S?bado, 23 de agosto de 2008

 

El tema interreracial, la pareja entre personas de diferente color, y el aumento de esa mezcla en Cuba, es la esencia de un interesantísimo artículo que leí ayer en el periódico cubano Juventud Rebelde : www.jrebelde.cubaweb.cu.

Y es cierto cuando uno echa una simple mirada a nuestro entorno ve cada más parejas jóvenes entre personas de diferente color.

En la isla blancos y negros gozan de los mismos derechos y oportunidades, pero a la hora de formar pareja aún existen rezagos y prejuicios individuales que 45 años de Revolución no han derribado de un todo.

El extenso artículo de dos páginas afirma que en sentido general las personas discriminan por miedo a lo diferente. Los españoles cuando llegaron a América lo primero que hicieron fue preguntarse si los indios tenían alma, y lo mismo ocurrió con los negros africanos.

Todas una ideologías para mantener la esclavitud se implantó siglos atrás. Cuando a Cuba comenzaron a llegar las ideas de libertad, igualdad y fraternidad de la Revolución francesa, el procesos fue contradictorio para los intelectuales de entonces, ellos se sumaron a aquellas nuevas ideas, pero sin poder incluir entonces a los negros como seres humanos.

Después de 1959 ser negro o mulato no constituía ningún demérito, era lo mismo que ser feo o bonito, gordo o flaco, pero entonces no se veían tantas parejas mixtas, de diferente color, como ahora. Ocurre que los jóvenes de hoy se rebelan ante los prejuicios y quieren ser enteramente libres para escoger con quien unirse.

Todo indica que con el tiempo según explican los estudiosos, el mestizaje cubano, característicos en la nacionalidad cubana, continuará su mezcla.

Los estudiosos a nivel mundial citan 180 tipos de color de la piel, pero en Cuba solo se habla de cuatro: blanca, negra, mestiza o parda, y amarilla.

El color de la piel no es lo que determina quien es una persona, sino su conducta, sus valores morales. La juventud aquí defiende cada vez más esos principios.

Con el paso de los años atrás quedarán esos rezagos que se escuchan- sobre todo en los más adultos- ante una pregunta: ¿a ti te gusta el petróleo o la gasolina?, ¿la vainilla o el chocolate?.

En lo personal recuerdo cómo mi abuela siempre me decía: cada oveja con su pareja. Llegará el minuto en que este refrán no tenga mucho sentido.


Tags: refrescos, Chocolate, cuba, rebelde, juventud, derechos, vainilla

Publicado por blasapisguncuevas @ 22:59  | CUBA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada