Mi?rcoles, 23 de julio de 2008
 Irán y la sumisión de El País al poder



El diario El País, que tradicionalmente dedica más atención a asuntos internacionales que los demás, parece especialmente empeñado en sus demostraciones de sumisión al poder. Un ejemplo elocuente lo tenemos en el editorial de ayer (20/7/08), dedicado a Irán.

Los supuestos coinciden totalmente con el discurso oficial de Estados Unidos. Irán es un país malvado y peligroso que debe controlarse, de ahí que las leyes internacionales deban mostrarse selectivamente más duras con este país o incluso se le apliquen otras leyes no escritas. Que no hay argumentos racionales para defender esta teoría es algo que cualquiera puede comprobar simplemente buscándolos en la prensa. Sólo hay propaganda, descalificaciones y enunciados más o menos histéricos de tales postulados.

La frase que abre el editorial habla de negociaciones entre “la comunidad internacional e Irán”. La expresión “comunidad internacional” carece de definición jurídica, es un simple término propagandístico cuyo copyright pertenece al gobierno de Estados Unidos (1) y cuyo significado varía según la situación. En general engloba a los países afines a las políticas de Washington, lo que usualmente incluye a los paises europeos, pero no siempre (Alemania y Francia durante la invasión de Irak, Rusia a menudo, etc.) Esto no tendría mayor interés si no fuera por que la prensa reproduce exactamente ese discurso y de ahí a la conciencia colectiva. Sigue el editorial explicando

“los esfuerzos para reconducir las ambiciones nucleares de Teherán y crear un nuevo horizonte en el endémicamente complejo panorama de Oriente Próximo, amenazado por una carrera armamentista nuclear si la República Islámica llega algún día a hacerse con la bomba”

Aquí se ignora olímpicamente no sólo la ausencia total de pruebas de que Irán persiga la bomba sino también el reciente reconocimiento, por parte de los propios servicios de Inteligencia de Estados Unidos, de que Irán no tiene planes para desarrollar armas nucleares al menos desde 2003 (2) Que El País siga con la misma canción no tiene por tanto nada que ver con la realidad sino con seguir alimentando la imagen “amenazante” del gobierno de Irán.

Por otra parte, el diario no pone ninguna objeción a que un estado terrorista como Israel posea tales armas (3). Eso al parecer no supone ninguna amenaza para nadie ni tiene nada que ver con la “complejidad” de la situación en Oriente Medio. Probablemente sí tenga que ver con las excelentes relaciones que tiene el gobierno español con el régimen israelí y los lucrativos intercambios militares entre ambos países (4)(5)

Continúa el editorial sugiriendo al gobierno iraní que tales conversaciones representan “una oportunidad sin precedentes para el entendimiento que Irán no debe desaprovechar” para poder incorporarse “como socio fiable a la comunidad de naciones”. Pero la “oportunidad” no significa ninguna propuesta concreta, sólo que Estados Unidos “se ha plegado a sentarse cara a cara con el viejo demonio”. Sí está claro, en cambio, que el “entendimiento” es equivalente a la renuncia de Irán a desarrollar tecnología nuclear, aunque sea para uso civil. Esa postración absoluta ante su alteza imperial es lo que haría “fiable” a Irán y le permitiría ingresar en la “comunidad de naciones”, que debe ser una especie de “comunidad internacional” de segunda división.

El final del editorial no puede ser más cínico: “Nadie niega el derecho iraní a explorar la vía nuclear con fines pacíficos”, dice el diario pocas semanas después de que la UE ampliará las sanciones ya existentes para que Irán deje de enriquecer uranio (6), sea cual sea su fin. ¿Qué comprensión de la realidad puede tener el lector ante semejantes despropósitos?

notas en fuentes:


Tags: Irán, guerra, privatización, piratas, asalto, conquista, mercado

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada