Mi?rcoles, 12 de diciembre de 2007
Ideología, todo es ideología
Por: Néstor Colón(*)
Fecha de publicación: 24/09/07

imprímelo mándaselo a tus panas
Cuando iniciamos a trabajar en una institución financiera, en el curso de inducción recibimos, entre los aspectos técnicos de nuestras funciones, lecciones de la misión, visión y valores de esa institución. Asimismo, las grandes corporaciones entienden que la manera de optimizar el rendimiento de su personal es que éste se sienta identificado con los principios y valores de la organización. En un equipo de béisbol que se precie de ganador mantiene valores que estimulan el sentimiento de sus jugadores. Por otra parte, al iniciar la militancia en un partido político, se debe comulgar con los principios que rigen las luchas de esa tolda. Y es que si a ver vamos, este patrón se repite en distintas maneras en todos los ámbitos en los que el ser humano se desenvuelve: en la familia, en el empleo, en los grupos de amigos, en las religiones, en todo.

Y eso se llama ideología.

La ideología la define el Diccionario Larousse como “el conjunto de ideas que caracterizan a una persona, grupo, época, o movimiento. 2. Conjunto de representaciones coherentes en las que una clase social se reconoce y de las que se sirve en su lucha contra clase para imponer su dominio.” De esta definición se derivan dos aspectos que convergen en un punto. Esa convergencia se produce en las ideas. Son las ideas las que caracterizan a cada ser humano. Éstas están dadas por diversas circunstancias como el medio donde se desarrollan, el tiempo, todos factores emocionales donde la razón es sólo un argumento de los sin razón.

Por este motivo, cuando se dice que mediante la educación revolucionaria se pretende ideologizar o adoctrinar (Larousee: instruir, adiestrar, especialmente en lo que se debe decir o hacer), no se debe tener ninguna duda de que es así. Pero si es eso lo que siempre se ha hecho a través de la educación. Sólo que antes era un acto perverso por cuanto no se exponía públicamente cual era la verdadera intención: esclavizar nuestras mentes para amar a nuestro dominador.

¿Cómo se puede producir un verdadero cambio revolucionario si quienes lo conducen no han asimilado la naturaleza del cambio que se pretende? La educación revolucionaria busca formar al nuevo republicano, al nuevo ser, más humano, más ser. Ajustado a su medio, a sus circunstancias, a su esencia verdadera.

Así que cuando escuchemos que nos acusen de ideologizar o adoctrinar, no teman en afirmar tal hecho y no sucumban ante el sarcasmo y lo peyorativo de su acusación. Sepan que la ideologización está presente en todo lo que hacemos y debemos utilizarla como herramienta fundamental de la transformación del ser humano.

(*)Prof.





Evolución hacia una sociedad socialista Por Blasapisguncuevas.

Tags: Larousse, grupo, institución, religiones, Colón, clase social, ideología

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada