Martes, 03 de marzo de 2009

La Democracia sin Partidos busca establecer un sistema democrático y social en que prime el concepto de democracia participativa, al punto de prohibir por ley la participación de partidos políticos en las elecciones.

Los ideólogos de este sistema señalan que en las actuales democracias representativas lo que en realidad existe sería una partidocracia, donde un verdadero poder popular sería casi imposible, ya que para acceder a las altas cúpulas de poder se necesitaría formar parte de una élite casi siempre económica. O sea, que la mayoría de la población se limitaría a escoger entre opciones que le son presentadas por los partidos, y ahí termina toda su participación efectiva en la vida política de la sociedad.[1]

[editar] Características de la Democracia sin Partidos

Para lograr el involucramiento real de los ciudadanos en la vida política al tiempo que se elimine la necesidad de los partidos políticos, alegan, son necesarios los siguientes pasos

  • Inscripción universal, automática y gratuita de todos los ciudadanos a una edad determinada, sexo, creencias religiosas, raza, profesión u ocupación laboral, o filiación política.[2]
  • Nominación de los candidatos por los propios electores en asambleas vecinales y no por ninguna figura ajena a ellos.[2]
  • Inexistencia de campaña publicitaria a favor de ninguno de los candidatos, lo cual daría igualdad de posibilidades a todos, independientemente de su nivel económico. En este caso los pasquines, vallas, menciones de radio y televisión y los mítines a favor de los aspirantes, son sustituidos por la publicación en lugares concurridos de sus biografías y fotos, en igualdad de condiciones. En este documento se detallan los datos personales y las virtudes y méritos sociales de cada quien, por demás, ampliamente conocidos por la vecindad.[2]
  • Total limpieza y transparencia de los comicios, celebrados a la vista del pueblo. El día previsto para emitir el sufragio los miembros de los colegios, también vecinos de la comunidad, invitan al público a comprobar que las urnas están vacías antes de sellarlas y ponerlas bajo custodia. Concluida la votación se emprende inmediatamente el escrutinio de forma pública. A este acto asisten libremente los electores, cualquier otro ciudadano, periodistas nacionales y extranjeros y visitantes de otros países. Debe notarse que bajo este sistema los elegidos no reciben remuneración por el desempeño de su labor. Quienes deben dedicarse a tiempo completo a dirigir y asegurar el funcionamiento de las asambleas municipales, provinciales o nacionales, como su presidente y vicepresidente, reciben el mismo salario que tenían en su lugar de trabajo.[2]
  • La facultad de los ciudadanos de revocar el mandato otorgado. Todos los elegidos a todos los niveles, incluido el Jefe de Estado rinden cuenta de su labor cada cierto tiempo no mayor a un año, ante sus electores, quienes pueden revocar su mandato cuando consideren que estos no cumplen con sus obligaciones.[2]

Es importante notar que la Democracia sin Partidos no es un sistema anarquista ya que el poder del Estado y el Gobierno están bien establecidos.

[editar] Países que tienen un sistema basado en una democracia sin partidos

  • Cuba (el Partido Comunista, único legal, tiene prohibida la participación en las elecciones que se realizan, cada dos años y medio las municipales, y cada cinco las provinciales y nacionales).[3]

[editar] Referencias


Tags: democracia, consulta, partidos, nominación, población, sociedad, poder

Publicado por blasapisguncuevas @ 1:05  | Socialismos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada