Lunes, 01 de diciembre de 2008
 



El Plan Cóndor fue creado en la década del 70 cuando fuerzas democráticas avanzaban en el Sur del Continente Suramericano: João Goular en Brasil, Salvador Allende en Chile, Juan José Torres en Bolivia y Velasco Alvarado en el Perú.

El plan criminal fue acordado entre las dictaduras del Cono Sur, que asesoradas por la CIA , se dieron a la tarea de capturar, desaparecer, torturar y asesinar a dirigentes populares y democráticos de diferentes organizaciones: estudiantiles, partidos políticos de izquierda, sindicatos y cooperativas. Esto lo hacían en sus respectivos países. Los que lograban escapar por alguna frontera, a un país vecino, inmediatamente eran capturados por las autoridades de ese país que también los sometían a torturas desapariciones y asesinato. Por este delito hoy, a 35 años de haber sucedido, algunos militares de alto rango han sido condenados a penas más que todo morales, ya que ninguno pagará por sus crímenes, pero de todas formas es una reivindicación de los miles de personas inocentes asesinadas con el pretexto de la lucha contra el comunismo.

Hoy, ese Plan ha sido “mejorado” por el presidente Álvaro Uribe Vélez, con la asesoría de la mismísima CIA, el Mossad (Inteligencia IsraelíGui?o y la Inteligencia inglesa. Han puesto a funcionar un plan de terror en varios continentes, que hace temer por la vida de algunos emigrantes.

El Estado colombiano ha convertido al Ejército del país, en un órgano de represión para liquidar, acabar, con los movimientos de oposición y las organizaciones sociales. El aniquilamiento de la Unión Patriótica (movimiento de oposición) y el asesinato de más de 2.500 dirigentes sindicales en diez años, son pruebas que el Establecimiento y el Estado Colombiano no pueden ocultar.

¿Cómo lo hicieron? El Estado colombiano emitió el Decreto No3398 de 1965 que constituyó el cuerpo normativo de la creación, y expansión del paramilitarismo, posteriormente fue convertido en la Ley 48 de 1968, con base en esta Ley se autoriza a los jefes de Brigadas y Batallones a crear grupos paramilitares, estos son entrenados, armados y financiados por dichos jefes con el dinero del erario público, los que deben hacer parte de este engendro, deben ser los dirigentes de la región, ya sean políticos gremiales o sociales, es por esto que 64 parlamentarios que trabajaron para elegir al presidente Álvaro Uribe Vélez se encuentran hoy procesados, de los cuales ya hay 32 en las cárceles del país, varios generales entre los que se encuentran Rito Alejo del Río, Faruk Yanine Días y Jaime Humberto Uscátegui, han sido procesados y detenidos y aunque sus penas son ridículas si es una prueba irrefutable de la participación del Estado y el Establecimiento.

Estas organizaciones criminales han causado el desplazamiento de más de tres millones de personas, de sus veredas, pueblos y ciudades, otros han tenido que abandonar el país, unos por que han participado directamente en un sindicato, cooperativa, acción comunal o partido político de izquierda que ha tenido la osadía de criticar el sistema de gobierno imperante.

Otros por ser familiares, de los que están luchando en Colombia en las diferentes formas, pacificas o armadas, contra todos estos ciudadanos se ha descargado la más descarada persecución. Hasta donde viven refugiados, estudiando o trabajando, han llegado los tentáculos del presidente Uribe. Allí se les acusa ante los gobiernos, de las más osadas acciones, desde atentados contra la embajada colombiana, apoyo a las guerrillas y protestas callejeras, la más osada de todas es el de haberse dedicado a estudiar una carrera para más adelante servirle al país.

La mayoría de países se han prestado a colaborar con el gobierno paramilitar de Uribe y no han tenido escrúpulos en poner a sus servicios de inteligencia a espiar a trabajadores y estudiantes inmigrantes, pero mas bajo aún, le han entregado todo su “heroico” trabajo a los servicios de inteligencia colombiana para que persiga a los que están fuera de su alcance criminal con la figura del refugio, violando todas las normas de protección al refugio internacional.

Para vergüenza de Colombia, la revista Semana No 1377 del 09/20/2008, de Bogotá publica en su portada y artículo de primer plano, sobre el “delito” que están cometiendo los hijos de los luchadores, Alfonso Cano, Raúl Reyes que vivirá en el corazón de los revolucionarios colombianos, Rodrigo Granda, Marco León Calarcá e Iván Márquez. El delito atroz para la revista semana y el presidente Uribe es que terminaron carreras en el exterior y hoy están en condiciones de servirle al país, Colombia, u a otro país que necesite sus servicios, a ninguno de ellos se les acusa de pertenecer a las FARC, el crimen es ser hijos de ejemplares luchadores revolucionarios.

El periódico del tiempo de Bogotá propiedad del Grupo Planeta de España, y del Vicepresidente Francisco Santos, y Ministro de Defensa Juan Manuel Santos no puede quedarse atrás. En su edición del 2 de octubre de 2008, publica los nombres de ocho personas que han sido incluidas en la lista Clinton, y a las cuales se les congelaron sus cuentas y sus bienes en Estados Unidos, Los nombrados son: Jairo Alfonso Lesmes Bulla, Efraín Pablo Trejo Freire, Orlay Jurado Palomino, Ovidio Salinas Pérez, Jorge Dávalos Torres, Francisco Antonio Cadena Collazos, Nubia Calderón de Trujillo y Liliana López Palacios. López. Con un poco de malicia y buen fe, el periodista que redactó la noticia y el jefe de redacción que autorizo su publicación, se habría dado cuenta que ninguno de los que hacen parte de la famosa lista ha viajado a los Estados Unidos, y, por lo tanto ninguno de ellos tiene propiedades, negocios ni cuentas bancarias allí ni en Colombia o en otro país. Es simplemente una campaña del gobierno de Uribe para tapar los crímenes que esta cometiendo, como el asesinato de 42 dirigentes sindicales muertos este año, 23 dirigentes indígenas, los falsos positivos con jóvenes que engañados con un puesto de trabajo o un dinero fácil son llevados a distintos lugares lejos de sus hogares y asesinados a sangre fría, para luego reportarlos como guerrilleros o delincuentes dados de baja. Hasta el momento de escribir este artículo van cien, pero pueden ser más.

El Ministro de Defensa Juan Manuel Santos confiesa esta practica, “Me dicen por ahí que todavía hay reductos dentro de nuestra Fuerza Pública que están exigiendo como resultado, cuerpos. Yo me resisto a creer que esto sea cierto”. Revista semana No1378 del 27 de septiembre de 2008 Bogotá. Es decir si quedan reductos es reconocer que ha sido una práctica en grande. Y si que la ha sido, son miles de campesinos que han asesinado, los uniforman y los dan como muertos en combate, las denuncias reposan en todo el país en las organizaciones de Derechos Humanos y en algunas fiscalías.

El moderno Plan Cóndor ha rebasado fronteras y continentes, Brasil, Argentina, Chile, Perú, Estados Unidos, Canadá, España, Italia, Suiza, Francia, son países que han colaborado con la inteligencia de Colombia para perseguir a los desplazados.

La persecución es contra todo el que piense que debe haber paz en Colombia, todos los que han trabajado por la paz están judicializados, Piedad Córdoba, Senadora en ejercicio, Álvaro Leyva Durán ex - ministro e incasable luchador por la paz, Carlos Lozano miembro del Comité Central del Partido Comunista Colombiano (PCC) director de uno de los pocos periódicos de izquierda que circulan en Colombia, ex miembro de la Comisión de Notables nombrada por el ex presidente Andrés Pastrana en el 2001, Gloria Inés Ramírez, Senadora en ejercicio, Wilson Borja, representante a la Cámara, Lázaro Viveros, periodista, William Parra y Freddy Muños, periodistas de Telesur.

Pero no se ha quedo ahí. Países que han querido aportar a la paz también han sido estigmatizados por el presidente Uribe. Venezuela ofreció sus servicios para el Intercambio. Con su apoyo que llevaba implícita la búsqueda de la Paz, las FARC dieron pasos concretos hacia el Intercambio, realizando gestos unilaterales muy bien vistos para la Comunidad Internacional. Todo el mundo conoce el hecho de haber dejado en libertad a varios presos políticos. Pero Uribe y el Imperio se opusieron. De ahí que acusara a Chávez de financiar a las FARC con 300 millones de dólares y ser el santuario de la guerrilla.

Ecuador quiso ayudar y Uribe le respondió violando su soberanía, bombardeando un campamento transitorio de las FARC y masacrando a 26 personas entre ellos a cuatro mexicanos y un ecuatoriano que se encontraban adelantando una investigación sobre el conflicto social y armado en Colombia.

Nicaragua ha ofrecido sus buenos oficios para la paz, pero Uribe le responde tratándole como colaborador de terroristas, cayendo tan bajo en hacerle un debate en la OEA , por la presencia de miembros de las FARC en el aniversario de la revolución sandinista que nunca estuvieron allí.

El Plan Colombia, el Plan Patriota, el Plan Consolidación y otros planes son versiones corregidas y aumentadas del criminal Plan Cóndor que causó tantas muertes en el Cono Sur.

Es urgente parar con la denuncia pública este nefasto plan que está desarrollando el presidente Álvaro Uribe, con apoyo de gobiernos que se han convertido en cómplices por acción u omisión de los asesinatos que se vienen cometiendo contra los dirigentes campesinos, sindicales, estudiantiles y políticos de oposición que se atreven a denunciar la terrible masacre que se está llevando a cabo en Colombia.

 


Tags: Colombia, Uribe, tortura, delito, terror, desplazados, Darfur

Publicado por blasapisguncuevas @ 1:16  | Colombia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada