Mi?rcoles, 30 de diciembre de 2015
Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2015

Jerome Duval
CADTM

Traducido del francés para Rebelión por Susana merino

Qué importancia tiene que las políticas del FMI difundidas por todo el planeta provoquen caos social, como ha sucedido en Grecia y en otras partes, el objetivo es siempre el mismo: el fortalecimiento del capital a costa de los bienes y de los servicios públicos. La tan temida institución por haberse comprometido tan profundamente con la ola de las desastrosas privatizaciones llevadas a cabo en Europa del Este a partir de la transición post comunista a principios de los años 90 prosigue su ruta en Ucrania. Desde comienzos de la crisis en noviembre de 2008 Ucrania ha venido figurando entre los primeros países europeos que han caído en las redes del FMI, luego les tocó a Islandia, Georgia y Hungría.

Tras de un poderoso movimiento insurreccional que terminó con la destitución del presidente ucraniano Viktor Ianoukovytch, el nuevo gobierno transitorio establecido el 27 de febrero de 2014 ofreció al FMI la oportunidad de imponerle al pueblo ucraniano una violenta cura de austeridad. Sin esperar siquiera a las elecciones, unas opacas negociaciones con este gobierno no elegido concluyeron con la adopción de políticas ultraliberales a cambio de un préstamo del FMI. Aunque fue rechazado en una primera instancia por los diputados del Parlamento el 27 de marzo, este impopular programa exigido por el FMI se aprobó finalmente luego de febriles negociaciones. (1)

Para el actual ministro Arseni Iatseniouk no existiría ninguna alternativa a los diktats del FMI. Ya en octubre de 1998, cuando era presidente del Parlamento, Iatseniouk declaraba en relación al programa del organismo internacional con sede en Washington: “No tenemos elección. No es una cuestión política, es una cuestión vital para la actividad del país”. (2) Cinco años y medio más tarde, en marzo de 2014, Arseni Iatseniouk, convertido en primer ministro del gobierno transitorio, afirmaba respecto a un inminente programa de austeridad del FMI: “El gobierno responderá a todas las condiciones que establezca el FMI porque no tenemos otra opción”. (3) Con el nuevo gobierno del oligarca y millonario Petro Porochenko, investido presidente de Ucrania en junio de 2014 con el compromiso de poner fin a la guerra en tres meses, pocos cambios pueden esperarse puesto que mantiene a Arseni Iatseniouk como primer ministro. Ucrania prosigue su camino sobre el monorraíl liberal de las políticas de austeridad dictadas por el FMI. Cualquiera que fuere el precio a pagar, ninguna otra opción es válida de acuerdo con el poder establecido. Reina el famoso dogma de Margaret Thatcher “There is no Alternative” (TINA) [No hay alternativa].

Sin embargo, todos los indicadores económicos del país bajo el yugo de la institución financiera viran al rojo. El Producto Interior Bruto (PBI) acusó una caída del 6,8% en 2014 (pasó de 180.000 millones de dólares en 2013 a 130.000 millones en 2014). (4) En 2015 el PBI por habitante se equipara al de Sudán, cerca de 2100 dólares (¡!). En 2014 el país ha visto reducidas sus reservas en divisas a menos de la mitad (-63 %) (5) (por primera vez desde hace diez años han bajado del umbral de 10.000 millones de dólares) con el objeto de mantener la moneda nacional, el grivna, que ha caído fuertemente frente al dólar, y financiar ocho meses de campaña contra los rebeldes prorrusos en el este industrial del país, lo que ha causado más de 8.000 muertos en 18 meses.

La deuda pública del Estado se ha más que duplicado en menos de dos años y has pasado de 480.000 millones de grivnas el 31 de diciembre de 2013 a 1.185.000 millones el 30 de abril de 2015, es decir, una progresión de aproximadamente 19.000 a 47.500 millones de euros a la tasa de cambio de principios de noviembre de 2015. Todo indica que se superará el pronóstico de Banco Nacional que prevé que la deuda soberana llegue al 89 % del PBI a fines de 2015. Los impuestos sobre las empresas se han reducido, mientras que los de las personas físicas se han aumentado. Según el FMI, 9 de los mayores 15 bancos tienen necesidad de ser recapitalizados (6), lo que indica que el FMI abogará por socializar la deuda privada de los bancos con el dinero fresco de los contribuyentes. Receta bien conocida por muchos otros pueblos europeos que, muy conscientes de que eso se hace a su costa, están ya agobiados por esas severas políticas de austeridad.

La injerencia del FMI

Recordando aún la decisión del gobierno de aumentar los salarios en 2009, lo que había llevado al FMI a suspender sus aportes, la institución ejerce un minucioso control de los gastos del Estado. (7) El presupuesto, cuya aprobación a fines de 2014 constituía una de las condiciones impuestas por el FMI para otorgarle el siguiente tramo de su ayuda, fue aprobado con urgencia por el Parlamento ucraniano el 29 de diciembre de 2014. Este presupuesto multiplican casi por cinco las asignaciones a Defensa y Seguridad, alrededor de 100.000 millones de grivnas (3.800 millones de euros), es decir, un 5 % del PIB y un 14,3 % de los gastos para 2015. ”Un nivel sin precedentes”, según el primer ministro Arseni Iatseniouk. (8) Mientras que al mismo tiempo los presupuestos para gastos sociales o los de Ciencia y Educación sufren severos recortes, el presupuesto de Seguridad incluye la construcción en tres años de un muro de casi 2.000 kilómetros jalonado de puestos de vigilancia en la frontera ruso-ucraniana que costará a Ucrania alrededor de 4.000 millones de grivnas (200 millones de dólares).

De acuerdo con los deseos del FMI y con las privatizaciones como telón de fondo, el gobierno multiplicó por tres las tarifas del gas y por seis la de la calefacción para la población a partir de abril de 2015. Las tarifas del agua caliente y de la electricidad se han duplicado. (9) La carta de intenciones dirigida al FMI por el gobierno ucraniano el 21 de julio de 2015, destinada a satisfacer las exigencias de la institución, menciona un aumento de los precios del gas del 285% (¡!) (10)

Una reestructuración que permite la continuidad de la esclavitud de la deuda

Luego de cinco meses de negociaciones los principales acreedores privados de Ucrania (PIMCO, Blackrock, Fidelity, Stone Harbor&hellipGui?o agrupados en un comité dirigido por el fondo de inversiones Franklin Templeton, lograron un acuerdo con Kiev para la reestructuración de su deuda. El acuerdo logrado a fines de agosto de 2015 prevé una reducción del 20% de la deuda del sector privado (que llega a los 18.000 millones de dólares), es decir, de alrededor de 3.600 millones de dólares, y una prolongación de cuatro años del plazo de reembolso de 11.500 millones de dólares. (11) Franklin Templeton, acreedor de alrededor de 6.500 millones (un tercio de las euroobligaciones ucranianas) firmó un contrato con el fondo de inversiones Blackstone para aconsejar a este grupo de acreedores privados durante las negociaciones de reestructuración de la deuda con Kiev. Blackstone, responsable en España de especulaciones inmobiliarias y de desahucios por falta de pago, es bien conocido en Grecia puesto que allí fue el consejero de los acreedores privados en 2012. Por lo tanto, difunde sus consejos a los mismos acreedores privados frente a otros países deudores como Ucrania. Por otra parte, Ucrania (como Grecia hace algunos años) estaba representada por el banco Lazard cuando negoció su deuda. (12). Dicho de otro modo, Ucrania se encuentra atrapada por los mismos actores ávidos de ganancias que sumieron a Grecia en una crisis sin precedentes: por un lado Lazard, que aconsejó (sin duda muy mal) a Grecia, y por el otro el fondo de inversiones Blackstone, que tan bien representó a los acreedores en Grecia. ¿Se contrata a los mismos y se vuelve a empezar?

Los parámetros anunciados en el acuerdo van ayudar a restablecer la viabilidad de la deuda y junto con los esfuerzos de las reformas emprendidas por las autoridades, permitirán alcanzar sustancialmente los objetivos establecidos en el programa apoyado por el FMI” , señalaba a fines de agosto la señora Lagarde. directora general del FMI. En otro comunicado el secretario del Tesoro estadounidense Jack Lew se felicitaba por el acuerdo “que va ayudar a mejorar las finanzas públicas ucranianas y va a proporcionar a las autoridades un margen de maniobra que le permita ejecutar su ambicioso programa de reformas […] apoyado de todo corazón por los EEUU”. No se puede ser más claro respecto a la voluntad afirmada del FMI y de su mayor accionista, los EEUU: la reducción de la deuda, ridícula en relación a los nuevos créditos comprometidos, solo sirve para permitir la continuidad de los reembolsos con sus intereses y la aplicación de políticas capitalistas. Si los oligarcas están bien, el pueblo ucraniano no ha salido de la crisis.

Por otra parte, Rusia le exige el reembolso de 3.000 millones de dólares (por el primer tramo girado en diciembre de 2013 sobre un acuerdo de préstamo de 15.000 millones de dólares de Putin al ex presidente Yanoukovich) que vencía el 20 de diciembre de 2015. Pero a Rusia, que no tiene derecho a veto en el FMI (solo dispone del 2,39 % de los votos en el organismo), le va a resultar difícil hacerse escuchar en este tema de las euroobligaciones que están sometidas a la ley británica. Por otra parte, el régimen de Putin, que en un primer momento rechazó participar en la reestructuración de la deuda privada llevada a cabo por Franklin Templeton y que finalmente logró Kiev, propone el reescalonamiento de los reembolsos mediante tramos de mil millones durante los próximos tres años a parir de 2016, mientras que el FMI proponía obtener el pago total en un año.

Una nueva misión del FMI comenzó a trabajar en Kiev el 12 de noviembre con el objeto de reiniciar los debates y evaluar el avance de las contrarreformas dictadas por el Fondo para otorgarle un nuevo tramo de créditos a Kiev. El tercer y cuarto tramo del crédito de un préstamo de 17.5000 millones de dólares del FMI, cada uno de 1.700 millones, había quedado en suspenso a la espera de las elecciones regionales del 25 de octubre de 2015. Por otra parte, el FMI desea modificar urgentemente sus propias reglas con el objeto de poder continuar con su plan de ayuda a Ucrania aunque Kiev no reembolse la deuda que tiene con Moscú. En efecto, según sus propios estatutos la institución no está autorizada a realizar préstamos a un país miembro si este incumple con su deuda. El FMI, controlado desde sus comienzos por los EEUU, exige una liberalización desenfrenada de Ucrania, aunque esta se parezca más a un auténtico descenso a los infiernos.

Como reclamaban los participantes en el seminario internacional “¿Crisis económica o crisis del neoliberalismo?” realizado en la Universidad Politécnica de Kiev el 7 de noviembre de 2015 con la participación del CADTM, ya es más que tiempo de iniciar una iniciativa de auditoría ciudadana sobre la deuda ucraniana y de emprender la lucha para poner fin al pago de una deuda ampliamente ilegítima, ilegal, odiosa e insostenible.

Notas:

|1| «Ukraine: le FMI passe en force au Parlement», Jérôme Duval, 2 de junio de 2014. http://cadtm.org/Ukraine-le-FMI-passe-en-force-au

|2| «We have no choice. It is not a political issue, it is an issue of the country’s vital activity» Yatsenyuk : Parliament will adopt unpopular conditions in exchange for IMF aid, oct. 27, 2008. http://www.kyivpost.com/content/ukr...

|3| «The government will meet all the conditions set by the IMF, because we have no other choice», Yatsenyuk said during a meeting with members of the European Business Association (EBA). “Ukraine vows to meet IMF loan conditions”, Xinhua, 3 de marzo de 2014, http://www.china.org.cn/world/Off_t...

|4| Ver: http://data.worldbank.org/country/ukraine et http://data.lesechos.fr/pays-indicateur/ukraine/pib.html

|5| Reuters, 12 de enero de 2015, «Foreign currency reserves in Ukraine plunge 63 percent in 2014», http://www.reuters.com/article/2015/01/12/ukraine-crisis-currency-reserves-idUSL6N0UR2N720150112#8IJOdpykVMOWVTIR.97

|6| Letter of Intent, FMI, 27 de enero de 2015, http://www.imf.org/external/np/loi/2015/ukr/022715.pdf

|7| «Le FMI activement présent en Ukraine depuis 1994 ne veut pas entendre parler de hausse de salaire», Jérôme Duval, 5 de abril de 2014, http://cadtm.org/Le-FMI-activement-present-en

|8| «L’Ukraine mise sur l’austérité mais quintuple son budget militaire», Por latribune.fr (avec AFP) | 29/12/2014, http://www.latribune.fr/actualites/economie/international/20141229trib097e0e8db/l-ukraine-mise-sur-l-austerite-mais-quintuple-son-budget-militaire.html

|9| Emmanuel Grynszpan, «Moscou, Kiev se débat avec sa dette et ses oligarques», Le Temps, 11 de abril de 2015.

|10| Letter of Intent, Memorandum of Economic and Financial Policies, and Technical Memorandum of Understanding, 21 de julio de 2015, https://www.imf.org/external/np/loi/2015/ukr/072115.pdf

|11| «L’Ukraine «a surpris le monde», selon la directrice du FMI», 07 de septiembre de 2015, RTBF, http://www.rtbf.be/info/economie/detail_l-ukraine-a-surpris-le-monde-selon-la-directrice-du-fmi?id=9072957

Fuente: http://cadtm.org/L-Ukraine-sous-ingerence-du-FMI



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter


Tags: Ucrania, recesión, FMI, Hungría

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada