Jueves, 28 de agosto de 2008

ESQUEMA DEL CONTEXTO HISTÓRICO DEL TEXTO 3:
La desamortización general de 1855

 

        Doña Isabel II, por la gracia de Dios y la Constitución Reina de las Españas; a todos los que las presentes vieren y entendieren, sabed que las Cortes constituyentes han decretado y nos sancionado lo siguiente:

        Título I.-

            I. Se declaran en estado de venta (&hellipGui?o todos los predios rústicos y urbanos, censos y foros pertenecientes:

                Al Estado, al clero, a las órdenes militares de Santiago, Alcántara, Calatrava, (&hellipGui?o a cofradías, obras pías y santuarios; al secuestro del ex infante don Carlos, a los propios y comunes de los pueblos, a la beneficencia, a la instrucción pública y a cualesquiera otros pertenecientes a manos muertas, ya estén o no mandados vender por leyes anteriores.

            II. Exceptuándose de lo dispuesto en el artículo anterior:

                1º. Los edificios y fincas destinados o que el Gobierno destinare al servicio público.

                2º. Los edificios que ocupan hoy los establecimientos de beneficencia e instrucción.

                3º. El palacio o morada de cada uno de los M .RR. Arzobispos y RR. Obispos; y las (&hellipGui?o casas destinadas para habitación de los curas párrocos (&hellipGui?o.

                6º. Los montes y bosques cuya venta no crea oportuna el Gobierno.

                7º. Las minas de Almadén.

                8º. Las salinas.

        Título IV.

            XV. El Gobierno invertirá el 80 por cien del producto de la venta de los bienes de propios (&hellipGui?o en comprar títulos de la Deuda consolidada al 3 por cien (...)

Referencias del autor, significado de la época y lugar: Pascual Madoz es de los escasos, pero destacados liberales nacidos en Navarra. Miembro importante del partido progresista y autor del Diccionario Geográfico Estadístico de España y sus posesiones. Había nacido en Pamplona en 1805 y murió en Génova en 1870, a donde había viajado como miembro de la comisión enviada para acompañar a Amadeo de Saboya en su entrada en España.
A esta ley se la denomina también desamortización Madoz y también impropiamente desamortización civil, porque a la desamortización de Mendizabal de 1836 se la conocía como la desamortización eclesiástica.

Clasificación del texto

    * Como fuente: fuente primaria (histórica), porque es el texto original.
    * Según su materia: texto económico y social, pero también político.
      Político, porque se incluye la desamortización otra vez de las tierras eclesiásticas no vendidas antes, que ya no tenían mucho interés económico, sino que las expropia el gobierno Espartero-O'Donnell para romper con la Iglesia y significarse así como más revolucionario que los moderados.
      Social, porque contribuye aún más a potenciar la clase de los latifundistas y por el otro extremo a multiplicar el número de los jornaleros o campesinos sin tierra.
      El pueblo al expropiarse las tierras comunales y venderse a latifundistas, después de haber sido utilizado en la revolución de 1854, iba a quedar más despojado aún, tras haber sido desalojado de las tierras de la Iglesia desamortizadas ya anteriormente.
      El gobierno Espartero-O'Donnell, que se afirma como más revolucionario que los moderados, no tiene más preocupación social que éstos, y contribuye aún más a potenciar la clase de los latifundistas y por el otro extremo a multiplicar el número de los jornaleros o campesinos sin tierra
      Económico, porque es la base de un gigantesco cambio de propiedad de inmensos bienes
    * Según su carácter: revolucionario, legislativo y antisocial.
      Revolucionario, porque esta antirreforma agraria complementaria de la desamortización de Mendizábal es fruto de la revolución liberal con la que
      Legislativo, porque se impone por ley.
      Antisocial, porque es una antirreforma agraria al quitar las tierras a los que las trabajan para darlas a los latifundistas. Se lucran los antiguos y nuevos ricos a costa de los pequeños campesinos.
      (Se llama reforma agraria a la distribución de tierra entre los campesinos.
      En la segunda mitad de la edad contemporánea, se denominará políticamente reforma agraria a la proclamación de que se reivindica que la propiedad de la tierra debe pasar a ser de los que la trabajan y no de propietarios que no la cultiven directamente. La fórmula propagandística llamada la reforma agraria será "la tierra para el que la trabaja". Así se buscará en la época de la segunda revolución de la edad contemporánea conseguir que los campesinos se dejaran acaudillar por revolucionarios que los utilizaban como carne de cañón para llegar ellos al poder).

Contexto histórico próximo y antecedentes cercanos:

    * Después de la revolución de 1854 se forma un gobierno presidido con Espartero en coalición con O'Donnell. Lo caracteriza su interés por intensificar los negocios de la burguesía liberal y la exhibición de que eran más revolucionarios que los moderados, atacando a la Iglesia hasta el punto de que no habían dejado entrar el documento pontificio que comunicaba la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María; y para esto habían utilizado el regium exequatur de los regalistas de la Ilustración.
    * Los liberales habían conseguido con el concordato de 1851 que la Iglesia levantase la excomunión a los que habían obtenido tierras con la desamortización de Mendizábal y a los políticos desamortizadores, sin exigirles su devolución, pero habían reconocido entonces que la Iglesia tenía derecho a tener propiedades, las aportadas por las limosnas de los católicos, y habían devuelto a la Iglesia lo que quedaba sin vender de la desamortización eclesiástica, que era un tercio de las tierras expropiadas, pero poco valiosas.
    * Con las tierras expropiadas a la Iglesia en 1836 y ya vendidas, se habían constituido latifundios cuyos rendimientos eran invertidos por sus propietarios en los nacientes negocios financieros, industriales y ferroviarios. Y, tras la revolución de 1854, se proyectaba acelerar las inversiones en los ferrocarriles y en la banca que se planteaban como negocios especulativos, es decir, muy rentables a corto plazo.

Contexto histórico remoto y antecedentes lejanos:

    * Los municipios tenían tierras comunales que podían ser utilizadas por todos los vecinos, lo que daba un medio de vida a los campesinos sin suficientes tierras. Esto era aún más vital al haber sido desalojados de las tierras de la Iglesia por los que se habían apoderado de ellas desde la desamortización de Mendizábal.
    * Las tierras comunales de los pueblos eran aún más que las arrebatadas a la Iglesia, por las que se obtuvieron 4.500 millones de reales, mientras que las que iban a ser expropiadas ahora a los pueblos se vendieron en 8.000 millones de reales. Entre las dos, la masa de tierras expoliadas por el liberalismo y entregadas por poco dinero eran 10 millones de hectáreas, el 20% de la superficie española.
    * Había otras propiedades del Estado y de otras instituciones que no las podían vender, que las tenían vinculadas, pero eran poco significativas junto a esa masa de tierras comunales y a los restos de las eclesiásticas.
    * Porque las extensísimas tierras de los mayorazgos (que eran particulares de los aristócratas y no de instituciones) ya habían sido desvinculadas definitivamente en 1836, tras los antecedentes de 1820 y de 1810, y ya las podían vender.
    * La supresión de los señoríos jurisdiccionales en nombre de la igualdad, iniciada con el Decreto de 1811 de las Cortes de Cádiz, desemboca en 1837 en la adjudicación de la propiedad de todas sus tierras a los nobles, que ya no tendrán la jurisdicción, sino la propìedad de todas del señorío, incluyendo aquellas tierras en las que sólo tenían la jurisdicción, no la propiedad.
    * Sociológicamente la revolución liberal en España la realizan en gran parte aristócratas, porque no hay aún más que una muy escasa burguesía. La burguesía será principalmente consecuencia de la revolución liberal. La escasa burguesía preexistente se ve incrementada por la aristocracia aburguesada y sobre todo por los nuevos ricos de la revolución liberal, que después serán dotados abundantemente de títulos nobiliarios, que no se suprimen por el hecho de que se supriman los estamentos y los señoríos jurisdiccionales, sino que se multiplicarán incesantemente en la Edad Contemporánea en una proporción de diez a uno.
    * En nombre del Pueblo Soberano, al pueblo se le despoja de las tierras que tenía en los señoríos, de las comunales y de las que cultivaba en aparcería en las desamortizadas propiedades de la Iglesia. Pero a los nobles se les permite disponer de sus mayorazgos desvinculados y de las tierras de los señoríos que no eran suyas.
    * Las teorías y los planes de desamortización y desvinculación de tierras venían siendo proyectadas también desde la Ilustración, como el liberalismo en general viene de la Ilustración. Ya se habían expropiado algunas tierras comunales en las fases de introducción del liberalismo, cuando estuvieron en vigor los decretos de las Cortes de Cádiz, pero habían tenido que ser devueltas cada vez que había sido derrotado el liberalismo.
    * La deuda del Estado no se había extinguido con la expropiación anterior, la de Mendizábal, más que en una tercera parte. Era previsible que ahora se adujera como pretexto para esta desamortización. Venía esa deuda desde las guerras de la época de la Ilustración y de la gigantesca emisión de vales reales iniciada en esa época.

Significado del texto en función de esas circunstancias

Ser revolucionario y antisocial se compagina y exculpa en los textos políticamente correctos por ir contra la Iglesia.

 


Tags: desamortización, asalto, Dios, foros, venta, guerras, bienes

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada