Martes, 19 de agosto de 2008


Venerar al indio muerto y depreciar al indio vivo
Por: Julio Mosquera
Fecha de publicación: 17/08/08
 
 
 imprímelo    mándaselo a
tus panas
Una vez un amigo mexicano que comentó que en su país se veneraba al indio muerto y se despreciaba al indio vivo. Me decía que mientras se restauraban sitios históricos de los mayas, aztecas y otros, mientras se construían bellos museos para alojar piezas arqueológicas, mientras se hacían actos solemnes protocolares en homenaje a héroes indígenas muertos, los miles de indígenas mejicanos viven en la miseria y son sometidos al desprecio diariamente por parte de la población criolla. Mientras se establecen demandas contra museos y universidades en Estados Unidos y Europa para repatriar piezas arqueológicas de nuestras culturas pre-hispánicas, miles de indígenas abandonan sus países de origen buscando una supuesta mejor vida en Estados Unidos y Europa. Esa situación me parecía extraña y lejana, no la podía comprender cabalmente.

El Gobierno Bolivariano ha hecho esfuerzos enormes por hacer visible a los pueblos indígenas que habitan en Venezuela. Desde la Constitución de 1999, donde se reconoce legalmente que nuestro país es multiétnico y multicultural, y se le otorgan derechos especiales a los pueblos indígenas, por ejemplo en materia de representación política. Este gobierno anunció que tomaría medidas en contra de la ingerencia religiosa en los pueblos indígenas, llegó a anunciar la salida del país de la secta Nuevas Tribus. En el año 2003 fue lanzada la Misión Guaicaipuro, el objetivo de esta Misión, reformulado en el año 2007, es: “Promover, desarrollar y ejecutar las políticas bolivarianas dirigidas a saldar, con los entes del gobierno nacional, la deuda histórica a las comunidades organizadas indígenas, haciendo cumplir el Plan Nacional Simón Bolívar, bajo la óptica de un solo proyecto bolivariano, de una sola revolución y de un solo Comandante Presidente generando así la mayor suma de felicidad.” (Fuente: http://minpi.gob.ve/minpi//content/view/51/68/). Es precisamente en ese año, el 8 de enero de 2007, que es creado el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas (MPPPI). Este ministerio tiene por misión:

“Es el órgano rector de políticas gubernamentales para el ámbito indígena, que facilite e impulse el fortalecimiento de la ancestral comunal indígena, como vía para la difusión de políticas creadas de forma colectiva desde la base, con fuerza para dar respuestas en lo inmediato, corto y mediano plazo a las necesidades más urgidas de pueblos y comunidades, con el objeto de fortalecer nuestros pueblos originarios y a la Venezuela Bolivariana, Socialista, Multiétnica y Pluricultural”. (Fuente: http://minpi.gob.ve/minpi//content/view/25/59/).

Y como visión:

“Ser el Ministerio del Poder Popular como el órgano rector que proporcione la mayor suma de felicidad posible a los pueblos, y comunidades indígenas en su entorno natural, facilitando la generación de políticas, planes, programas y proyectos en la gestión comunal indígena, optimizando los niveles de eficiencia, eficacia, efectividad, afectividad, transparencia, solidaridad y respeto a sus valores, principios, usos y costumbres ancestrales”. (Fuente: http://minpi.gob.ve/minpi//content/view/25/59/).

Otros ministerios, como el de la cultura, también han realizado actividades especiales dirigidas a atender diversos aspectos que tiene que ver con nuestros pueblos indígenas. Por ejemplo, la Editorial Monte Ávila creó una colección titulada Warairarepano dedicada a “las literaturas indígenas en versiones bilingües que, aunque llevadas de la oralidad a la escritura, permanecen fieles a sus raíces ancestrales” (Fuente: Kane’Wa el árbol que daba sed, Monte Ávila, Caracas, 2005).

En el 2002 se decretó el 8 de diciembre como el “Día Nacional de Guaicaipuro y de los Caciques de la resistencia”. El año anterior se dedicó un espacio particular en honor al Cacique Guaicaipuro en el Panteón Nacional. Recientemente, con la aparición del Bolívar Fuerte, se imprimió un billete con la cara de este cacique.

Todos esos esfuerzos no han logrado borrar de nuestras tierras el racismo hacia los pueblos indígenas, eso tomará mucho tiempo. Una evidencia de la fuerza de ese racismo nos la ofrece el reporte aparecido recientemente en Aporrea sobre hechos en la Sierra de Perijá (ver: http://www.aporrea.org/poderpopular/n118974.html). Para acabar con el racismo y sus diversas manifestaciones en contra de los pueblos indígenas, se requiere de una vigilancia constante, de un esfuerzo interrumpido y del compromiso de la mayoría en la defensa de los derechos de estos pueblos. Espero que no tengamos que seguir confirmando la afirmación de mi amigo mejicano, espero que en Venezuela desterremos por siempre esa costumbre de venerar al indio muerto y despreciar al indio vivo. Los hechos recientes en la Sierra de Perijá muestran un peligroso movimiento de la balanza hacia el lado equivocado.


Tags: venerar, indio, aztecas, mayas, incas, arqueología, deuda

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada