Jueves, 04 de junio de 2015
Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-06-2015




La historia ha demostrado la impunidad que existe ante los actos que ha cometido Estados Unidos con objetivos económicos y políticos para justificar golpes de Estados, invasiones y guerras contra otros pueblos. 3 millones de pérdidas humanas en Vietnam le costó a la humanidad el montaje del Golfo de Tonkín en 1964, cuando se alegó un falso ataque por parte de los vietnamitas; años después, archivos desclasificados y voceros estadounidenses como Robert McNamara, el entonces Secretario de Defensa, dieron a conocer que el presunto ataque al barco formó parte de una estrategia política y mediática para declarar la guerra en Vietnam.

En 1990 otra acción de montaje justificó un primer bombardeo en Irak, a través del gran show mediático por las declaraciones de una supuesta enfermera que culpaba a Saddam Husein de la muerte de más de 300 niños en Kuwait. Un año después, el gobierno estadounidense aceptó que la mujer que declaró ante el Congreso no era enfermera, nunca estuvo en la zona y se trataba de la hija de un Embajador de Kuwait en Washington. Sin embargo, en el 2003 la conjura por el petróleo Iraquí llevó a Estados Unidos a un nuevo montaje. En esa oportunidad se alegó el ataque a Irak por la supuesta tenencia de armas de destrucción masiva, tal “estrategia” cobró la vida de más de un millón de seres humanos en ese país. Años después el Imperio aceptó que esas armas nunca existieron.

La captación, entrenamiento y financiamiento de mercenarios es otra de las prácticas ilegales por parte Estados Unidos, así se dio a conocer en 1986 cuando la Corte Internacional de Justicia de la Haya condenó a ese país por el envío, entrenamiento y financiamiento de mercenarios en Nicaragua.

En 2011, Libia se sumó al sin número de víctimas de Estados Unidos. En esa oportunidad un montaje mediático para justificar la guerra y derrocamiento del gobierno de Muaamar Gaddafi, alegó supuestos bombardeos a la población civil. Aún se desconoce el número de muertes que ha causado el ataque estadounidense.

Igualmente la historia ha confirmado la participación de Estados Unidos en Golpes de Estado contra gobiernos legítimamente constituidos, causando cientos de miles de muertes, tales como en Irán 1953; Republica Dominicana 1963-1965; Brasil 1964; Chile 1973; Granada 1983; Panamá 1989; Haití 2004; Venezuela 2002; Honduras 2009; entre otros.

A pesar de las confesiones y demostraciones de montajes y guerras injustificadas causadas por Estados Unidos no existe hasta ahora ningún procesamiento internacional por crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad cometidos por ese país; así como por la fragrante violación a los principios establecidos en la Carta de las Naciones Unidas de no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

MÁS GUERRAS PARA EL IMPERIO:

El promotor de guerras no parece detenerse, Estados Unidos sigue preparándose para nuevas arremetidas en contra de la humanidad. De acuerdo con el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres y el Instituto de Paz y Desarme de Estocolmo en su ”Balance 2015” se afirma que Estados Unidos gasta el 41% del presupuesto militar global. Solo en el 2015 el presupuesto militar fue de 578mil millones de dólares, de los cuales 18mil millones de dólares están dirigidos al desarrollo de armas nucleares.

INMUNIDAD INTERNACIONAL PARA LA TRANSGRESIÓN:

Para el desarrollo de su política, Estados Unidos de forma alevosa no se ha adherido a numeroso instrumentos internacionales, tales como: el Estatuto de Roma, lo que impide juzgar a sus militares por crímenes de guerra y de lesa humanidad que se cometan durante las invasiones y guerras; Convención Internacional contra el reclutamiento, la utilización, la financiación y el entrenamiento de mercenarios, para evitar ser juzgados por el entrenamiento y envío de mercenarios; Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, para evitar ser juzgados por los secuestros y asesinatos extrajudiciales prohibido por el tratado; entre otros instrumentos.

CREACIÓN Y FORMACIÓN DE TERRORISTAS:

La práctica por la cual la Corte Internacional de Justicia condenó a Estados Unidos en 1986 no se ha detenido. Hasta la fecha Estados Unidos ha desarrollado la formación de grupos mercenarios y contrata a Empresas privadas de mercenarios para la ejecución de acciones ilegales violatorias de los derechos humanos, una de las empresas más conocida es la Black-Water, que ha sido acusada de asesinar a cientos de miles de ciudadanos iraquíes.

Pareciera difícil de creer pero la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos (DIA, siglas en ingles), ratificó que su país fue el creador del grupo terrorista Daesh (mal llamado Estado Islámico), el mismo está conformado por mercenarios de distintas nacionalidades que practican el islam, incluido ciudadanos europeos. Tal documento, recientemente desclasificado, se fundamentó en pruebas materiales, videos y confesiones de altos funcionarios estadounidenses que prueban todo el proceso de captación, entrenamiento, financiamiento y logística dado por la CIA y el Departamento de Estado al grupo terrorista. El objeto era derrocar al Presidente sirio Bashar Al Assad e impedir la unificación en Irak, así como neutralizar la fuerza chiita en la zona. Para la DIA, el Daesh resulta un elemento estratégico en la política estadounidense para el Oriente Medio.

LEGALIZACIÓN DE LA PRÁCTICA DE TORTURAS:

En el año 2004 sale a la luz pública una fotos donde soldados estadounidenses torturan a ciudadanos iraquíes en el centro de detención llamado Abu-Graib. Las fotos mostraron métodos espantosos de interrogatorios para supuestamente obtener información por parte de los sospechosos de terrorismo. Es de destacar que a pesar que el Gobierno estadounidense negó que las acciones de militares evidenciadas en las fotos, alegando que no eran parte de su política, los funcionarios en cuestión alegaron que todas las técnicas empleadas eran parte de las actividades para las cuales habían sido entrenados y los métodos de torturas aplicados eran los aprendidos. Tiempo después, el Gobierno estadounidense, ante la generalización de los métodos de torturas no solo en Irak sino en otros centros de detención, explicó con el mayor descaro al mundo que los métodos de torturas aplicados eran efectivos para obtener información de terroristas.

Es de destacar que entre las formas de torturas aplicadas de forma sistemática por Estados Unidos están: la hidratación rectal; ahogamientos; privación de sueño; posiciones humillantes; aplicación de electricidad, hasta en las partes íntimas; violaciones sexuales; sodomización; desgarre de uñas; hasta ejecuciones durante la aplicación de las torturas, entre otros. Muchos de los torturados han alegado haber sido obligados a firmar confesiones para detener las torturas.

De acuerdo al Informe presentado por el investigador Tierry Meyssan, ya suman 80mil el número de personas torturadas por la CIA, de las cuales 18mil son iraquíes, en dato suministrado por la ONU.

SECUESTROS Y DESAPARICIONES FORZOSAS:

Estados Unidos ha reconocido tener centros clandestinos de detención en muchas partes del mundo, la más conocida es la Cárcel Guantánamo, que a pesar de los llamados internacionales se niegan a cerrarla. En dichos centros de detenciones ilegales se siguen aplicando los métodos de torturas ya descritos, y por esta razón se niegan a hacerse parte de la Convención Internacional de la protección de las personas contra las desapariciones forzosas, ya que desaparecer personas es práctica sistemática por parte de Estados Unidos.

De acuerdo al Informe publicado por el Parlamento Europeo en el 2007, referente a las cárceles secretas y la utilización del espacio aéreo europeo por parte de la CIA, se indica que solamente ese año habían operado 1.245 vuelos para transportar a “sospechosos de terrorismo” a través de esos territorios.

De acuerdo con la Organización “Open Society Justice Initiative” (OSJI), los países que han albergado cárceles secretas de Estados Unidos son Pakistán, Afganistán, Irak, Egipto, Jordania, Polonia, Lituania y Rumania. A la vez países como: Irlanda, Francia, Alemania, España, Países Bajos, Canadá, Reino Unido, Portugal, Hungría, Islandia y Chipre han permitido su espacio aéreo, sus aeropuertos y colaboran en las operaciones de entrega de “sospechosos” para que sean secuestrados y torturados.

ASESINATOS A CONTROL REMOTO:

Actualmente no existe una regulación internacional sobre el uso de Drones, sin embargo, de manera genérica se aplica la normativa sobre tráfico aéreo.

Los aviones no tripulados o mejor conocidos como Drones, son utilizados por Estados Unidos para atacar a supuestos terroristas sobre la base de la normativa “Autorización para el uso militar de la fuerza” (AUMF). Hasta la fecha, los Drones han sido utilizados de forma ilimitada por ese país en Irak, Afganistán, pero también en Yemen, Pakistán, Somalia, Libia, entre otros países. Sobre la base de ello, las Naciones Unidas a través del Consejo de Derechos Humanos adoptó en marzo de 2014 una Resolución que condena el uso de Drones armados en el contexto de la llamada “Guerra contra el terrorismo”.

Según el ejecutivo paquistaní, desde el 2004 los Drones estadounidenses han realizado 350 ataques en diferentes regiones de ese país, lo cual ha ocasionado 3.500 muertes entre ellos centenares de civiles inocentes, incluyendo niños.

USO DE ARMAS PROHIBIDAS:

Muchos medios alternativos y grupos antiguerra denunciaron en el año 2003, cuando se inicia la guerra contra Irak, la acción de destrucción de los registros de la población iraquí, así como los registros sanitarios y de patrimonio cultural en la Nación invadida. Esta es una de las razones por la cual nadie sabe a ciencia cierta cuantos iraquíes han fallecido hasta la fecha.

Napalm: En noviembre de 2004 residentes de un pueblo cercano a Falluja señalaron que luego de un ataque por parte de las tropas estadounidenses habían tenido que enterrar a sus muertos en fosas comunes ya que los cuerpos eran irreconocibles y estaban achicharrados.

Resulta que Estados Unidos sigue utilizando el Napalm pero la llama Mark 77, que ha palabras del portavoz de los Marines Michael Daily “el Mark 77 es más ecológico” y otro Marine de nombre Randolph Alles que había dirigido ataques con Napalm dijo “Los generales aman el napalm porque tiene gran efecto psicológico debido a la bola de fuego que produce y su típico olor”.

Un refugiado del área, Abu Sabah, describió “el humo era como una nube de forma de hongo, al caer pequeños fragmentos los pedazos explotaban y seguían ardiendo... cuando tocaban a alguien sus cuerpos se quemaban durante horas”.

Estas descripciones recuerdan a la guerra contra Vietnam, donde producía el mismo efecto contra la población.

Armas radioactivas: La Agencia France Press le preguntó al Teniente Coronel del Pentágono, Joe Yosha, si se había utilizado uranio empobrecido en Falluja y este contestó “Sí, el uranio empobrecido es una munición estándar que utilizan los tanques Abrahams”.

Aun el pueblo iraquí vive las consecuencias del uso de armas prohibidas por Estados Unidos, por lo que se han detectado niños con graves deformaciones, un solo ojo, dos cabezas, parálisis, enfermedades cardiacas, entre otras afecciones.

Lo más detestable es que hasta la fecha no existe ni una sola comisión internacional (Naciones Unidas o la Corte Penal Internacional) que de oficio investiguen los crímenes cometidos en contra del pueblo iraquí, es evidente que la ley internacional aplicable es la que beneficie al más poderoso.

Ningún ser humano puede entender como un país que diga tantas mentiras, cause tantas muertes y destrucción, este hablando de forma descarada de derechos humanos.

Apenas en el 2014 la Organización de las Naciones Unidas, sobre la base de pruebas irrefutables y espantosas, cuestionó la política de Estados Unidos de torturas, uso ilimitado de la fuerza, el espionaje y uso indiscriminado e injustificado de drones.

Resulta estrafalaria la práctica estadounidense de transgresión a la normativa internacional y a las esenciales normas de derechos humanos por meras razones económicas, sometiendo a millones de seres humanos a la pobreza, miseria, la destrucción y hasta a la muerte. Estados Unidos no esconde su inhumanidad en el desarrollo de su política internacional, a pesar de ello las Naciones Unidas y sus cuerpos no trascienden de las acciones declarativas, y la gran mayoría de las ONGs ignoran tal flagrancia, ya que por ninguna razón atacarían a sus financistas.

En el caso de la ONU, el Consejo de Derechos Humanos, la Corte Penal Internacional, demás los organismos adjuntos, y las ONGs en general, hoy gozan de total descredito para referirse a cualquier otro país cuando callan por los crímenes internacionales de Estados Unidos. Algunas ONGs como HRW o Amnistía Internacional tienden a tratar a ese Estado fragrante con guantes de seda, pero todo indica que es la careta para mostrar cierta credibilidad al actuar contra otros países. Hipocresía total.

En el caso de Venezuela, los montajes mediáticos, el financiamiento de mercenarios, la guerra económica, la desestabilización y la promoción de golpes de Estado es parte de esa práctica estadounidense, a lo cual nos lleva a desarrollar estrategias para detenerlos.

Finalmente, ante las violaciones internacionales de Estados Unidos se hace necesario llevar a ese país ante la justicia para que pague por sus crímenes contra la humanidad, porque de lo contrario tarde o temprano nos tocará ser sus víctimas.

Laila Tajeldine: Investigadora, Analista Internacional. Voces contra el Imperio

@LailaTajeldine

 

 Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter


Tags: criminal, libertad, vietnam, Iraq, guerras, montajes

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada