Viernes, 19 de septiembre de 2008


Las bolsas de todo el mundo suben con fuerza tras el anuncio del gobierno estadounidense de nacionalizar los activos ilíquidos
Por: José A. Clavero
Fecha de publicación: 19/09/08
 
 
 imprímelo    mándaselo a
tus panas
Los mercados han acogido con júbilo el anuncio de que finalmente el Gobierno estadounidense va a asumir con dinero de todos los contribuyentes el coste de la crisis financiera. Para ello se prevé crear una superagencia estatal que compre a los bancos los activos financieros especulativos ilíquidos que han desencadenado la crisis, tales como los bonos hipotecarios, los productos derivados ilíquidos o las hipotecas impagadas. Tal acción sería la mayor intervención pública en la economía desde la Gran Depresión. La medida se debatirá el próximo martes a petición del Comité de Servicios Financieros del Congreso y está contando con un fuerte impulso por parte de los senadores demócratas, que son menos reacios a una intervención del Estado de tal calibre que los republicanos, los cuales no obstante apoyan la medida. Se estima que la intervención cueste unos 300.000 millones de dólares a los contribuyentes, aunque nadie se atreve a dar cifras. La cifra puede multiplicarse debido a que es previsible que muchas entidades financieras comiencen a incluir en su balance activos ilíquidos que hasta ahora habían ocultado para evitar quedar marginados en el acceso a financiación.
Esta medida no puede ser calificada mas que como un timo al ciudadano estadounidense, y es problable que sea tomada como ejemplo en otros países como el nuestro. En Estados Unidos el valor de la vivienda ha disminuido ya un 17% ya que la burbuja inmobiliaria explotó hace meses, en España está explotando ahora. Tal y como el secretario del Tesoro, Henry Paulson dijo ayer "la raíz de las turbulencias en los mercados de capitales se encuentra en la corrección que ha sufrido el mercado inmobiliario y en lo que está pasando con la caída de los precios de las casas. Por tanto, nos hemos unido para trabajar en una solución expeditiva dirigida al corazón de este problema, como es la falta de liquidez de los activos de las instituciones financieras".

Es probable que en realidad el coste para los contribuyentes sea de varios billones de dólares. Pero más allá de las estimaciones acerca de la magnitud del agujero especulativo ¿puede la endeudada economía estadounidense soportar esta intervención? En este sentido el miércoles publicaba un artículo en Financial Times el profesor de Harvard y ex economista jefe del FMI, Kenneth Roggof, dando a entender que una intervención a gran escala por parte del Tesoro podría provocar una caída en picado del dólar y que serían necesarios entre uno y dos billones de dólares ($1,000bn- $2,000bn). Es de esperar que la medida además genere una fuerte inflación.

Sea como sea lo cierto es que nos están tomando el pelo, no sólo hemos soportado una subida especulativa en los precios de la vivienda (más de un 15% anual durante varios años seguidos), una elevación de las hipotecas (debido a que los megaespeculadores, tras la depreciación de los activos financieros ligados a la especulación inmobiliaria, se trasladaron a través de los mercados de futuros hacia la especulación con bienes energéticos y alimentarios lo cual generó una inflación que obliga al Banco Central Europeo a mantener los tipos altos), sino que ahora después de quebrar el modelo todos vamos a pagar con nuestro dinero la ganancia especulativa de unos pocos. En España es cuestión de meses que ocurra lo que acaba de pasar en Estados Unidos. Hemos entrado en una nueva etapa del desarrollo del capitalismo, no sabemos cuáles serán sus características, aunque pueden intuirse (nacionalización de las pérdidas y posiblemente más desregulación y mas liberalizaciones, ya que tal y como denuncian los neocon: el problema es que el mercado todavía no es lo suficientemente "libre"). Lo que si se sabe es quien gana y quien pierde con todo esto. Ganan los parásitos-especuladores, perdemos los ciudadanos de a pie que vamos a tener que pagar con impuestos los abusos de unos pocos, así como los millones de trabajadores que van a perder su empleo (obreros de la construcción, trabajadores del sector bancario y de servicios inmibiliarios, así como cientos de miles de trabajadores industriales y del sector turístico afectados por la disminución del consumo.)

Ojalá pudiéramos cantar ahora mismo un requiem por el neoliberalismo, quizá todo dependa del futuro inmediato del dólar. Sea como sea estamos viviendo un acontecimiento histórico con grandes ganadores y grandes perdedores. Pese a la megaintervención estatal para salvar al sistema y a sus parásitos la depresión económica que se nos viene encima va a crear una importante crisis de gobernabilidad fruto del descontento social y la destrucción de empleo que se va a generar. No creo que la intervención gubernamental suponga el fin de la desregulación financiera incrementando los controles a los movimientos especualtivos de capital, lo cual sería el camino para que no vuelvan a producirse crisis como esta. De todas formas es pronto para saberlo, ya que aún no se han anunciado los detalles del Plan de rescate que se debatirá el martes próximo. Parece que los momentos difíciles para los especuladores ya han pasado, ahora mismo dan saltos en Wall Street y sonríen como un niño con zapatos nuevos. Finalmente su pánico no se trasmitió a los pequeños ahorradores ya que no ha quebrado ningún gran banco comercial, al parecer no veremos grandes colas de ciudadanos intentando sacar su dinero de los bancos, por desgracia si las veremos en el INEM y serán cada mes más largas. La solución ideada por los legisladores estadounidenses para acabar con la crisis no parece que pueda reactivar la economía productiva generando empleo. El capitalismo neoliberal por definición incrementa las desigualdades en cuanto a distribución de la renta. Los pobres cada vez más pobres, los ricos más ricos, los trabajadores cada vez más precarios. Esto crea un problema de demanda importante en la medida en que los trabajadores cada vez tenemos menos renta para poder consumir y activar la producción y el empleo. Por el contrario los ricos cada vez tienen más renta que utilizan, al ser más rentable, para especular con activos financieros.

Esta crisis podría haber quebrado el modelo, haciendo que los que más tienen dirijan sus flujos hacia inversiones productivas. Pero ¡el Estado los ha salvado! con tu dinero y el mio, y ahora de nuevo especulan haciendo que el Ibex suba en estos momentos más de un 6% y la bolsa de Londres más de un 8%. Si no cambian inmediatamente (dentro de las medidas que se tomen para paliar esta crisis) las reglas neoliberales estamos condenados a un régimen económico tirano. ¿Acaso ha salido el Estado en defensa de los trabajadores de la construcción que están perdiendo su empleo? ¿Acaso ha bajado el Banco Central Europeo los tipos para facilitar el pago de las hipotecas de los miles de trabajadores que no llegan a final de mes?

No, han salvado a los megaespeculadores. A nosotros nos toca pagar.


http://planetamultipolar.blogspot.com/

[email protected]


Tags: crisis, económica, fundamentalismo, finanzas, alimentos, nacionalizar, dinero

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada