Domingo, 09 de diciembre de 2007
El liberalismo socialista: Éste consiste en el anarquismo. En el no hay lugar para la explotación y reivindica la descentralización económica, para que la gente se responsabilize de su propio destino. Incluso su lema: a cada uno según su trabajo, evita la explotación de los vagos a los trabajadores y estimula a todos a cumplir con sus deberes sociales productivos, tiene en consideración la calidad y la predisposición a realizar un producto con autoexigencia. Quien niega que haya lugar para el liberalismo en el socialismo es porque no conoce el anarcosindicalismo o la autogestión obrera en una economía descentralizada . El liberalismo burgués es un falso liberalismo , pués en verdad sólo beneficia a la clase propietaria de los medios de producción, comercialización y de los recursos. En fin, a la clase dominante de una sociedad clasista. Es ese liberalismo que persigue a los sindicatos castigando a los obreros que se les ocurra crear un sindicato. Muchas empresas capitalistas prohiben a sus obreros la sindicación mientras acusan a Cuba, por ejemplo, de prohibir los sindicatos libres.

Sindicatos libres donde hay poder de la clase trabajadora es una receta muy poco apropiada. En una empresa autogestionada por sus dueños, los obreros, ¿qué sindicatos son necesarios para reivindicar nada? Aconsejo el texto de Anton Pannekoek respecto a los sindicatos.

Los sindicatos son hijos de una sociedad en la que los obreros no son propietarios reales de las empresas en las que trabajan. En otras realidades no tendrán ningún sentido y su función será muy distinta.


Sindicatos: Toda empresa privada estará obligada a que sus obreros se puedan sindicar o crear el sindicato que más les agrade. La empresas privadas que atenten contra esa obligación serán expropiadas o, mejor dicho, suspendida su actividad legal. Se cierran comercios por falta de higiene o excesivo ruído nocturno, también deberán cerrarse las que dificulten el derecho a sindicarse.

Las empresas capitalistas que prohiban o persigan a los sindicatos actuan como si no tuviesen ningún deber que cumplir respecto a la sociedad. ¿Para quién producen? Para consumidores potenciales.¿Son esos miembros de la sociedad?¿Con quién producen? Con los obreros. Pues la obligación de toda empresa es respetar sus derechos en todos los aspectos. Si una empresa usa máquinas exclusivamente, la sociedad debe opinar y arbitrar sobre los beneficios que obtiene, el producto que sirve a los consumidores y, en general, a la propia sociedad. . Si mis actos repercuten sobre la sociedad, lógico es que ésta opine sobre ellos y censure lo que la perjudique, más lógico es que a las empresas se les exija un comportamiento tan ético como a los individuos se les suele exigir. Los antisociales no entenderán jamás tal cosa. Es su problema, no el de la mayoría. Si a un virus se le ataca por los daños que causa habitualmente, a un antisocial, individuo o empresa, se le debe atacar de manera semejante: en el caso de las empresas incluso prohibirles toda actividad productiva y comercial. Ninguna sociedad humana es tolerante con quienes la puedan dañar.





Evolución hacia una sociedad socialista Por Blasapisguncuevas.

Tags: socialismo, mentiras, economía, liberalismo, sindicatos, descentralización, anarcosindicalismo

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada