Domingo, 08 de febrero de 2009

Wikipedia

Sierra Nevada es un macizo montañoso perteneciente al conjunto de las Béticas, concretamente a los sistemas Penibéticos y situado en Andalucía, España, que se extiende por la zona centro-sureste de la provincia de Granada y parte del suroeste de la provincia de Almería. En 1986 fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco y en 1999 gran parte de su territorio fue declarado Parque Nacional por sus valores botánicos, paisajísticos y naturales. Es el macizo montañoso de mayor altitud de toda Europa Occidental después de Los Alpes y el techo de la Península Ibérica, con el Pico Mulhacén, de 3.482 m.

Sierra Nevada, juntamente con las Béticas se formó durante la orogénesis Alpina en la era Terciaria. A causa de su aislamiento y altitud, desde el fin de la Glaciación de Würm el macizo ha quedado como refugio de innumerables plantas y endemismos impropios de las latitudes mediterráneas en las que se sitúa, contándose, según fuentes del Ministerio de Medio Ambiente de España,[1] 66 especies vegetales vasculares endémicas y otras 80 especies animales propias del lugar.

Sierra Nevada

Sierra Nevada desde la Vega de Granada, 29 de enero de 2006.
País(es) Bandera de España España
Cordillera Cordillera Penibética
Longitud 80 km
Anchura de 15 km a 30 km
Cumbres Mulhacén (3.480 msnm), Veleta (3.393 msnm), Alcazaba (3.371 msnm)
Máx. cota Mulhacén (3.480 msnm)
Coordenadas 37°3′N 3°22′O / 37.05, -3.367
Tipo Orogénesis
Para otros usos de este término véase Sierra Nevada (desambiguación).

 

[editar] Situación y características

Situación de Sierra Nevada en la Península Ibérica.

Sierra Nevada es una cadena montañosa situada en la cordillera penibética, que se extiende por la zona centro-sureste de la provincia de Granada y parte del suroeste de la provincia de Almería, en España. Está aislada por el valle del Lecrín por el oeste, el valle del Guadalfeo al sur, por la depresión Bética al norte, por el corredor de Gérgal al este, y por el valle del Andarax al sureste. Las coordenadas geográficas entre las que se encuentra son: de 36º55' a 37º15' de latitud norte, y de 2º56' a 3º38' de longitud oeste. Tiene una longitud de casi 80 km, su anchura oscila entre los 15 y los 30 km, y su superficie es de más de 2.000 km².

Dentro de Sierra Nevada se encuentra el Pico Mulhacén, el pico más alto de la Península Ibérica con 3480 metros de altitud, así como el Pico del Veleta, el tercero en altura con 3.392 metros, tras el Aneto en los Pirineos. (Ver picos más importantes en cuadro adjunto).

La cara norte del macizo es el lugar de nacimiento de multitud de ríos situados casi todos en la cuenca del Río Guadalquivir; aquí nacen ríos como el Nacimiento (afluente del Andarax), Fardes, y el río Genil, el más importante de todos; en las caras oeste y sur nacen ríos pertenecientes a la vertiente mediterránea, como el Río Dúrcal o Ízbor, Trevélez, Poqueira, tributarios del Guadalfeo, que también nace en la sierra, y los Ríos Adra y Andarax, con sus respectivos afluentes. En esta misma vertiente se encuentran la mayor parte de las casi 50 lagunas de alta montaña existentes en Sierra Nevada, muchas de las cuales dan lugar al nacimiento de ríos y arroyos.

Gran parte del entorno, sobre todo por encima de los 2.400 metros (que corresponde con el límite de las nieves perpetuas hasta la llegada del período Holoceno) ha sido modelado por la antigua presencia de glaciares, dando lugar a innumerables lagunas de alta montaña, especialmente en la vertiente sur del macizo, y valles en forma de "U".

La mayor parte de su extensión está dentro del Parque Nacional Sierra Nevada, ocupando un total de 86.210 hectáreas; otras 86.000 ha corresponden al parque natural circundante. Dentro de este parque se encuentra el Observatorio de Sierra Nevada, y la ">estación de esquí situada más al sur de Europa, conocida por sus suaves temperaturas y abundante número de horas de Sol.

El Observatorio de Sierra Nevada se encuentra en la ladera norte, a 2.800 metros de altura. En 1935 se abrió una carretera que conducía a la cumbre del pico Veleta. El tramo que conducía al pico Veleta fue cerrado al tráfico en 1989; hasta entonces era considerada la carretera más alta de Europa.

[editar] Historia y origen del nombre

Vista de Sierra Nevada y la Alhambra desde el Mirador de San Nicolás, Granada.

Existen referencias a Sierra Nevada desde la Antigüedad. Plinio el Viejo ya mencionó en el siglo I la existencia del monte Solarius en la zona fronteriza entre las provincias romanas de Hispania de la Bética y la Tarraconense. Durante la época visigoda, Isidoro de Sevilla habló del monte Solorio, derivado de mont Oriens, monte en el que luce el sol antes de salir. Posteriormente, diversos autores islámicos mencionan a Sierra Nevada denominándola unos Yabal Sulayr (monte del Sol o del Aire), Yabal-al-Tay (monte de la Nieve); y otros simplemente monte Sulayr. Otras denominaciones posteriores han sido monte del Sol, del Aire y del Sol, de la Nieve y también Sierra de la Helada, siendo a partir del siglo XVIII bautizada de la forma en que es conocida hoy en día: Sierra Nevada.

Durante el siglo XVI fue escenario de la Rebelión de las Alpujarras. Posteriormente, el siglo XVIII marca el inicio de diversas expediciones, en las que, influidos por el espíritu de la Ilustración, se comenzó a explorar sistemáticamente la sierra. Así, sobresalen la encargada por el Marqués de la Ensenada, a la que siguieron otras protagonizadas por importantes científicos, especialmente botánicos, biólogos y geólogos. Éstos empezaron a describir en sus obras su importantísimo legado natural. Autores como Washington Irving se establecieron en sus inmediaciones en el siglo XIX. A finales de ese siglo, Ángel Ganivet, a la sazón cónsul de España en Finlandia, comentó en alguno de sus escritos[2] que Sierra Nevada podría convertirse en la Finlandia andaluza, por la existencia de nieve más de 6 meses al año. Ya en el siglo XX, el escritor e hispanista británico Gerald Brenan se estableció también en sus inmediaciones, dedicando su obra Al sur de Granada a inmortalizar la más significativa de las comarcas de Sierra Nevada, la Alpujarra

En 1986, Sierra Nevada fue declarada por la Unesco Reserva de la Biosfera, y Parque Natural por el Parlamento de Andalucía en 1989 debido a las singularidades de flora, fauna, geomorfología y paisaje. Fue sede del 24º Campeonato del Mundo de esquí alpino en 1996. Posteriormente, el Parlamento Autonómico de Andalucía propuso su declaración como parque nacional, llevada a cabo el 3 de enero de 1999.

[editar] Geografía humana y economía

La actividad tradicional de las gentes que viven en los alrededores de Sierra Nevada ha sido históricamente la agricultura y la ganadería. La abundancia de agua, sobre todo en la parte oeste del macizo, ha dado facilidades a la agricultura tradicional, la cual ha llegado incluso a establecerse en zonas por encima de los 2.000 metros de altura en la cara sur (gracias a la benévola climatología del lugar), si bien la mecanización era totalmente imposible a casa de la complicada orografía. En verano, históricamente los pastores han utilizado los "borreguiles" como zona de pastoreo.

En los últimos años, la actividad agrícola y ganadera ha remitido en favor del turismo, en Granada, la estación de esquí ha ganado una gran popularidad y prestigio. El elevado número de horas de sol y buenas temperaturas, incluso en invierno, han atraído los seguidores de los deportes de invierno.

La ladera sur de Sierra Nevada, junto con el valle del Guadalfeo y la Sierra de la Contraviesa, conforman la comarca de la Alpujarra, una zona con asentamientos humanos dispersos y abundantes y características patrimoniales propias, actualmente protegida como Patrimonio histórico (Sitio Histórico de la Alpujarra), y con un importante desarrollo turístico.

[editar] Clima

Imagen de satélite de Sierra Nevada. La cadena montañosa es visible en el centro; bajo ésta son visibles nubes causadas por viento de dirección sureste.

Según el catálogo de parques nacionales del Ministerio de Medio Ambiente de España, Sierra Nevada es el ejemplo más representativo de los ecosistemas mediterráneos de alta montaña. Por ello, como rasgos más característicos del clima de Sierra Nevada se pueden identificar: su relativa aridez (a causa de su orientación oeste-este, y los vientos predominantes del oeste) y la fuerte insolación de la zona mediterránea en que se halla. Las condiciones que determinan la enorme diversidad climática en Sierra Nevada son su importantísima amplitud altitudinal, latitud, y compleja topografía del terreno.

La amplitud altitudinal determina el aumento de la insolación conforme se asciende y provoca oscilaciones térmicas de gran importancia: Por debajo de Trevélez (1500 m de altitud), la temperatura media anual oscila entre los 16 y 12 ºC; desde los 1500 m hasta el Puerto de la Ragua (2000 m), entre 12 y 8 ºC; entre los 2000 m y el albergue juvenil de Pradollano (2500 m), entre 8 y 4 ºC, y a partir de los 3.000 m es de menos de 0 ºC. La vertiente norte es más fría que la vertiente sur por su menor insolación y mayor exposición a los vientos del norte.

Su posición meridional y su presencia en la zona de influencia mediterránea provoca su relativa sequedad; en verano (de mayo a octubre) la pluviosidad es mínima, mientras que en invierno las precipitaciones son casi en exclusiva en forma de nieve a partir de cierta altitud (2.000 metros aproximadamente). Los vientos ayudan a determinar un máximo de otoño en la vertiente sur (vientos del suroeste) y otro máximo de primavera en la vertiente norte, de mayor influencia noratlántica (con vientos de dirección norte y noroeste).

Además se debe resaltar las peculiares condiciones microclimáticas que se crean en cada uno de los valles, ríos y barrancos. En ello la ya mencionada insolación cumple un importante papel.

 

Véase también: Clima de montaña

[editar] Flora de Sierra Nevada

Artículo principal: Flora de Sierra Nevada
Puerto de la Ragua (2.000 m) en Sierra Nevada

Tras el final de la última glaciación, la peculiar situación de Sierra Nevada permitió que ésta se convirtiese en refugio de innumerable cantidad de endemismos y especies nórdicas impropias de latitudes medias. Se conocen, según fuentes del Ministerio de Medio Ambiente de España, 66 especies vegetales vasculares endémicas, lo cual representa la mayor biodiversidad de toda la Península Ibérica y de Europa. En total el número de plantas superiores es de alrededor de 2.100 lo que representa la cuarta parte de todas las especies conocidas en España y la quinta parte de Europa.

El Jardín Botánico de la Cortijuela, situado en las faldas del Cerro del Trevenque a unos 1.600 metros de altitud, tiene como funciones la protección, conservación, generación e investigación de la flora de esta sierra especialmente las de sus casi 100 especies vulnerables, amenazadas o en peligro crítico. En el 2007 se han comenzado las plantaciones del Centro Botánico Hoya de Pedraza situado a unos 1.980 metros de altitud, y a unos 4 kilómetros de Pradollano, como un centro de conservación de la flora de altura de Sierra Nevada.[4] En la « Hoya de la Mora » a unos 2.500 metros de altitud, desde 1965 en que se creó, se encuentra el Jardín Botánico Universitario de Sierra Nevada, especializado en todos los endemismos de Sierra Nevada.

[editar] Causas de la diversidad biológica

Pino silvestre de Sierra Nevada especie endémica de las sierras subbéticas y presente en Sierra Nevada.

El origen del insólito número de especies endémicas presentes en el macizo ha de situarse en el fin de la Era Terciaria, hace ahora casi dos millones de años. Con el fin de esta era y la llegada del período cuaternario, el clima de toda Europa sufrió un progresivo enfriamiento que permitió a especies vegetales de latitudes septentrionales y árticas avanzar progresivamente hacia el sur de Europa y ocupar gran parte del interior y zonas altas de la Península Ibérica. El fin de la Glaciación de Würm y la llegada del período Holoceno marcó el comienzo de un progresivo aumento de temperaturas, y estas especies nórdicas encontraron refugio en las alturas de Sierra Nevada, acantonándose en el macizo y adaptándose progresivamente a las características propias del clima de la zona, como su sequía estival. Así, muchas especies han desarrollado características propias o incluso se han ido desarrollando de forma independiente a causa de su aislamiento, contándose por ello un número mayor de endemismos en el macizo que los existentes en países como Bélgica, Alemania, Austria, Gran Bretaña, Suecia, Dinamarca, República Checa, Eslovaquia y Polonia en conjunto.[5]

Ejemplos de endemismos serían: la manzanilla real (Artemisa granatensis), narciso de Sierra Nevada (Narcissus nevadensis) o la estrella de las nieves (Plantago nivalis), siendo esta última uno de los grandes símbolos del macizo, equivalente al edelweiss de los Pirineos o los Alpes. Además, en Sierra Nevada también están presentes especies que son endémicas del Sistema Bético o están presentes en la cordillera del Atlas marroquí.

La vegetación de Sierra Nevada se puede dividir en diferentes pisos bioclimáticos:

[editar] Vegetación de zonas bajas

Por debajo de los 700 metros de altitud, únicamente en la cara sur del macizo, se desarrolla el llamado piso termomediterráneo. En este piso los veranos son muy calurosos y las heladas son casi inexistentes en invierno. Pocas partes de esta franja de territorios no han sido cultivados, pero los estudios afirman que a esta zona correspondería a un encinar combinado con un matorral de lentisco (Pistacia lentiscus), enebros, candiles (Aristolochia baetica), zarzaparrilla (Smilax aspera). En suelos empobrecidos por fenómenos como, por ejemplo, los incendios forestales, también aparecen romerales (Rosmarinus officinalis), aulagares de Ulex parviflorus y jarales.

[editar] Vegetación de baja montaña

En esta franja de alturas se desarrolla el piso mesomediterráneo, entre los 700 y los 1300 metros aproximadamente. En este piso los veranos siguen siendo calurosos, pero en invierno se producen heladas. En esta zona son frecuentes el lentisco (Pistacia lentiscus), acebuche y zarzaparrilla (Smilax aspera). El encinar sobre suelos silíceos es pobre en especies; junto a la encina, enebros, torvisco y madreselva (Lonicera etrusca).

[editar] Vegetación de media montaña

Entre 1.300 y 1.900 metros aproximadamente se desarrolla el piso supramediterráneo. En este piso los veranos son templados y los inviernos son ligeramente fríos, con frecuentes heladas y nevadas. Las especies predominantes son el melojo, y en menor medida, el quejigo y el arce; estas tres especies se desarrollan en formaciones boscosas. Más frecuentes son los encinares, que se sitúan generalmente entre los 1.300 y los 1.750 m. Tienen a desarrollarse tanto sobre suelos carbonatados como sobre rocas ácidas. Los encinares son dominados por la encina y, según el tipo de suelo y la altitud, arbustos como enebros (Juniperus oxycedrus), agracejo (Berberis hispanica), torvisco (Daphne gnidium), rusco (Ruscus aculeatus) y majuelo (Crataegus monogyna) sobre suelos básicos.

Mayores alturas de Sierra Nevada
Pico Altura
Mulhacén 3.480 m.
Veleta 3.393 m.
Alcazaba 3.371 m.
Cerro los Machos 3.324 m.
Puntal de Siete Lagunas 3.248 m.
Puntal Caldera 3.226 m.
Pico de Elorrieta 3.206 m.
Crestones Río Seco 3.198 m.
Loma Pelada 3.187 m.
Cerro Pelado 3.179 m.
Tajos de la Virgen 3.160 m.
Cartujo 3.152 m.
Pico del Cuervo 3.151 m.
Atalaya 3.148 m.
Puntal de Vacares 3.143 m.
Cerro Rasero 3.139 m.
Tajos del Nevero 3.120 m.
Raspones Río Seco 3.120 m.
Tajos Altos 3.111 m.
Picón de Jeres 3.090 m.
Tajo de los Machos 3.088 m.
Cerrillo Redondo 3.058 m.
Juego de Bolos 3.018 m.
Caballo 3.013 m.
Monte Chullo 2.606 m.

Página siguiente


Tags: Nevada, wikipedia, estación, Parque, Senderismo, cordillera, Sierra Nevada

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada