Jueves, 08 de enero de 2009

Por: Dax Toscano Segovia
Fecha de publicación: 07/01/09
 
 
 imprímelo    mándaselo a
tus panas

El Estado sionista de Israel una vez más ha lanzado sus ataques criminales contra el pueblo palestino. Como las bestias nazifascistas cuando se produjo el ataque aéreo contra la población de Guernica en 1937 por parte de la “Legión Cóndor” alemana y la “Saboia” italiana en respaldo a las tropas de Franco o cuando aislaron, hambrearon, torturaron, deportaron y asesinaron a los habitantes de lo que se denominó como el ghetto de Varsovia en el año 1939, el Estado de Israel, apoyado directamente por el imperialismo norteamericano,  ha arremetido brutalmente contra un pueblo que ha resistido y luchado con valentía para mantenerse vivos, para alcanzar su libertad y dignidad plena.

Desde 1948 cuando se proclamó como Estado por mandato de las Naciones Unidas, con el respaldo de EE.UU. y el beneplácito de la ex URSS, Israel ha masacrado al pueblo palestino a través de sus fuerzas militares y paramilitares.

En 1982, en los campos de refugiados palestinos de Sabra y Chatila ubicados al sur de Beirut, las falanges libanesas cristianas, respaldadas por el ejército sionista al mando del criminal Ariel Sharon, asesinaron a más de tres mil palestinos, muchos de los cuales eran niñas y niños.

Material de vídeo y fotográfico son fiel testimonio de la brutalidad de los soldados israelíes contra la población palestina, siendo la niñez y las mujeres quienes más han sufrido los golpes asesinos del sionismo. El 30 de septiembre del año 2000 el niño Muhammad al-Durra, de doce años de edad, moría asesinado en los brazos de su padre que, pese a que hizo todo lo posible por protegerlo, no pudo evitar que la bala asesina acabe con la vida del pequeño. En septiembre de 2007, en la franja de Gaza, un excavadora del ejército israelí aplastó al niño Mahmud Kayed, también de doce años, por el delito de utilizar una de las armas más peligrosa de los palestinos contra las tropas sionistas: las piedras.

El sábado 27 de diciembre de 2008 Israel inició la operación “Plomo Fundido”. El número de palestinos asesinados hasta la presente fecha debido a los inhumanos ataques aéreos y terrestres desatados por las fuerzas militares israelíes, sobrepasan los 640. Los heridos llegan a la cifra de 2900.  La infraestructura del pueblo palestino ha sido destrozada. Edificios de apartamentos, gubernamentales, escuelas, locales, centros de trabajo, de estudio, hospitales han sido golpeados por las bombas de la aviación y por los disparos de los tanques israelíes.

Cínicos y mentirosos, los criminales sionistas como el ministro de Defensa, Ehud Barak y la ministra de Exteriores, Tzipi Livni han señalado que los ataques israelíes están dirigidos “únicamente” contra el movimiento Hamas y no contra civiles palestinos. Facinerosos  como Bush y Sarkozy han acusado a este movimiento de ser el principal responsable de lo que está sucediendo en la Franja de Gaza. Para la propaganda sionista-imperialista la lucha que se ha desatado es contra el terrorismo, pretendiendo convertir a los victimarios en víctimas. Falsimedia ha procurado dar muestras de equilibrio en el tratamiento de la información, debido a que no ha podido ocultar la masacre cometida contra los palestinos. Sin embargo no ha cesado en la utilización perversa de recursos propagandísticos para, directa o indirectamente, acusar de lo que sucede a quienes están siendo asesinados. Así, por ejemplo, hacen referencia a esta agresión como si se tratara de un enfrentamiento en igualdad de condiciones, entre Israel y Hamas  debido a que este movimiento rompió el cese al fuego establecido entre las partes, encubriendo de esta manera que esto no es sino una operación planificada desde hace mucho tiempo atrás por el Estado sionista para lograr la rendición por hambre y la muerte de miles de palestinos a través de diversas acciones militares para propiciar con ello la expulsión del resto de la población hacia otros territorios, tal como lo ha denunciado el investigador Michel Chossudovsky.

Para las transnacionales de la desinformación Israel hace lo que hace por defenderse de los terroristas que los acosan, de lo cual se deduce que son los propios palestinos los responsables de que Israel se ensañe en la forma brutal que lo hace con ellos; convirtiéndose entonces los criminales en víctimas inocentes debido a los trastornos y disgustos que les provocan sus propias víctimas.

La victimización es el resultado del proceso de construcción mítica del Estado de Israel, la misma que se remonta a los tiempos bíblicos. Todos aquellos que se les opongan son terroristas y sus actos, por ende, condenables por ser execrables. La propaganda sionista traerá a la memoria, para justificarse ante el mundo, los horrendos crímenes cometidos contra los judíos por el nazifascismo en la Segunda Guerra Mundial. Lo que ocultarán, como lo han hecho hasta hoy día, es que el sionismo fue cómplice en la persecución, encarcelamiento, asesinato y masacre de sus propios hermanos, entre ellos miles de militantes comunistas.

La ONU, los gobiernos capitalistas en el mundo entero, los medios de la mentira, la Iglesia y un sinnúmero de intelectuales serviles a sus amos imperialistas-sionistas, acusarán y condenarán a los palestinos y sus organizaciones como de terroristas, pero jamás osarán utilizar este término para calificar a lo que haga Israel contra sus adversarios. Ni el asesinato de niños como Ahmad, Mohammed e Issa o de las hermanas Ayah, Eiman, Ikram, y Samar Ba'lousha Tahrir producto de un ataque del ejército sionista contra su vivienda, son hechos que puedan ser catalogados como terroristas. ¿Qué dirían si las organizaciones armadas palestinas lanzaran un ataque contra una escuela de Israel, provocando la muerte de más de cuarenta niñas y niños tal como lo ha hecho el ejército de ese país en la localidad de Jabaliya, en el norte de Gaza?

¿Cómo se deben calificar a las acciones realizadas por el Estado de Israel para privar al pueblo palestino de agua, de alimentos, de luz, de medicinas? ¿Qué palabra debería utilizarse para designar a la privación de un hogar, de una familia, de recreación a las niñas y niños palestinos producto de los crímenes del sionismo israelí?

El Estado de Israel, amparado por los EEUU y por los hipócritas gobiernos europeos, creyéndose superior no solo al pueblo palestino, sino a los pueblos del mundo que le exigen que detenga sus crímenes, fortalecido por una ONU y un Tribunal Penal internacional incapaces de tomar sanciones efectivas contra este Estado genocida y criminal y sus macabros líderes, continuará sus acciones inhumanas mientras no se haga efectiva la solidaridad mundial por medio de la movilización masiva de los pueblos del mundo y la concienciación de la necesidad de afectar en forma efectiva los intereses económicos, políticos, ideológicos del sionismo a nivel mundial.

Las acciones criminales del imperialismo norteamericano en Vietnam, del Estado francés en Argelia, del Estado español en Euskal Herria, dejan como lección además la necesidad de confrontarlos también en el plano militar en forma decidida. Ya lo dijo el Che: “Nos empujan a esa lucha; no hay más remedio que prepararla y decidirse a emprenderla”. Y en esta lucha es indispensable contar también con el apoyo de las fuerzas de la clase trabajadora israelí, de las personas progresistas de ese país que hayan superado los procesos de alienación a los que se les han sometido desde el momento mismo de su nacimiento.

Los pueblos de América Latina tienen que dar ejemplo en esta lucha internacionalista contra el imperialismo y el sionismo. Marchas masivas, plantones en las embajadas sionistas, boicot a los productos provenientes de Israel, comunicados de protesta, recolección de firmas para exigir el juzgamiento de los criminales líderes israelíes, exposiciones fotográficas donde se muestre la masacre contra el pueblo palestino son algunas acciones que se deben llevar adelante en forma constante y permanente para denunciar ante el mundo lo que hace Israel contra Palestina.

Ojalá los gobernantes del mundo, tuvieran la dignidad que ha tenido el presidente Hugo Chávez para señalar, con frontalidad y sin tapujos, a los criminales sionistas y para expulsar al embajador israelí de Venezuela.

Solo mediante ese tipo de acciones podremos detener la masacre y derrotar al Estado Israelí.

Ojalá que en Gaza, al igual que lo hicieron los partisanos en el ghetto de Varsovia contra los nazis, el pueblo palestino derrote a los criminales sionistas para que, al fin, las y los niños puedan gozar en forma efectiva de su niñez, con paz y alegría.

[email protected]


Tags: sionista, libertad, militares, naciones, palestino, Barak, Livni

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada