Lunes, 07 de julio de 2008
Dudas
Sobre suposiciones, liberaciones y rescates
Por: Enzo Moreno
Fecha de publicación: 07/07/08


Más allá de las crecientes dudas sobre el supuesto “rescate militar” realizado por el ejército colombiano, en el que 15 prisioneros de las FARC fueron liberados, los grandes medios  de comunicación siguen haciendo su festín con el reencuentro de Ingrid  Bentancourt con sus familiares y por supuesto, en el video “exclusivo” del heroico rescate.

Todo este show mediático transcurre sin realizar análisis alguno sobre las múltiples causales de un conflicto de más de cinco décadas. Llaman poderosamente la atención algunos detalles de este cuento de hadas, y los mássuspicaces, no dudan en comenzar a buscarle la quinta pata al gato.

La llegada en directo desde la selva, de un grupo de prisioneros afeitados, peinaditos y con olorcito a recién bañados, sugiere al menos algunas preguntas. Por otra parte, en la excelente producción de video de Uribe-Mc Cain Studios, si se pone atención se podrán percibir otra serie de “anormalidades”. (Ver el video aquí: http://www.youtube.com/watch?v=BCAYq_XABv8)

En  las primeras escenas del video del “rescate”, se puede escuchar una conversación entre el supuesto“reportero”, y el supuesto “camarógrafo”. En esta conversación, el segundo en cuestión le pregunta al reportero sobre la ubicación del control de volumen en la videocámara, y sobre aspectos de la luz en el video, o sea, el profesional de filmación consulta sobre el uso de la cámara, lo que deduce rápidamente que este individuo nunca antes habría visto o utilizado el equipo. Un profesional que no conoce su equipo de trabajo encomendado a una cobertura histórica…..mmmm, raro.


En la siguiente escena, el “periodista” intenta entrevistar al “Comandante Cesar”, quien aparece vestido de civil, muy sonriente y con una camiseta negra, “Cesar” se niega a la entrevista a pesar de la insistencia del periodista, a su lado está el segundo a cargo, “Gafas”, que luce casualmente gafas negras, bigote y barba, (luego, detenido ya, aparecería casi afeitado).

Frente a esta casi ridícula situación cabe preguntarse: porque ambos guerrilleros estaban vestidos de civil, porque subieron al helicóptero. Como fueron “rápidamente” reducidos en un espacio tan pequeño y no hubo ni un solo disparo?

Al momento de abordar el helicóptero de la “Cruz Roja”, los “rehenes” son “esposados” por una mujer de cabellos claros
que viste de blanco con un chaleco estilo periodista (¿quién será esta mujer, porque viste de blanco,  porque no es la guerrilla
quien esposo a los prisioneros, porque siendo rehenes tan importantes no llegaron esposados al lugar donde el helicóptero los esperaba….???.

El “periodista”, dice que intentara hablar con los prisioneros norteamericanos, pero no les permite hablar a los  soldados colombianos, supuestamente “por una política del canal televisivo”. Cual será esa política...? Quien la dicta?. Donde está la libertad de Prensa?.
Pero aun hay más. Las esposas utilizadas no las clásicas de metal, sino que aparentemente la guerrilla ahora utiliza
las mismas cintas plásticas con las que el ejército estadounidense esposa prisioneros en Iraq …..raro, muy raro.

Luego, un tal Teniente Malagon, a pesar de la “prohibición del canal de television” logra hablar y dice que lleva diez  años retenido, y que tiene algo muy importante que decir, sin embargo inmediatamente lo cortan sin dejar que se exprese. Posteriormente el video salta al momento de abordar el helicóptero, el audio se va, Malagon intenta nuevamente decir algo  pero no puede oír. Luego, la imagen sigue dentro del helicóptero, sin lugar prácticamente para moverse, allí se ve a todos muy sonrientes, aun ANTES de que la noticia de que estaban libres fuera dada.

El video no muestra como ocurre el supuesto subyugamiento de los dos guerrilleros, ni como su sangre salpica a Ingrid Bentancourt, tampoco se  puede ver a los guerrilleros atados en el piso, todo de acuerdo al testimonio de la excandidata presidencial.

Si prestamos atención a detalles de la vestimenta, pueden fijarse en la foto de Uribe recibiendo a los “rehenes”, como la ropa de los “rehenes” luce limpia y hasta prolijamente planchada, algo que no concuerda de manera alguna, con la vestimenta de alguien que supuestamente viene saliendo de una larga travesía en la selva.

Por último, el detalle del peinado de Ingrid en el helicóptero y el que luce posteriormente en el recibimiento de Uribe.
Todo planeado para que las cámaras la retrataran mejor y el mundo entero pudiera llorar de emoción.


Teatro como en el teatro

La repetida, feliz y muy saludable imagen de Bentancourt llena todavía portadas de diarios, periódicos, revistas, noticieros, radio, televisión, web y todo espacio comunicacional que usted pueda encontrar alrededor del mundo. Los rostros sonrientes y victoriosos de URIBE-SANTOS, parecen reafirmar la tesis reeleccionaria, la definitiva hegemonización del poder, que conlleva en si el germen de la profundización del conflicto social y militar en Colombia y la presencia omnisciente de los EEUU en todo el país.


Con las horas, la obra teatral armada con tanta minuciosidad comienza a tomar mas forma y los actores continúan saliendo organizadamente a escena.  Uno tras otros, héroes y villanos se mezclan en una confusión grotesca que no parece tener  fin.
Mientras tanto, un mundo expectante y desorientado no encuentra más solución que repetir viejos libretos. Entonces las celebraciones “jubilosas y universales”, se suceden desde la derecha a la izquierda, ahora suenan palmas, aplausos y felicitaciones hacia el Presidente  Uribe por su “audaz e impecable” acción militar, la que supuestamente dejo como saldo la “liberación” de 15  “rehenes”.


Uribe, maquillaje de por medio, realizo el milagro de transformarse de villano en héroe nacional, incuestionable e incuestionado en su apoteótico triunfo por  la democracia y la libertad. Y pareciera que de repente todo  se olvidara, los “hermanos” se reconcilian una vez más y se unen en la crítica despiadada a la siempre incómoda existencia de las Farc-Ep, virtual piedrita en el zapato de muchos.

Entonces, mientras se habla de ética y códigos militares, mientras se proclama un “no al secuestro”,  mientras abundan las descalificaciones a  las “organizaciones terroristas y anacrónicas”, mientras todo eso ocurre,  el discurso de la derecha florece y se multiplica incesantemente.  Sobran ahora mil tesis y versiones sobre supuestas entregas ya programadas, negociaciones franco-suizas,  traiciones, inteligencia, israelíes, Mc Cain,  y mucho más, pero existe la sensación de que la verdad de fondo sigue oculta.

Lingüística y Semántica

Como las palabras tienen el valor que les damos al utilizarlas, quisiera junto a ustedes, detenerme un momento a analizar y
evaluar, celebraciones, semánticas y consecuencias. Está claro que los CIVILES retenidos por las FARC, merecen la libertad, hasta allí todo el mundo de acuerdo.   Pero ojo, de allí, a participar en la comedia de celebración por la liberación de estos “rehenes” (supuestamente  torturados, vejados y sobrevivientes en “terribles condiciones&rdquoGui?o, repito, de allí a celebrar, hay mucho, pero mucho trecho.

Pero veamos, sabemos realmente cuál es la diferencia técnica entre rehén y un prisionero?. Para despejar dudas recurramos
al Diccionario de la Real Academia Española,  donde textualmente dice :

Rehén: Persona retenida por alguien como garantía para obligar a un tercero a cumplir determinadas condiciones.

Prisionero: Militar u otra persona que en campaña cae en poder del enemigo.
Persona que se entrega al  vencedor precediendo capitulación.

Para evitar seguir utilizando el lenguaje que los poderosos nos quieren imponer, primero debemos entenderlo, desglosarlo y
revertirlo. Es decir analizar lingüísticamente el doble y oculto mensaje de la comunicación.

Rehenes o Prisioneros

Habiendo aclarado la parte significante de este meollo, adentrémonos ahora en los criterios semánticamente aplicables
para cada uno de los supuestos “rehenes”. Comencemos por Ingrid Bentancourt, la protagonista central de esta novela. Ingrid proviene de una familia de "políticos", su padre y madre, ambos de la alta  ralea aristocrática, fueron quienes forjaron su camino , el mismo que la  llevo a ser una figura importante en el escenario político partidario y dentro del estado colombiano.

O sea, Ingrid ha sido arte y parte en proyectos, decretos y votaciones legislativas que le costaron, desplazamiento, cárcel, tortura y muerte  a miles y miles de colombianos. O sea, que como parte de un estado genocida, ella no encajaría en la categorización de "civil inocente" de responsabilidades.

Ingrid, era y es, por acción u omisión, parte activa de este conflicto aun sin estar en el frente de guerra. Era y es arte y  parte de un narco-estado en largo conflicto contra la insurgencia y el movimiento popular e indígena de Colombia.  Además y tal como  lo ratifico luego de su liberación, Ingrid se considera un “soldado de reserva” del ejército de Colombia.  Cuesta asociar estas bravías palabras con la imagen difundida por los medios de difusión, donde Ingrid parecía tener  prácticamente sus días contados. Se creó la impresión, de que el mundo debía movilizarse para “salvar urgentemente”  la vida de Ingrid.

Sin embargo luego de su “liberación”, milagrosamente Ingrid demostró mantener un excelente estado de salud, y al día siguiente de ser liberada, estuvo más que lista para viajar a Paris hablando en fino francés, y para  declarar su irrestricto apoyo a la reelección de Uribe. Ingrid estaba más que lista para actuar su parte  sobre el "heroico" rescate de las "gloriosas" fuerzas armadas de Colombia.
Sin duda Ingrid es ahora el mejor estandarte de lucha "civil" contra las "terroristas" y malvadas FARC.

Oui, oui, oui mon cheri, le dijo Bentancourt a Uribe, mientras llamaba  a reboblar en asedio militar a las FARC para que se acaben la guerra, los rehenes y de paso las FARC, las que según ella, son las causantes de todas las desgracias  de Colombia.
O sea que Ingrid Bentancourt, tal como Álvaro Uribe, ni es “civil”, ni neutral, ni se muestra proclive a ninguna salida negociada, lo que demuestra es ser  parte del estamento político que desgobierna al país desde hace medio siglo.

Ahora veamos el caso de los tres "civiles" norteamericanos, Howes, Gonsalves y Stansell, estos inocentes "contratistas",  parte de la misma guerra "privatizada",  en la cual  “inocentes” como estos matan con total impunidad. Así como en ayer en Vietnam o El Salvador y hoy en Iraq, en Afganistán,  en Colombia o en donde les toque.

Howes, Gonsalves y Stansell fueron capturados una vez que el avión que tripulaban en misión de espionaje fuera derribado.
Este avión formaba parte de los operativos llevados a cabo en territorio colombiano por el COMANDO SUR de los EEUU...
Evidencia más que clara de una intervención  norteamericana cada vez más directa en nuestro continente.
Entonces, estos son inocentes gringos que nos  quieren presentar como víctimas, la realidad los identifica como boinas verdes, mercenarios, o simplemente asesinos a sueldo......?. Pero, aun hoy puede haber voces que celebren….?

La compañía Northrop Grumman también celebro la liberación de sus empleados, junto al pentágono, junto a Bush, a Mc Cain y
a Obama, porque claro,  como dice el dicho: el "trabajo es salud", y sus “trabajadores contratistas” pudieron volver a casa sanos,
salvos y sobre todo listos a volver a "trabajar".

Eso a pesar de que el trabajo de ellos pueda significar la muerte de muchos otros. Por eso entre tanta alegría, resulte misteriosamente extraño que nadie     se pregunte que es, a que se dedica la "compañía" Northrop Grumman....
la letal empleadora de estos “inocentes rehenes”.

Esta, es una compañía dedicada a fabricaciones militares de alta tecnología, y provee “servicios de seguridad e inteligencia”
a estados y corporaciones. Nada de secretos, ni disimulo, la muerte hoy se fabrica y distribuye en total impunidad. Pero para averiguar mas, solo basta visitar la página de Northrop Grumman,  (http://www.northropgrumman.com), para ver quiénes son en realidad estos angelitos alados.

Por supuesto, cabe aclarar que esta compañía norteamericana, actualmente desarrolla tareas de inteligencia ofensiva y defensiva, alrededor de todo el mundo. Entre algunos de sus “clientes” tenemos nada menos que el Pentágono, el Comando Sur de los EEUU, así como el Ministerio de Defensa de Colombia, sus aliados paramilitares y algunas compañías petroleras . Revisando la historia intervencionista de los EEUU en nuestra Latinoamérica, cabe preguntarse, estos serán los tan mentados  civiles norteamericanos a los que la prensa se refiere?....son estos los inocentes contratistas cuya liberación  “llena de alegría” a algunos…..???
Las respuestas son obvias, participes a sueldo en un conflicto, parte activa del mismo, se les podría aplicar cualquier clasificación,
pero objetivamente estos mozos ni son civiles, ni mucho menos “rehenes”.

Y por último los 11 militares, forman parte directísima de la guerra que se vive en Colombia, y han sido tomados prisioneros, tratados con respeto, sin que denunciaran abusos o torturas en su contra, algo de lo que no puede, ni podrá,  vanagloriarse
el corrupto ejército colombiano.

Bien, entonces concluimos fehacientemente que los militares no son rehenes, son prisioneros. Estos son entonces, al igual que los
norteamericanos e Ingrid Bentancourt, los prisioneros que las FARC pretendían intercambiar con los gobiernos colombiano y estadounidense. La convención de Ginebra, con relación al canje de prisioneros, previsto por el articulo 44, se refiere a esta posibilidad como legal, y no denomina en ningún momento como "rehenes" a los prisioneros de ambos bandos.

Conclusiones

O sea, ojo al lenguaje que utilizamos, ojo a la interpretación del miso ,ojo al análisis livianito, ojo a la indignación manipulada, ojo a caer en la fácil zancadilla traidora de la prensa cómplice.

La muerte continua campeando en Colombia, las paramilitares "Águilas Negras" siguen masacrando impunemente, el ejército colombiano aumenta su pie de fuerza, Uribe bombardea y asesina en su país, en Ecuador o donde sea, los norteamericanos abren bases en La Guajira y en Perú, sacan la IV Flota al Caribe y al Atlántico en clara demostración de su política guerrerista….

Realmente cuando escucho las jubilosas alabanzas de algunos políticos de “izquierda” al "exitoso operativo de rescate", y
la "nueva oportunidad de paz para Colombia"….. Realmente me quedo atónito, no entiendo nada.... De donde sacaran estas conclusiones? Sera que los lentes con que miramos la realidad pueden estar tan distorsionados?

Yo pregunto de qué paz me hablan?. La de los Santos-Uribes, la del Comando Sur, la de la IV Flota, la de Iraq, la paz del paramilitarismo, la paz del Plan Colombia? . Una vez más pregunto: qué hay que festejar tan jubilosamente?. Que creerán que ha cambiado de fondo en la realidad política de Colombia luego de este incidente?.

Mientras tanto la obra, con un sombrío guion elaborado en  Hollywashington, continua adelante. Necesitamos asumir nuevamente el protagonismo, ojala que aquellos que ayer divinizaron la lucha armada, hoy no la demonicen, ojala que aquellos que pudieron cometer errores tácticos por la soberbia militarista los corrijan, ojala el movimiento popular, dueño del mejor instinto revolucionario, reflexione en torno a caminos de unidad y respeto, ojala queden bien  al descubierto las falsas izquierdas “maduras y responsables”, esas que solo son un triste remedo de la vieja partidocracia reformista, esas que previenen el vuelo de la ilusión y el sueño de un futuro mejor.

Vivimos tiempos de urgencia, necesitamos despertar nuevamente la conciencia histórica. En esta ocasión, toda la carne
esta en el asador, si la estrategia imperial para el continente se afianza, corren grave peligro no solo las organizaciones insurgentes, sino también y mas seriamente TODOS los procesos de cambio que se están intentando forjar en Latinoamérica.

Ojala tomemos conciencia de que la historia no es una obra teatral, que no se puede seguir repitiendo libretos importados
con recetas de sumisión, ojala tomemos conciencia de que la historia de nuestro continente la debemos escribir entre TODOS,
desde abajo, a nuestros hijos les debemos una historia digna, nueva, rebelde y original.

Recordemos pues las palabras de José Artigas, uno de los padres de la Patria Grande, quien acertadamente dijo hace casi
dos siglos: “Nada debemos esperar sino de nosotros mismos”.

Que así sea.

“Los cabrones me sacan de juicio, los indiferentes, aun más”.

 

[email protected]


Tags: Uribe, enzo, Ingrid, palabras, hadas, hipótesis, FARC

Publicado por blasapisguncuevas @ 17:09  | Colombia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada