Mi?rcoles, 26 de noviembre de 2008

Eurípides, Museos Vaticanos.

Eurípides (en griego, Ευριπίδη&sigmafGui?o (Salamina, 480 - Pella, 406 a. C.), es uno de los tres grandes poetas trágicos griegos antiguos, junto con Esquilo y Sófocles.

Contenido

[editar] Biografía

Su madre se llamaba Klitonis o Clito y su padre Mnesarco o Mnesárquides. Durante su infancia tuvo lugar la Segunda Guerra Médica, decisiva para los griegos y el mundo occidental. Parece ser que, de muchacho fue copero de un grupo de danzantes, con clara significación religiosa, por lo que se supone que su educación fue la convencional de su época. En 466 a. C. cumplió dos años de servicio militar. Odiaba la política y era amante del estudio, para lo que poseía su propia biblioteca privada. Durante un tiempo estuvo interesado por la pintura, coincidiendo con el apogeo del pintor Polignoto en Atenas. Tuvo dos esposas, llamadas Melito y Quérile o Quérine. Fue amigo de Sócrates, el cual, según la tradición, sólo asistía al teatro cuando se representaban obras de Eurípides. En 408 a. C., decepcionado por los acontecimientos de su patria, implicada en la interminable Guerra del Peloponeso, se retiró a la corte de Arquelao I de Macedonia, muriendo dos años después en Pella.

[editar] Obra

Estatua de Eurípides

Se cree que escribió 92 tragedias, conocidas por los títulos o por fragmentos, pero se conservan sólo 19 de ellas, de las que una de ellas, Reso, se considera apócrifa. Su concepción trágica está muy alejada de la de Esquilo y Sófocles. Sus obras tratan de leyendas y eventos de la mitología de un tiempo lejano, muy anterior al siglo V a. C. de Atenas, pero aplicables al tiempo en que escribió, sobre todo a las crueldades de la guerra. Los rasgos diferenciales de su obra son los siguientes:

  • Innovación en el tratamiento de los mitos.
  • Complejidad de las situaciones y personajes.
  • Humanización de los personajes, que se muestran como hombres y mujeres de carne y hueso, con pasiones y defectos que en algunos casos, se acercan a la tragicomedia.
  • Especial influencia de los problemas y polémicas del momento, que dan un aire de realismo.
  • Crítica de la divinidad tradicional desde un punto de vista tradicionalista.
  • Disminución del papel del coro.

Eurípides es conocido principalmente por haber reformado la estructura formal de la tragedia ática tradicional, mostrando caracteres mujeres fuertes y esclavos inteligentes, y por satirizar muchos héroes de la mitología griega. Sus obras parecen modernas en comparación con los de sus contemporáneos, centrándose en la vida interna y las motivaciones de sus personajes de una forma antes desconocida para el público griego.

La relación de sus obras conservadas es:

  1. Alcestis (438 a. C.) (segundo puesto)
  2. Medea (431 a. C.) (tercer puesto)
  3. Los Heráclidas (c. 430 a. C.)
  4. Hipólito (428 a. C.) (primer puesto)
  5. Andrómaca (c. 425 a. C.)
  6. Hécuba (c. 424 a. C.)
  7. Suplicantes (c. 423 a. C.)
  8. Electra (c. 420 a. C.)
  9. Heracles (c. 416 a. C.)
  10. Troyanas (415 a. C.) (segundo puesto)
  11. Ifigenia entre los Tauros (c. 414 a. C.)
  12. Ion (c. 414 a. C.)
  13. Helena (412 a. C.)
  14. Fenicias (c. 410 a. C.)
  15. Orestes (408 a. C.)
  16. Las Bacantes (406 a. C., póstuma.)
  17. Ifigenia en Áulide (406 a. C., póstuma, primer puesto.)
  18. El Cíclope, sin datar. Es su único drama satírico conservado.

[editar] Pensamiento

La sociedad ateniense de la época se debatía entre dos opciones: la estabilidad de los valores conservadores, representada por Esquilo y Aristófanes, y el revisionismo racionalista, representado por Eurípides, Sócrates y los sofistas. La larga Guerra del Peloponeso contribuyó a la derrota de la primera opción, al comprobar que las viejas recetas de antaño no servían ya para el futuro.[1] Es notoria la animadversión de Aristófanes contra Eurípides, al que ataca en sus comedias, especialmente en Las ranas, Las Tesmoforias, y Las asambleístas, con chistes y alusiones de intención malévola, como la presunta baja extracción social de la madre de Eurípides, a la que califica como verdulera, cuando la realidad era que pertenecía a una familia acomodada, según indican fuentes serias como Filócoro.[2] Las razones de esta manía persecutoria podrían ser dos:

  • Antagonismo ideológico con el pensamiento avanzado de Eurípides.
  • La pintura que hace Eurípides de las mujeres en sus tragedias, que las aparta del modelo tradicional muy estereotipado de la Comedia Antigua.[3]

[editar] Bibliografía

[editar] Edición en castellano

  1. Volumen I: El Cíclope. Alcestis. Medea. Los Heraclidas. Hipólito. Andrómaca. Hécuba. 1990 [1ª edición, 5ª impresión]. ISBN 978-84-249-3484-2.
  2. Volumen II: Suplicantes. Heracles. Ion. Las Troyanas. Electra. Ifigenia entre los Tauros. 1995 [1ª edición, 4ª impresión]. ISBN 978-84-249-3503-0.
  3. Volumen III: Helena. Fenicias. Orestes. Ifigenia en Áulide. Bacantes. Reso. 1998 [1ª edición, 2ª impresión]. ISBN 978-84-249-3526-9.

[editar] Sobre Eurípides

  • Tobías Nápoli, J. (1999). Los celos de Hermíone en Andrómaca y la cuestión del amor en Eurípides. Synthesis 6.

[editar] Referencias

  1. Alberto Medina González y Juan A.López Férez, Eurípides, Tragedias I, Introducción a Eurípides, Editorial Gredos, 1990, ISBN 84-249-3484-9, pág 41.
  2. Ídem, Introducción a Eurípides, págs. 11-14.
  3. Íbidem, Introducción a Eurípides, pág 12.

[editar] Véase también

[editar] Enlaces externos

Wikiquote

Wikisource


Tags: Euripides

Publicado por blasapisguncuevas @ 1:29
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada