Viernes, 14 de diciembre de 2007
Cuestión de palabras y contenidos


Dictadura, que palabra menos atractiva aunque hubo una época en que era muy habitual considerarla como la forma de gobierno más eficaz. Marx habló de dictadura del proletariado en contraposición a la de la burguesía y no dudo de que hoy hablaría de democracia del proletariado en conntraposición a la democracia burguesa. Así la burguesía no podrá acusarnos de dictadores manipulando el significado de dictadura del proletariado y su procedencia de una época en la que en realidad no había casi países en los que hubiese ni siquiera democracia burguesa. La burguesía jamás profundizará la democracia y nosotros sí y esa batalla la tienen pérdida pues sin democracia el socialismo jamás será posible y menos aún el comunismo.Si el capitalismo profundizara la democracia se autodestruiría. Jamás un explotador podrá ser en verdad demócrata, como no lo puede ser un esclavista o un señor feudal. Si la democracia no afecta al nivel de los salarios, la duración de la jornada laboral para que cada cual aporte con su trabajo a la sociedad, de los impuestos, del reparto de recursos y beneficios, es porque no debe haber mucha democracia en realidad, sí mucha apariencia de democracia. No somos la apariencia y por eso el capitalismo manipula la palabra libertad, democracia y derechos humanos. En los tres casos el stalinismo ha sido su principal aliado por traicionar los ideales socialistas de igualdad y de derecho a verter una opinión en cualquier tema de la vida social. Si no tenemos libertad de opinión algo falla en el socialismo pues nadie se atrevería a abrir la boca en una asamblea para proponer tal o cual solución a tal o cual problema. ¿Quién ha hecho más daño a la causa del socialismo? Algunos de sus estrategas por impaciencia o falta de cultura. Tampoco se arriesgaría casi nadie, en la burocracia, a inducir a realizar inversiones o introducir innovaciones tecnológicas por el miedo a ser castigados por errores de planificación o cualquier otro y se acusaría a cualquiera de saboteador para ocultar los fallos de organización o cualquier otro. En un sistema donde los riesgos los debe asumir la burocracia, la innovación puede sufrir un freno considerable y con ello la evolución social se haga más lenta y menos flexible. También se dificulta la solución a los diferentes problemas que afecten a la sociedad y la satisfacción de las necesidades esenciales y las artificiales. Esa fue una enfermedad que afectó a los países del Este de Europa y a su “socialismo”. Si el comunismo es autogestión, no exclusivamente a nivel de empresas productivas, el socialismo también debería de serlo o aproximarse a ello. Con la autogestión se asumen más riesgos, los asume cada empresa y sus trabajadores y se usan los impuestos para limar la desigualdad que la actividad económica descentralizada puede llegar a crear. Algunos socialistas están confundidos en el tema de la igualdad y consideran que está consiste en cobrar todos igual independientemente de la disposición que se demuestre para realizar un trabajo determinado y además realizarlo con esmero. La apariencia de igualdad puede destruir una sociedad al fomentar la indiferencia por la labor bien hecha o fomentar la explotación de los más activos por los más pasivos. No podemos ni debemos caer en una nueva forma de explotación social mientras afirmamos odiar toda explotación. Además, tampoco resulta beneficioso para la sociedad a la larga.
Que todo el mundo gane igual cuando todos produzcan con calidad y cantidad igual o la explotación no desaparecerá, aparentará desaparecer pero nos engañaremos a nosotros mismos, cosa muy habitual en el hombre.

EL problema no es el reformismo únicamente, el problema puede ser también que nuestro socialismo no sea atractivo y nadie quiera llevárselo a la cama ni casarse con él. ¿Para qué sirve el instinto sexual o las hormonas? Para aprender de ella. Algunos socialistas utópicos se han disfrazado de socialistas científicos y lo han echado todo a perder y lo continuarán echando. Quien no aprende de los errores vuelve a caer en ellos. Para que triunfe el socialismo debe ser atractivo o la gente se conformará con el capitalismo. Hay una diferencia abismal entre los deseos y la realidad, entre jugar al ajedrez sólo o jugar con otro. Quien minosvalora a sus rivales vencido será por soberbio y poca inteligencia.


Evolución hacia una sociedad socialista Por Blasapisguncuevas.

Tags: palabras, Marx, dictadura, jornada laboral, guerra, burguesía, época

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada