Domingo, 28 de junio de 2015



Enoc Sánchez - www.aporrea.org
27/06/15 - www.aporrea.org/actualidad/a209873.html

Hace unos años escribí "Antología de la estupidez", que actualmente puede encontrarse en papel y por Internet, en formato digital en una edición ampliada. Pero cada vez que examino a los seres humanos estoy casi seguro que me quedé corto en cuanto a la apreciación de la conducta de muchos de ellos. Indudablemente, no soy el único sin oficio que ha escrito sobre este tema, así mismo, son numerosos los personajes, quienes a través de la historia, se han ocupado de la estulticia. Veamos algunos ejemplos:

"Hay dos cosa en la Tierra que son universales: el hidrógeno y la estupidez"; proverbio chino.

"Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda"; Martín Luther King.

"Todos los cerebros del mundo son impotente contra cualquier estupidez que esté de moda"; Voltaire.

"La estupidez es por cierto, un producto de la voluntad"; Aldoux Huxley.

"Un pedante es un estúpido adulterado por el estudio"; Unamuno.

"La peor soledad que hay es el darse cuenta que la gente es idiota"; Torrente Ballester.

"Existen dos manera de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y otra serlo"; Freud

.

"La tradición es la personalidad de los imbéciles"; Maurice Ravel.

"Todos los que parecen estúpido lo son y, además, también lo son la mitad de los que no lo parecen"; Francisco de Quevedo.

"La ignorancia es temporal, la estupidez es para siempre". Aristófanes.

"La ignorancia y la estupidez asfixia"; este es mío.

Como se puede notar, desde la antigüedad hasta nuestros días la estulticia ha estado siempre presente, esto lo demuestra el que muchos pensadores se ocuparan del tema. Quizás por eso, pienso, que el reino de la estupidez ha dominado al mundo. Basta con discurrir por los capítulos de los libros de chismes, es decir, sobre los acontecimientos transitados en cientos de años y tendremos que darles la razón a los doctos sobre el tema.

Si la estupidez no hubiese reinado en el planeta no hubiese sido posible que los profetas, sacerdotes y los reyes dominaran la humanidad apoyados en la mentira, la adulación y la fuerza. Si el conocimiento se hubiese enfrentado con contundencia al reino de la estupidez los humanos no tendríamos que soportar los padecimientos frutos de la estulticia de millones de imbéciles. Lamentablemente, no solo a la estupidez hay que encararla, si a esta le agregamos la ignorancia y el odio, advertiremos que estamos en presencia de un coctel fatal, capaz de arrasar con más de cinco mil millones de años de evolución.

Si dudan de lo afirmado en el párrafo anterior, examinemos algunos episodios de nuestra aciaga historia para que cada quien saque sus propias conclusiones. En el reino de la estupidez:

Obama, el invictus imperator, aplica la ley patriota en el planeta, invade y bombardea a países diestra y siniestra, respalda terrorista y corruptos, mantiene en Guantánamo a numerosos presos sin formula juicio y bajo un régimen de torturas, aplica sanciones financieras y bloqueos económicos a otras naciones, viola los derechos humanos de millones de personas, alardea de la brutalidad policial, entre otras perlas y una gran mayoría de gente considera que EEUU es la mejor democracia del mundo.

Numerosos científicos trabajan arduamente para encontrar medicamentos para aliviar de sufrimientos de millones de enfermos, mientras tanto, los lúgubres emporios de la industria de la guerra inventan armas letales para acabar con los seres humanos.

El FMI, el BM, la OMC, entre algunas de las trasnacionales financieras, quieren imponer gobiernos neoliberales para aplicar paquetes económicos eliminando los logros reivindicativos de los obreros, empelados y organizaciones sociales. No obstante el socialismo, mediante gobiernos progresistas, busca elevar la calidad de vida de los excluidos de siempre.

Las industrias de "egregios empresarios", quienes gozan de la estima de muchos majaderos, vierten los desechos tóxicos de sus fábricas en aire, en el mar y en los ríos. Paradójicamente, numerosas personas están preocupadas por la destrucción del ambiente que pone en peligro la existencia del planeta.

A través de la historia las monarquías practicaron la esclavitud, la invasión a otros países, el robo descarado de la materia prima ajena, la desolación, las enfermedades, la expropiación, el sadismo, el racismo, entre tantos de los males de humanidad, sin embargo, ciertos europeos se sienten orgullosos de sus reyes y de su aristocracia parásita.

Las religiones lo único que han logrado es dividir a los seres humanos, hasta matarse entre sí, basado en palmarias mentiras, sin embargo una gran mayoría de personas se aferran a una religión.

Los gobiernos de derecha se basan en la exclusión, en el robo de las riquezas de un país, en el atropello de la clase proletaria, en el contubernio con empresas transnacionales para apoderarse de los patrimonios ajenos, entre tantos de los males, sin embargo la gente vota por los líderes conservadores.

Los padres insisten en llevar a sus niños a comer comida chatarra y tomar gaseosas, con la certeza que dichos productos son dañinos para la salud.

La empresa que tiene el nombre de una estrella, pero que no brilla, posee el monopolio sobre los productos alimenticios en Venezuela, que transporta el vicio a todos los rincones del país, que comercializa cantidades de productos perniciosos, que atenta contra la libertad sindical, que acapara y reduce la fabricación para aumentar los precios de los productos, no obstante, el jefe de la firma es considerado por algunos majaderos como un empresario de éxito.

Ciertos dirigentes de la oposición afirman frente a los medios de comunicación que el gobierno no permitirá las elecciones, aunque ellos realizaron unas primarias chucutas, así mismo están proclamando sus candidatos, además es vox populis que el domingo 28 el PSUV convocó a su militancia a votar.

El CNE ha realizado con éxito más de veinte elecciones y referendos a lo largo de quince años y sin embargo Capriles, Torrealba y ciertos dirigentes de la oposición pretenden advertirle al árbitro cómo debe hacer su trabajo.

Los líderes opositores gritan en sus manifestaciones, escriben en la prensa, claman en la televisión que esto es una dictadura, por otro lado, esos mismos "dirigentes" van y vienen de viaje del exterior, caminan plácidamente por las calles de Caracas y duermen sin angustias en sus hogares.

La oposición del país pretende convertir la AN en una guarimba para proteger a ciertos políticos que están presos por terroristas, golpistas y violadores de los derechos humanos, a pesar de que muchos opositores recorren otros países denunciado que el presidente NM es un autócrata.

En el reino de la estupidez puede pasar cosas inimaginables que contradicen las requerimientos elementales de la razón. Aun así, hay que tener sumo cuidado, en dicho ámbito el odio y la ignorancia está creando el caldo de cultivo para generar siniestras situaciones de las cuales, en el futuro próximo, de seguro, nos tendremos que arrepentir.


Tags: estupidez, reino, Ley Patriot, exclusión, opositores, elecciones

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada