Martes, 26 de agosto de 2008

El hambre como arma pol?tica

Entre los numerosos cr?menes cometidos por Stalin se cuenta el de la hambruna forzosa de Ucrania durante los a?os 1932-1933. Como es com?n en los pa?ses en los que reina el socialismo, (Confundir estalinismo con socialismo es propio de est?pidos, Blasapisguncuevas)? las hambrunas intencionadas se han usado como arma pol?tica utilizada para alcanzar los deseados objetivos contra varias clases. Las v?ctimas se?aladas en esta ocasi?n fueron los kulaks, los agricultores campesinos que ten?an propiedad y contrataban a trabajadores. Cuando Stalin alcanz? el poder en 1924, vio el nacionalismo ucraniano como una amenaza al poder sovi?tico, creyendo que cualquier insurrecci?n futura podr?a provenir probablemente de los kulaks. As? que decidi? aplastarles utilizando los m?todos que tan exitosos hab?an sido en la URSS durante la pol?tica de ?liquidaci?n como clase?. En 1929, arrest? a miles de intelectuales ucranianos bajo falsos cargos y o bien los fusil? o bien los envi? a campos de trabajo en Siberia. Llev? a cabo la colectivizaci?n de las explotaciones ucranianas requisando todas las tierras y el ganado privados, lo que afect? aproximadamente al 80% de la poblaci?n de Ucrania, anteriormente conocida como el granero de Europa. Declar? a los kulaks enemigos del pueblo. Se han estimado en diez millones de personas las que fueron despose?das de sus hogares y pertenencias y enviadas a Siberia en trenes de mercanc?as sin calefacci?n, condiciones en las cuales pereci? al menos un tercio de ellos. Los que se quedaron en Ucrania lo pasaron igual de mal, si no peor. Enfrent?ndose a la propaganda de guerra y a una ardua batalla, muchos kulaks se rebelaron, volviendo a sus propiedades, e incluso matando a las autoridades sovi?ticas locales.

Tan pronto como lleg? a Stalin la palabra rebeli?n el peque?o ?xito de los kulaks se torn? breve. Los soldados del Ej?rcito Rojo fueron enviados para ahogar la rebeli?n y la polic?a secreta inici? una campa?a de terror con el objetivo de romper el ?nimo de los kulaks. En 1932, con la mayor?a de las explotaciones ucranianas colectivizadas a la fuerza, Stalin orden? un aumento en las cuotas de producci?n de comida. Lo hizo en m?ltiples ocasiones hasta que no qued? comida para los ucranianos. La cosecha de trigo de 1933 se vendi? en el mercado mundial a precios por debajo del mercado. Los historiadores han calculado que dicha cosecha podr?a haber alimentado a los ucranianos por dos a?os.? (este tipo nos toma por cr?dulos. Por eso no se publica masivamente la obra de Sholojov. Si se sabe que algunos mataban b?falos para acabar con los amerindios. Blasapisguncuevas)

Cuando el partido comunista ucraniano solicit? a Stalin una reducci?n en las cuotas, ?ste respondi? enviando al Ej?rcito Rojo para exterminar el PC ucraniano e impedir que los ciudadanos fueran a m?s con la creaci?n de un inmenso campo de concentraci?n dentro de sus fronteras. La polic?a secreta aterroriz? a la poblaci?n haciendo inspecciones aleatorias de las pertenencias personales y requisando toda la comida que encontraran, ahora considerada sagrada propiedad del Estado. Cualquier ladr?n de comida del Estado o bien era ajusticiado inmediatamente o era enviado por lo menos por diez a?os a los Gulag.

El efecto fue la hambruna, masiva y prolongada. Murieron millones de personas, simplemente porque no ten?an con qu? comer. El aspecto caracter?stico de los ni?os era esquel?tico y con el abdomen hinchado. Se cuenta que las madres abandonaban a sus hijos en los vagones de los trenes que iban a las grandes ciudades con la esperanza de que alguien pudiera cuidar de ellos mejor. Desafortunadamente, las ciudades estaban inundadas de miseria y hambre. Los ucranianos pasaron a comer hojas, perros, gatos, ratas, p?jaros y ranas. Cuando esto no era suficiente, incluso pasaron al canibalismo. Se ha escrito que ?el canibalismo era tan com?n, que el gobierno imprimi? carteles que dec?an: comer a tus propios hijos es un acto de barbarismo?[1]

En los momentos m?s crudos de la hambruna, mor?an unas 25.000 personas cada d?a en Ucrania. El recuento final se sit?a entre los cinco y los ocho millones de personas. Cuando los familiares extranjeros de los ucranianos, en Occidente, respondieron enviando cargamentos de comida, los oficiales sovi?ticos reaccionaron requisando esa ayuda. Los gobiernos occidentales ignoraron durante mucho tiempo los informes sobre las hambrunas que peri?dicamente se escapaban al Estado de terror sovi?tico. Franklin Delano Roosevelt reconoci? formalmente al gobierno de Stalin en 1933, y la Uni?n Sovi?tica fue reconocida en la Sociedad de Naciones en 1934.

Los kulaks no tienen un museo, mucho menos un memorial. Hoy, nosotros les recordamos.

El Libro Negro del Comunismo. Stephane Courtois

?Jonathan Wilde Traducido por Jos? Carlos Rodr?guez

Blasapisguncuevas: Con ser el libro negro? sobre lo que no existi?, me basta para saber que este tipo est? muy contento con el capitalismo que rob? un continente a los nativos piel rojas y que explota a cambio de abalorios a millones de obreros de todos los continentes. ?El hambre y las malas cosechas son agentes comunistas? Se exageran los cr?menes del antosocialista Stalin para cometer los propios en nombre de evitar males mayores. No puede ser socialista quien asesina camaradas con pruebas falsas. Ver: Di?logo entre Stalin y Dios. Ese libro, el negro del comunismo, ?est? escrito por zorros para cr?dulos. De ser cierto, la URSS jam?s hubiese vencido a Alemania. Los muertos no pueden hacer la guerra cl?sica ni recurrir a la lucha guerrillera. Seguro que el autor imita a Yago y hac?a las cuentas de la lechera sobre un libro a vender como rosquillas. Otros viven de OVSIS = extraterrestres. ?Sin? requisar alimentos cu?ntos fallecidos en ciudades? Entre 5 y ocho millones. Menudo recuento cient?fico. Recuento, recuento, volver a contar un cuento. Ya incluso alguien de memoria pamiat tuvo el honor de reconocer que le hab?a dejado sin argumentos sobre los supuestos 66? millones de asesinados por los bolcheviques. Contar con la imaginaci?n no es contar en serio. Como nos pongamos a hacer cuentas, algunos acabar?n agachando la cabeza avergonzados.?Asesinados por el capitalismo antes de 1917? ?Guerra filipino-estadounidense entre 1898 y 1911? ?Asesinados por exceso de trabajo en la Inglaterra del siglo XIX, Europa y Am?rica del Norte? ?Colonizaci?n de ?frica, Asia y Am?rica? ?Guerras mundiales en Europa, Asia, Norte de ?frica? Podriamos culparlos incluso de las hambrunas que culpan a los "comunistas" y de la gripe de 1918. ?Corea, Timor, indonesia, Vietnam, camboya, Laos, Suram?rica, bombas at?micas? ?Y por culpa de los derechos de patente cu?ntas muertes s?lo en el caso del SIDA en ?frica? No fueron las autoridades estalinistas quienes destruyeron?alimentos en Ucrania, por cierto. El capitalismo patronista es una plutocracia, no una democracia.

?Grandes matanzas stalinistas en duda

A la pregunta: ?Y d?nde est?n las fosas comunes de los inocentes ejecutados, que se suponen millones? tampoco escuchar?n ninguna respuesta convincente
Despu?s de la propaganda antiestalinista de la Perestroika, lo l?gico hubiera sido que hubiesen salido a la luz los lugares secretos de enterramientos masivos de millones de v?ctimas, donde poder levantar obeliscos y memoriales. Pero no hay ni huella de nada de eso. P Krasnov.Leer art?culo completo

Una critica desde la izquierda rusa. Superar a Chomsky

Y mira por donde, que al poco tiempo abre Gorbachov los archivos y se aclaran las aut?nticas dimensiones de las ?atrocidades bolcheviques?, y queda en evidencia que la creaci?n inmortal de Solzhenitsyn no es ninguna ?literatura del hecho?, sino m?s bien literatura fant?stica, y, por tanto, acient?fica. Leer m?s


Tags: negritud, comunismo, Stalin, hambrunas, amerindios

Publicado por blasapisguncuevas @ 2:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada