ha sufrido el secuestro, la tortura y un constante atentado contra su vida por el Estado durante más de 32 años. Condenado a muerte por el homicidio en primer grado por la muerte del policía Daniel Faulkner el 9 de diciembre de 1981, Mumia siempre ha mantenido su inocencia. Al enterarse de las acusaciones en su contra, escribió: “Es una pesadilla el hecho de que mi hermano y yo nos encontremos en aprietos, porque las mismas personas que me acusan, los policías, eran los que me atacaron. Parece que mi verdadero crimen era sobrevivir sus ataques porque nosotros éramos las víctimas esa noche… Llevo grilletes en las manos y los pies como un esclavo porque me atreví a vivir.”

Los actores que han hecho todo lo posible para asesinar a Mumia incluyen la Orden Fraternal de Policía (FOP) siempre al mando, la fiscalía de Filadelfia ahora encabezada por el individuo de piel negra Seth Williams, varios políticos que han hecho sus carreras sobre este caso como Ed Rendell (ex gobernador de Pensilvania), unos supuestos intelectuales como el fascista David Horowitz, los medios masivos corporativos como Fox News, el periodista sociópata Michael Smerconish, y la estrella del show la sufrida viuda Maureen Falkner. No podemos olvidar del documentalista de piel negra Tigre Hill y unos traidores al movimiento contra la pena de la muerte como Renny Cushing y Kate Lowenstein, quienes ahora trabajan con la FOP.

http://www.thiscantbehappening.net/node/116

Mumia sigue vivo sólo porque cientos de miles de personas en el mundo lo reconocemos como preso político y hemos reclamado su libertad no sólo en las cortes, sino en las calles de cientos de ciudades. Después de que él pasó casi tres décadas en el corredor de la muerte en condiciones de aislamiento ahora reconocidas como la tortura por muchos expertos en derechos humanos, la Suprema Corte por fin declaró su sentencia anti-constitucional en octubre de 2011 y la convirtió en condena perpetua. El 7 de diciembre del mismo año, Seth Williams, la FOP y la viuda Maureen Faulkner desistieron en sus esfuerzos para reimponer la pena de muerte pero ahora pretenden que él muera en prisión. Su estrategia es intensificar la criminalización de Mumia Abu-Jamal personalmente y también de su lucha, para crear miedo entre la población a personas que se han atrevido a apostarse a una transformación radical del país. Por eso presentan a los grupos revolucionarios que han buscado un mañana mejor, reclamando su derecho a la auto-defensa, como temibles seres violentos, llenos de odio. Desde que Mumia aprendió el periodismo trabajando con el periódico The Black Panther (Pantera Negra) como un joven de 15 años en los años 60, siempre ha escrito desde abajo y contra el poder. Cuando trabajaba como periodista radiofónico en Filadelfia en los años 60, ganó la reputación de “ser la voz de los sin voz” precisamente porque andaba en las comunidades en su bicicleta, hablando con la gente para luego difundir sus luchas. En particular, dio voz a la organización anti-sistémica MOVE, que defendía todas formas de vida contra un sistema depredador. Al cubrir sus numerosos juicios, se acercó cada vez más a la organización.

En 1995, Mumia Abu-Jamal dijo: “No sólo quieren mi muerte, sino mi silencio.” Irónicamente, a pesar de haber gastado millones de dólares en juicios, campañas mediáticas, cabildeo e intimidación, su silencio es algo que sus enemigos nunca han logrado y que nunca van a lograr. Más que cualquier otro preso político del mundo, su voz ahora se escucha en las ciudades, los pueblos y los bosques de todo el mundo. Esto se debe a su propio compromiso, consciencia, talento y valentía, y también al compromiso inquebrantable de su comité de base encabezado por MOVE, la labor de la gente fuera de los muros que graba y difunde sus ensayos y publica sus libros, y todas las personas que se manifiestan en las calles por su libertad. La ex Pantera Negra Rosemary Mealy recuerda que en 1969, había mucha indignación en las comunidades negras de Filadelfia después de que la policía asesinó a un joven mentalmente retrasado. ―Mumia habló con la familia del joven y empezó a escribir sobre este caso y muchos otros atropellos cometidos por la policía… Sus escritos comunicaban una interpretación de la realidad diaria de una comunidad bajo sitio, atemorizada por policías racistas con un jefe que estaba de acuerdo con sus acciones y abiertamente hablaba a favor del poder blanco. Dice J. Patrick O‘Connor, el autor de The Framing of Mumia Abu-Jamal (La incriminación de Mumia Abu-Jamal), que no se lo pudo creer cuando Mumia fue acusado del asesinato del policía Faulkner. El editor de Crime Magazine vivía en los suburbios de Filadelfia y le encantaba escuchar la voz distintiva de Mumia en la radio pública: ―Me impresionó su capacidad para hacer que sus radioescuchas sintieran lo que él describía, ellos sabían que le importaba.

La pena de muerte

El caso de Mumia Abu-Jamal y sus propios escritos, especialmente su primero (de siete) libros, Live from Death Row (En Vivo desde el Corredor de la Muerte), publicado en 1995, han sido fundamentales en darle fuerza al movimiento contra la pena de muerte en Estados Unidos. Utilizada desde la colonización británica de América, la pena capital sigue vigente en ese país a pesar de ser universalmente condenada por las organizaciones de derechos humanos como un castigo cruel e inusual. No es de sorprender que las ejecuciones más grandes en la historia de Estados Unidos fueran de personas indígenas y africano-americanas. En 1862, 38 indígenas del pueblo Dakota fueron colgados simultáneamente en la Guerra de Dakota. Medio siglo después, en 1917, 13 soldados africano-americanos fueron colgados por participar en un motín en Houston, Tejas. En el Prefacio a En Vivo desde el Corredor de la Muerte, Mumia escribe: Sólo tengo que mirar a través del país donde, en diciembre de 1994, los negros eran 40% de todos los hombres en el corredor de la muerte, o mirar a través del estado de Pensilvania, donde en diciembre de 1994, 111 de los 184 hombres en el corredor de la muerte ––más de 60%– eran negros, para ver la verdad, una verdad escondida bajo las togas negras de los jueces y promesas de derechos iguales. Los negros constituyen un poco más de 9% de la población general de Pensilvania y 12% de la de Estados Unidos.

Desde mayo de 1983 hasta su traslado al nuevo, moderno infierno reluciente de SCI Greene el 13 de enero de 1995, Mumia estaba en el corredor de la muerte de la vieja mazmorra Huntingdon. Se acuerda que en 1984, las autoridades de la prisión fueron obligadas a extender el periodo de ejercicio desde 15 minutos cada tercer día hasta dos horas diario entresemana. Construyeron varias cajas de acero dentro de vallas de ciclón con un fuerte parecido a jaulas de perro. Al terminar con la construcción, llevaron a todos los presos condenados a muerte a las jaulas para tomar ejercicio. Dice Mumia que no se dieron cuenta hasta estar en las cajas que todos los hombres enjaulados eran africanos. ¿En dónde se encontraban los reos blancos del pasillo de la muerte? Unos momentos de observación silenciosa demostraron lo obvio. Desde el corredor de la muerte hubo acceso a dos patios, uno compuesto de jaulas y el otro de espacios libres, fuentes para beber, canchas completas de baloncesto con aros y un espacio para correr. Las jaulas eran para los negros del corredor de la muerte. Los patios abiertos para los blancos. Debido al puro odio e insensibilidad, los negros éramos condenados a esperar la muerte humillados.

OTROS LUCHADORES SECUESTRADOS EN CÁRCELES NORTEAMERICANAS

RUCHELL MAGEE (51 años secuestrado): Desde agosto de 1970, ha estado en las unidades de máxima seguridad de las peores prisiones del estado de California, mucho del tiempo en aislamiento total, durante 44 años (51 años desde su detención en 1963). Logró salir de Pelican Bay (la peor), pero queda en Córcoran, infame por las peleas de gladiadores organizadas por los guardias, los asesinatos de presos por guardias, la contratación de internos para violar a otros internos, la tortura con armas paralizantes (taser), entre muchas otras formas de dominación y control. Aunque no fue encarcelado por motivos políticos, ha ganado reconocimiento como el preso político más longevo en los campos de exterminio de Estados Unidos.

HUGO DAHARIKI PINELL DE “LOS 6 DE SAN QUINTÍN”(49 años secuestrado): Desde 1964, cuando fue acusado de violar a una mujer blanca. Se entregó a las autoridades porque quería demostrar su inocencia, pero el Ministerio Público y el Juez convencieron a su mamá que él sería condenado a muerte al no declararse culpable. Cuando le prometieron que saldría bajo libertad condicional después de seis meses, Yogui tomó la decisión de declararse culpable, sólo para encontrar que tenía una sentencia indeterminada que iba desde 3 años a perpetua. El día que George Jackson fue asesinado, el 21 de agosto de 1971, Hugo Pinell era uno de los 26 presos negros y latinos que se rebelaron contra las condiciones de muerte y poder blanco en el penal de San Quintín. Encontrado culpable de agresiones y lesiones en el juicio de "los 6 de San Quintín", fue condenado a cadena perpetua. Desde entonces ha pasado 43 años (49 en total) en prisión, la mayoría en aislamiento total y 20 de ellos en el notorio penal de la Bahía del Pelícano (Pelican Bay)

JAMIL AL-AMIN (H. RAP BROWN) CONTRA LA TIRANÍA Y LA OPRESIÓN : Un preso político que personifica varias etapas y facetas de la lucha es Jamil Al-Amin, detenido el 21 de marzo del 2000, por un ejército de alrededor de 150 agentes de la FBI y policías, con la ayuda de perros rastreadores y un helicóptero guiado por radar infrarrojo en un bosque en las afueras del pueblo de Whitehall, condado de Lowndes, Alabama. Lo acusaron de disparar, cinco días antes, a dos ayudantes del sheriff, quienes pretendieron ejecutar una orden de detención por delitos menores resultantes de una infracción de tránsito el 31 de mayo de 1999 en Atlanta, Georgia. Uno de los ayudantes murió y el otro fue herido.

Richard Mafundi Lake: acusado de escribir propaganda "anti-americana en un pizarrón" durante septiembre de 2001, cuando estaba explicando la demanda de reparaciones por la esclavitud.

Patrice Lumumba Ford: quien esencialmente está en prisión por oponerse a la guerra en Afganistán; fue tachado de terrorista talibán por haber pedido una visa para visitar el país bajo ataque militar. Los Holy Land Five (HLF) pertenecen a una organización caritativa musulmana que ha dado asistencia humanitaria a los refugiados palestinos y también ha ayudado en Bosnia, Albania, Chechenia, Turquía y Estados Unidos. Son acusados de enviar dinero a organizaciones relacionadas con Hamas, aunque niegan esto.

 “LOS 9 de MOVE” (36 AÑOS secuestrados): Hace 36 años, el 8 de agosto de 1978, Merle, Delbert, Janine, Phil, Debbie, , Chuck, Eddie, Janet y Mike África, integrantes de la organización MOVE de Filadelfia, fueron detenidos, enjuiciados y sentenciados a desde 30 a 100 años en prisión por el asesinato de un policía después de atreverse a sobrevivir una embestida de más de 500 policías contra su casa colectiva. Se conocen como los “MOVE 9” , o los “9 de MOVE”. Ahora, en realidad, son ocho –– tres mujeres y cinco hombres –– que quedan del grupo original después de la muerte de la compañera Merle África en prisión bajo circunstancias muy sospechosas en 1998. Este año cumplen 36 años tras las rejas en las prisiones del estado de Pensilvania. Según la ley, eran elegibles para la libertad condicional después de cumplir su sentencia mínima en el 2008. Sin embargo, el Consejo de Libertad Condicional les niega su libertad por “la naturaleza grave del delito” y por “no expresar remordimiento” por un crimen que ellos siempre han dicho que no cometieron.

“Los 2 de Omaha”: Ed Poindexter y Mondo we Langa, criminalizados por participar en el Comité para Combatir el Fascismo impulsado por los Panteras Negras en Omaha, Nebraska. Acusados de tenderle una trampa a un policía que murió en una explosión, Ed y Mondo han señalado que la prueba de la falsa acusación en su contra, ocultada del jurado, ahora está en el internet para que todo el mundo pueda escucharla. Es la grabación de la llamada que llevó al policía a su muerte, supuestamente hecha por el joven de quince años, Duane Peak a instancia de los dos activistas. Al escuchar el tono de su voz en la grabación, nadie en sus cinco sentidos podría creer que Duane haya hecho la llamada. http://www.youtube.com/watch?v=zPFUzv-PSK8

“Los 3 de Angola”: son Albert Woodfox, Herman Wallace y Robert Hillary King, quienes han sufrido décadas en aislamiento por haber organizado una rama de los Panteras en el penal de Angola, Luisiana, una verdadera plantación de esclavos. Entre los importantes cambios que los Panteras lograron en Angola era una reducción en las humillantes revisiones corporales y en la violación de los jóvenes internos. Acusado falsamente de haber matado a un guardia, Woodfox sigue en su celdas de castigo, torturados durante cuatro décadas. Todas sus apelaciones han sido negadas. Las autoridades han dicho abiertamente que ni siquiera permiten que estén en la población general por el temor que vuelvan a practicar “el panterismo negro”. Desde su salida en el 2001, Robert Hillary King (Wilkerson) ha trabajado incansablemente por la libertad de sus compañeros. Un aspecto importante de la campaña por su libertad es la difusión de estudios y testimonios sobre el uso del aislamiento como un método de tortura. Después de resistir con mucha valentía su encierro en celdas de aislamiento durante cuatro décadas, Herman Wallace se enfermó del cáncer de hígado y conoció tres días de “libertad” fuera de prisión antes de morir el 4 de octubre del 2013.

http://angola3news.blogspot.com/

“Los 8 de San Francisco”: son los 6 ex Panteras detenidos el 23 de enero de 2007 ––Harold Taylor, Richard Brown, Hank Jones, Ray Boudreaux , Richard O‘Neal y Francisco Torres––, más dos compañeros encarcelados desde principios de los años 70, Jalil Muntaqim y Herman Bell, acusados del asesinato del policía John Young en San Francisco el 29 de agosto de 1971, reivindicado por el BLA en represalia por el asesinato de George Jackson. Hubieron sido dos más si no fuera por la muerte de John Bowman un mes antes de las detenciones y la inhabilidad de la policía de ubicar a Ronald Stanley Bridgeforth. Anteriormente varios de los compañeros 27 enfrentaron acusaciones en el mismo caso, pero un juez del estado de California desechó los cargos en 1975 al determinar que el caso se construyó en base a declaraciones hechas bajo tortura. Después de una fuerte campaña para conseguir su libertad, con todas las audiencias asistidas por decenas de personas, el 7 de juilo de 2009, Jalil Muntaqim y Herman Bell aceptaron responsabilidad parcial en el caso a condición de que todos los cargos fueran desechados contra Richard Brown, Hank Jones, Harold Taylor y Ray Boudreaux. El fiscal reconoció que no tenía pruebas contra ellos. El año anterior, los cargos contra Richard O‘Neal fueron desechados por falta de pruebas y el 18 de agosto del 2011, todos los cargos fueron desechados contra Cisco Torres. El caso no ha servido para legitimar la tortura ahora legalizada; por lo contrario, lo que revela es el temor del Estado de la formación de futuros grupos dedicados a la rebelión, la resistencia y la revolución. http://www.freethesf8.org/

 

PRESOS POLITICOS DEL BLA(Ejército de Liberación Negra): aún encarcelados hoy en día, los detenidos en los años 70 incluyen Jalil Muntaqim, Herman Bell, Robert Seth Hayes, Russell Maroon Shoatz, Fred Muhammad Burton, Jo-Jo Bowen, Sundiata Acoli, Kojo Bomani Sababu, Kamau Sadiki y Maliki Shakur Latine.

Sundiata Acoli (41 secuestrado): Inmediatamente fue asignado a una unidad de control, una celda muy pequeña y vacía, donde pasó casi cinco años. Después fue trasladado a la unidad de control de Marion, una prisión federal aunque no él tenía cargos federales, donde pasó ocho años de encierro de 23 horas al día. Ha usado sus periodos de aislamiento para pensar, meditar, estudiar, leer y escribir. Sus escritos incluyen importantes documentos sobre la historia de los Panteras Negras, la historia del movimiento carcelario revolucionario, los efectos de aislamiento de largo plazo, la tortura, la falta de atención médica y las violaciones de derechos humanos; estos se encuentran en su sitio http://www.sundiataacoli.org/ .

Kamau Sadiki: El gobierno intentó acusarlo formalmente del asesinato de un policía de Atlanta en 1971, pero sin éxito. Sin embargo, él pasó cuatro años en prisión a finales de los 70 por posesión de un arma. Después de vivir casi dos décadas tranquilamente, trabajando como telefonista y cuidando a sus dos hijas, Kamau enfrentó otro intento del gobierno de enjuiciarlo en 2002 bajo la vieja acusación de 1971. Esto fue después de la aprobación de la Ley Patriota. Unos agentes le dijeron que si él no les ayudaba a atrapar a Assata Shakur, él iba a morir en prisión. Naturalmente, se negó a ayudarles y fue inculpado y encontrado culpable de la muerte del policía. En el 2003 fue sentenciado a cadena perpetua y ahora está encerrado en la prisión estatal en Augusta, Georgia.

Maliki Shakur Latine: Secuestrado el 7 de agosto de 1979. Fue sentenciado a 25 años hasta vida por un atentado de homicidio y posesión de armas y propiedad robada. A Maliki Latine le fue negada su libertad condicional y ahora está encarcelado en el penal Clinton en Dannemora, Nueva York. En ésta y otras prisiones ha trabajado para mejorar las condiciones de los presos y para organizar eventos como un Día de Familia. Debido a este trabajo ha pasado tiempo en aislamiento sin una dieta adecuada. http://denverabc.wordpress.com/political-prisoners-database/maliki-latine/

Mutulu Shakur (27 años secuestrado): ha estado encarcelado en prisiones de máxima y super máxima seguridad desde 1987. En unas de ellas, notablemente Coleman FCC en Florida, trabajó en el desarrollo de programas educativos y culturales y promovió la paz y unidad entre los varios grupos étnicos y sociales. Su enfoque era el mismo de George Jackson dos décadas antes: transformar la mentalidad criminal en una mentalidad revolucionaria. En Coleman, el director Carlisle Holder cooperó con los internos conscientes y por eso fue hostigado por el Departamento de Prisiones. El Dr. Shakur fue trasladado a varias otras prisiones y terminó en la peor––Florence ADX en Colorado, donde estuvo durante tres años. En julio del 2010 fue trasladado del ADX a una unidad de máxima seguridad dentro de mismo complejo, y en 2011 fue trasladado al prisión federal en Victorville, California. En febrero de 2013 sufrió un infarto y hubo una campaña para asegurar que recibiera terapia física.

Dr. Mutulu Shakur y Marilyn Buck: El 2 de agosto de 1988, los dos fueron encontrados culpables de robo armado, 59 cargos de asesinato, y conspiración de hacer "negocios ilícitos". De nuevo, la Ley RICO fue utilizada para criminalizar a personas con largas trayectorias de activismo político. A pesar de la falta de evidencia física en su contra ––ni una sola huella digital, ni un pelo, ni un testigo ocular–– el Estado encontró al Dr. Shakur culpable por considerarlo como el autor intelectual de la liberación de Assata Shakur y de varias expropiaciones, incluso la de Nyack, Nueva York. El juez Charles S. Haight lo sentenció a 60 años en prisión y a Marilyn Buck a 50 años. Además, en 1988, Marilyn Buck fue acusada junto con otros seis anti-imperialistas, de varios bombardeos del Capitolio e instituciones militares para protestar la política de Washington en Grenada y Líbano, entre otros lugares. Después de una serie de juicios, su sentencia total era de 80 años.

Silvia Baraldini: ha sido activista desde los años 60, cuando protestaba contra la guerra en Vietnam, reclamaba liberación para las mujeres y apoyaba la lucha de liberación negra. Participó en el comité de apoyo para “los 21 Panteras” en Nueva York y también en el comité para investigar COINTELPRO. Se opuso al apartheid y al colonialismo en África y como resultado, fue invitada a asistir a los festejos de independencia en Zimbabwe en 1980. Durante su juicio en 1983, ella sostuvo que estaba siendo juzgada por su activismo político. El juez reconoció que de haber formado parte de la Mafia, ella hubiera recibido una sentencia más leve. En 1986, cuando se abrió la Unidad de Control subterránea de Lexington, Kentucky, Silvia era una de las primeras presas trasladadas ahí, junto con la anti-imperialista Susan Rosenberg y la independentista puertorriqueña Alejandrina Torres.

http://revcom.us/a/v19/940-49/947/lex_s.htm

Sekou Odinga: En su juicio en 1983, Sekou Odinga tomó la postura de prisionero de guerra y combatiente en la lucha por la liberación de Nueva África. Dijó: “Soy musulmán y por eso, obligado por el Qurán a pelear contra la opresión…Como un luchador por la libertad que pelea por la liberación y auto-determinación de mi pueblo…tengo el derecho a participar en una lucha armada contra el opresor”. Después de su juicio, Sekou Odinga fue llevado directamente a la Unidad de Control del penal Marion, y cuando construyeron una peor, el ADX Florence en Colorado, lo trasladaron allá. En 2010, Sekou Odinga cumplió su sentencia federal y fue trasladado a la prisión en Wallkill, NY para cumplir su sentencia estatal.

Gary Tyler: reconocido como preso político por Amnistía Internacional, fue condenado a muerte a la edad de 17 en 1975, acusado de asesinar al joven Timothy Weber, después de que el camión escolar en que andaba Gary fue atacado por una turba blanca incitada por el líder del Ku Klux Klan, David Duke. Alguien disparó desde la calle, hiriendo a Timothy a muerte. Gary Tyler, quien había vivido en Watts, Los Ángeles, durante la época del Poder Negro, había regresado a regañadientes al pequeño pueblo de Rose, Luisiana, donde las autoridades lo consideraban un buscapleitos. A pesar de la falta de pruebas en su contra, un jurado de puros blancos lo condenó a muerte. En 1977, cuando la pena de muerte en Luisiana fue abolida por ser anti-constitucional, la sentencia de Gary Tyler fue cambiada a cadena perpetua. Hasta la fecha, sigue en la plantación de esclavos en Angola, Luisiana.

http://www.thejerichomovement.com/garytyler.html

Zolo Agona Azania: un activista que había promovido una campaña en Gary, Indiana, para hacer del cumpleaños del reverendo Dr. Martin Luther King un día conmemorado a nivel nacional, fue detenido en 1981 y acusado de asesinar a un policía durante un robo de banco. En su juicio se declaró ciudadano de la República de Nueva Áfrika. A pesar de que una prueba aplicada a sus manos mostró que él no había disparado un arma, Zolo fue condenado a muerte y pasó muchos años peleando su condena. Por fin, la pena de muerte fue revocada en su caso, pero él sigue en la cárcel. Ha escrito un libro contra el capitalismo titulado Money and Power (Dinero y poder). También es artista. Su arte, que incluye retratos de Malcolm X, George Jackson y Mumia Abu-Jamal entre otros, se ve en esta página: http://kersplebedeb.com/hopelife/index.html

 

Sekou Cinque Kambui: De ascendencia africana y cherokee, Sekou ha sido un activista desde los días del movimiento de derechos civiles en los años 60, con participación en SNCC, los Panteras Negras , la República de Nueva África y el Ejército de Liberación Negra, entre otras organizaciones: Fue detenido cerca de Birmingham, Alabama en 1975, acusado de matar a un integrante del Ku Klux Klan y un magnate de petróleo. El Estado pretendió darle la pena de muerte, pero por fin optó por la muerte lenta: una sentencia de doble cadena perpetua. Durante su encarcelación de 39 años, Sekou Kambui se ha vuelto un abogado autodidacta que maneja su propio caso y ayuda a muchos otros presos a pesar de castigos, robo de materiales y hostigamiento constante. Se ha dicho que es ―el hombre más odiado en Alabama‖ por las fuerzas policiales y carcelarias. Una buena recomendación. Recientemente Sekou salió de prisión bajo libertad condicional. http://denverabc.wordpress.com/political-prisoners-database/sekou-kambui/

Romaine Chip Fitzgerald: En septiembre de 1969, Chip fue herido y detenido después de una balacera con la policía. Fue condenado a muerte por agresiones a la policía y por el asesinato de un guardia de seguridad, y después, su sentencia fue cambiada a cadena perpetua. Tenía 19 años en el momento del incidente.

Fuente:  http://www.resumenlatinoamericano.org/2015/05/03/cientos-de-anos-de-carcel-acumulan-luchadores-presos-en-eeuu/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter


Tags: pena de muerte, años, presos, luchadores, panteras, negras, Mumia

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada