Mi?rcoles, 30 de julio de 2008
Revolución, Socialismo, Democracia y Partidos Políticos

 Por: Felicia Jiménez(*)
Fecha de publicación: 30/07/08

Pensando que este es un momento de gran importancia para el debate sobre la unidad en el PSUV mi decisión fue escribir mi humilde opinión al respecto.

Observo con gran preocupación, que la diatriba sobre el tema no es precisamente la correcta, ya que existe una gran desorientación entre los cuadros que lideran el principal partido del pueblo, ya que para el Presidente Chávez debe ser el partido vanguardia de la revolución.

No dudo que nuestro Presidente en su anhelo de salir hacia delante esté confiado en que la mejor formula es cultivar la opinión de que solamente exista un partido y que los demás partidos de tendencias izquierdistas que siempre lo han apoyado, sus cuadros deben ser agrupados al PSUV, incluyendo al respetado e histórico Partido Comunista de Venezuela, que debe ser intocable porque el partido comunista a nivel mundial, representa el partido que mejor interpreta las ideas revolucionarias del marxismo leninismo.

La mayoría de las veces he estado de acuerdo con los planteamientos del Presidente, pero sin embargo, en este caso discrepo totalmente con él y espero no estar equivocada.

La idea de un proyecto socialista tal como la definieron en sus momentos Marx, Engels, Lenin, Rosa de Luxemburgo entraña la necesidad absoluta de un trabajo político profundo, orientado desde las bases en las comunidades, en la cual se establezcan verdaderos valores para los hombres y mujeres que la integran y de esa manera el proyecto socialista no los conduzca hacía el egoísmo, y el individualismo cuidando que no se convierta en una revolución burguesa y no del proletariado.

Existen leyes basadas en la construcción del socialismo, pero no son leyes ciegas que por si solas crean una sociedad y la organizan; por lo contrario son leyes que tiene que ser interpretadas por el hombre y practicadas por el propio hombre. No se puede concebir la construcción del socialismo sin la planificación de estructuras ideológicas factibles que nos lleven a la proyección de un trabajo realizado con conciencia revolucionaria y que asuma el papel histórico que se está jugando para poder llevar hacia delante el proceso revolucionario y la construcción de una sociedad nueva, integrada por hombres formados con verdadera capacidad política, con principios revolucionarios, que luego no los haga caer en concepciones ideológicas falsas.

Es hora de rectificar errores, que desde las bases del partido socialista unido se traen como viejos esquemas de la cuarta república y no digo que los otros partidos aliados no tengan cuadros que también converjan en esas malas costumbres de los gobiernos anteriores.

Se necesita mucho tiempo para cambiar esas viejas formas de pensar y actuar.

Por lo que yo pienso que en estos momentos Venezuela no está preparada política e ideológicamente para enfrentar un proceso revolucionario con una sola tendencia partidista. Eso sería la hecatombe. Me apena mucho decirlo porque siempre he creído en nuestro Presidente y no me gustaría actuar deslealmente con el, pero también por esa misma lealtad que le profeso, el presidente debe saber que sucede dentro de las filas de su partido.

Yo he tenido amargas experiencias al coincidir con camaradas con unas concepciones ideológicas que dejan mucho que decir con sus acciones, que no tienen nada de revolucionarias.

Los partidos deben estar unidos para apoyar al Presidente pero deben estar unidos en una alianza socialista, en la cual puedan converger todos los partidos revolucionarios de tendencias izquierdistas, pues serán variados los criterios, y eso en vez de dañar la revolución proporcionará más aportes que los conduzcan hacia la formación de un verdadero socialismo, no a un socialismo utópico.

El PSUV no está en condiciones para enfrentarse por sí solo en el cumplimiento de ese rol ideológico, porque dentro de sus filas todavía existen cogollos de los tiempos anteriores, por lo que primeramente hay que realizar una gran limpieza dentro del mismo, e ir descartando a los oportunistas de turno. Existen un gran número de funcionarios que son grandes irresponsables y que todavía se creen los patrones absolutos de sus asalariados, ejerciendo un gran abuso de poder.

Rosa de Luxemburgo pensaba que “la libertad es la de aquellos que piensan diferentes y que no podía existir una revolución socialista que no fuera democrática”

Si agrupamos todos los partidos que han seguido a la revolución bolivariana y al Presidente Chávez en un partido unido se volvería entonces un partido totalitario que daría la oportunidad a más abusos de poder de los que ya existen y dejaría de ser una revolución democrática y proletaria.

Con esas decisiones erradas estamos reflejando el viejo esquema del socialismo burocrático burgués y hasta podemos perdernos en la creación de un partido reformista que repetirá los viejos esquemas de los cogollos de la historia partidista en Venezuela.

Es hora de reflexión, y lo adecuado sería formar una alianza socialista donde quepan todos, pero cada cual desde su partido de base, para poder canalizar unidos los planteamientos y realizar los cambios necesarios. Segura estoy que saldrán más fortalecidos en ética, moral y principios revolucionarios, aprendiendo a conocer de sus errores, aceptando las críticas y los señalamientos que se les hagan de una manera constructiva.

Entonces podrán llegar a tener una revolución socialista, con un amplio contenido humanista, para los humildes y por los humildes.

(*)Asesora Comunicacional.

Tags: Revolución, Socialismo, Democracia, Partidos, Políticos, Rosa, bases

Publicado por blasapisguncuevas @ 16:44  | Socialismos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada