Mi?rcoles, 14 de mayo de 2008
El secesionismo como alternativa de dominio del imperio
Por: Wilmer Ortuño
Fecha de publicación: 13/05/08






La práctica del secesionismo es política habitual de dominio de los países que practicaban el imperialismo desde el siglo XVI (y mucho más allá por los albores de los imperios de la antigüedad y como caso típico el romano) pero ha sido política exterior oficial ejercida por Inglaterra y Estados Unidos: la consigna de “divide y vencerás” es su máxima en política internacional cuando de dominio y rapacidad se trata.

Lo que vemos con nuestra hermana República de Bolivia no es más que la tradicional política exterior norteamericana cuando de asuntos políticos se trata, el dividir un país para adueñarse de sus riquezas sin mayor inconveniente (nada de constituciones, presidentes nacionalistas, indigenismo), se echa mano de cualquier interesado en representar los intereses del imperio y que pueda venderse a un precio razonable (aquí es donde mejor opera la ley de la oferta y la demanda), el meollo del asunto estriba en dominar aunque sea (y mejor) en pequeños estados fragmentados y sin posibilidad real de desacato y desarrollo.

Aceptar la división de Bolivia es abrir las puertas a situaciones similares en el resto de América, recordemos los casos de Colombia y Panamá; México a la que le fue amputada parte de su geografía en nombre del progreso y la civilización; Guatemala con Belice; Nicaragua con la costa de Mosquitos y paremos de contar.

En Venezuela existen personajes que por treintas monedas devaluadas del dólar norteamericano se encuentran atentos y dispuestos a desgajar un pedazo de la Patria para entregárselo a la rapacidad del capital extranjero neoliberal.

No nos extrañe que parte de la propaganda política que estos grupitos lanzarán en vísperas de las elecciones de noviembre, sea la creación de un “estatuto autonómico” y la posibilidad de un referéndum para lograr la “autonomía” de ciertos estados. Aunque ya en repetidas ocasiones (y como es ya costumbre en el oposicionismo) lo han negado, ya legisladores del estado Zulia a nombre del grupito Un Nuevo Tiempo se han atrevido a proponer la idea, esto sabemos no prosperará.

Sólo le queda a este grupo, y a similares, abrigar la esperanza de ir preparando el camino a nivel publicitario con el apoyo de países interesados en semejante exabrupto de forma que se pueda desarrollar sus intenciones secesionistas en la Patria de Bolívar. He aquí una de las razones por la que estas venideras elecciones cobran muchísima importancia para consolidar y profundizar el proceso de cambios que se ha iniciado.

Los nuevos gobiernos latinoamericanos que han surgido en las últimas elecciones, buscan la unidad de toda la América como única posibilidad de un desarrollo social y económico con equidad y apegado al respeto del ambiente y de la soberanía y autodeterminación de los pueblos; la derecha apátrida se propone todo lo contrario: dividir para poder conservar sus privilegios que se ven seriamente amenazados en todo el continente.

No hay posibilidad de desarrollo y equidad social y ambiental dentro del capitalismo, sólo nos espera la muerte lenta por inanición y por los efectos del cambio climático. El socialismo es la única alternativa para que las grandes mayorías vislumbren un futuro mejor a corto plazo; para que el ambiente se respete y se consiga el equilibrio necesario que debemos disfrutar en este planeta por mucho más tiempo.

¡El socialismo es Patria... el capitalismo la muerte!

Tags: países, imperio, secesionismo, dominio, Bolivia, tentación, norteamericana

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada