Lunes, 27 de octubre de 2008

Lava primero las castañas. Tras secarlas un poco, hazles un corte profundo y poco ancho que rompa  ambas pieles. Pon unas seís en un plato de cristal o cerámica. Cubrir con un paño de cocina no muy tupido que deje escapar el vapor y quede sujeto  bajo los bordes del plato. Así evitarás que el estallido inesperado de alguna te ensucie todo el microondas.
Introducir después éste en el microondas. Elegir la máxima potencia y seleccionar un tiempo no superior a los 40 segundos ni inferior a los 30 segundos. Eso en el caso de que no sean castañas pequeñas. En ese caso, podrás disminuir algo el tiempo. Pasado un tiempo, tras enfriarse algo las castañas, podrás saborearlas y creer que acabas de cometerte una castaña asada al fuego. A la castaña le pasa como a las gambas con la piel y si las tienes demasiado tiempo bajo las microondas, volverán a pegarse. La potencia del mío es de 850.  Deberán tener eso en cuenta a la hora de descubrir qué tiempo es necesario en tu micro. Si se ponen muchas castañas, es obvio que se tendrá que elegir un tiempo mayor. En dos turnos de seis usarás en verdad el mismo tiempo. Mis consejos son claramente perfectibles.
Como tapa de bar, tus clientes te lo agradecerán


Tags: castañas, microondas, tapa, asar, cocer, comida, pilongas

Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 18 de noviembre de 2009 | 21:54
Gracias por la receta, las acabo de hacer y me encantaron, asi que como no tengo mucho tiempo para ponerlas asar de ahora en adelante las hare en el microonda. Gracias,Gui?o
Publicado por blasapisguncuevas
Martes, 30 de octubre de 2012 | 18:19

Espero las disfruten

Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada