Viernes, 06 de marzo de 2009
Portada :: Cultura :: Cine
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-03-2009

Entrevista al actor puertorriqueño Benicio del Toro



El actor puertorriqueño Benicio del Toro, se encuentra de visita en la capital venezolana para promocionar la nueva película que narra la historia del comandante Ernesto "Ché" Guevara, a propósito del momento revolucionario que vive actualmente Venezuela, país que calificó de gran importancia por ser la tierra de Simón Bolívar cuya historia vinculó con la del luchador cubano-argentino.

Del Toro, en entrevista exclusiva concedida a TeleSUR, destacó que debido al embargo que Estados Unidos mantiene contra Cuba, no lograron grabar escenas de esta película en la isla, pues no les fue otorgado el permiso para viajar a ese país, sin embargo, subrayó que trabajó con "actores cubanos fantásticos".

A continuación , la entrevista completa:

¿Cuál es su propósito de estar en Caracas, sede principal de TeleSUR?

Estamos presentando la película del Ché que hice en dos partes y presentándola, aunque ya sé que la mayoría de la gente la ha visto, se ha visto bastante ya, por la piratería que no ayuda a nadie, pero estamos presentándola, hablando y conociendo.

Pero presentar una película sobre el Ché, en el contexto actual de Venezuela, en su capital, le da a usted un significado especial?

Sí, de Venezuela lo que conozco es que está viviendo por un momento muy revolucionario y estoy aquí para aprender también, no conozco tanto, lo he estado estudiando. Estudié también bastante la historia de Cuba y especialmente para esta película, así que estoy aquí conociendo, así que creo que es muy importante, no sólo porque es una película sobre una persona que era muy similar a Simón Bolívar y esta es la tierra del Procer, entonces el tener eso es muy importante y también por lo que está sucediendo ahora con el gobierno y tantas cosas que he visto que ayudan a todas las clases, especialmente a la clase más desafortunadas y hay muchos programas (misiones) con lo que he visto se están tratando de hacer cosas.

Por ejemplo la película anoche, se mostró gratis y que toda la gente la pudiese ver gratis... cosas así son lindas.

Usted dijo que la vida del Ché le resultaba similar a la de Simón Bolívar, ¿Cuáles son los vínculos que usted encuentra entre estos dos personajes a propósito de que estamos en la tierra de Bolívar?

Los vínculos serían que ambos soñaron con la libertad, en contra de la explotación del hombre contra el hombre, liberar a países del yugo que tenía España en aquel entonces y también fue el padre de una idea muy linda: unificar a Suramérica que creo que era en parte uno de los sueños del Che, es lo que yo he entendido, el sueño de que Latinoamérica nos une a todos y eventualmente el mundo nos une a todos.

Y eso de ayudar al prójimo existía, de liberar al hombre, y cuando digo al hombre, estoy hablando del hombre y la mujer y creo que esas cosas estaban muy presentes en el Che. Habrán otros detalles que conozco sobre Simón Bolívar, pero yo creo que eso unificaba a Simón Bolívar, al Ché, a la película del Ché, a Caracas, a Venezuela.

Usted ha hecho toda una agenda en este país lationoamericano conociendo algunos lugares, sobre todo de la capital, de la ciudad de Caracas, y tiene previsto, por lo menos así se informa, reunirse con el presidente Chávez, usted ya conoce al mandatario venezolano.

No, no lo conozco. Lo ví, le dí la mano, pero no lo conozco.

¿Lo conoció en Cuba?

Lo conocí en Cuba.

¿Y se va a reunir con él?


Me voy a reunir con él esta tarde, sí.

¿Tiene alguna expectativa de esa reunión con el presidente venezolano?


Bueno, es un honor estar de invitado a almorzar con él y tengo preguntas, osea quiero conocerle y hablar con él, tengo expectativas de poder tener un diálogo, Dios sabe, a lo mejor estamos allí un rato, depende de cómo esté la agenda de él.

¿Qué preguntas tiene para el presidente Chávez, nos puede adelantar algunas de ellas?


Bueno, voy a hablar de cine, me gustaría hablar también de la situación del cine en Venezuela. Pero esas preguntas se las voy a hacer yo a él. Déjame tener una conversación sin tener un libreto al frente (Risas).

A propósito del cine, le propongo que conversemos acerca de la película, una película que usted ha dicho en otras declaraciones a distintos medios que le han consultado, que significó un reto especial de investigación. Durante mucho tiempo usted se dedicó a conocer y a tratar de vivir algunos de los episodios más emblemáticos de la vida del Ché y lo que esto significaba para ese momento de América Latina. Pero desde el punto de vista actoral, ¿cómo encaró usted este reto? Ha dicho que era ni siquiera era el pensamiento, sino poder reaccionar como lo hubiera hecho este hombre en escenarios y en situaciones reales.

Hay una cosa en la actuación, que se estudia para cualquier personaje, que es estar en el momento, y estar en el momento quiere decir que estás... allí está sonando el teléfono ahora mismo, así que yo estoy en el momento y veo a la muchacha que está saliendo (señalando al personal detrás de las cámaras), porque sonó el teléfono, ¿me entiendes?

Entonces, cuando estoy en el momento, estoy reaccionando, y eso es todo, pero el trabajo de investigación fue lo más importante como actor para el estudio de este personaje que es histórico. Hay que estudiar la historia para conocer un poco del Ché, no soy un especialista, conozco bastante del Ché, pero no creo que soy el más que sepa de él ¿verdad?.

Para conocer al Ché tienes que conocer la historia de Cuba, tienes que conocer la historia de Latinoamérica también, entonces es un personaje que trasciende, no es solamente conocer la vida de él, nosotros tuvimos que aprender de la Revolución Cubana, yo no sabía nada de la Revolución Cubana, soy nacido en Puerto Rico, crecí en Estados Unidos, y en Puerto Rico se hablaba muy poco de la Revolución Cubana, y en Estados Unidos menos.

Entonces hemos sido educados por lo que conseguimos en Estados Unidos y por viajes que hicimos a Cuba por ejemplo. Para conocer el punto de vista de ellos, su punto de vista. Entonces de ahí tomar pedazos históricos y entenderlos para, ¿como te diría yo? hacer una interpretación ya sea mía, del actor interpretando al personaje, o del director Steven Soderbergh que es norteameicano; hacer una interpretación sobre el proyecto.

Y eso fue o es la parte más difícil, y también a la vez diría que la más formativa y la más importante que yo he hecho, porque uno conoce la historia.

Usted hablaba de cómo se había negado de alguna manera el acceso a buena parte de la población de la realidad del proceso revolucionario cubano. Pero ¿por qué le interesa a usted el Ché, cómo descubre usted al Ché y dice: me vinculo con un proyecto como este y cómo ese proyecto muestra esa historia no contada masivamente?

Bueno, yo estuve en la Ciudad de México cuando tanía, 18, 20 años y compré un libro suyo, la idea mía anterior era de que el Ché era una persona ruda, un guerrillero, un guerrero, esa era la idea que yo tenía del Ché, por la foto, por lo poco que se hablaba en Puerto Rico o en Estado Unidos, eso era lo que tenía, una idea de eso.

Cuando estuve en México compré un libro que era una colección de cartas que él le había escrito a su madre, a su tía y leí esas cartas y ví otra persona, ví un escritor, número uno: fantástico, más o menos esas cartas las había escrito cuando tenía la edad que yo tenía en aquél momento. Se hacía una autocrítica, tenía sentimiento social, tenía un buen sentido del humor, tenía una chispa en las cartas y entonces me empecé a interesar.

Espérate este hombre, del que yo tenía la preconcepción de quién era esa persona por aquella foto, un guerrillero solamente, entonces empiezo a ver el otro lado y por ahí empezó el interés.

Unos 10 años después ó 9, la productora Laura Bickford contó que iba a salir un libro en Estados Unidos, una biografía del Ché escrita por Joan Lee Anderson, entonces ese libro lo compramos por la posibilidad de hacer una película del Ché basada en él porque una historia como esta se debe hacer.

Pero hubo el propósito, cree usted en ocultar esas facetas diversas, múltiples tanto del Ché como del proceso revolucionario cubano? Osea, ¿usted ha llegado a esa reflexión?


Nosotros no tratamos de ocultar nada.

¿Previamente?

No, nosotros no tratamos de ocultar nada, esa es una película, no es un documental. No tratamos de merecer ni agrandarlo, tratamos de verdad de entrar y descubrirlo, descubrir al personaje y lo que estaba pasando y el momento. Y hacemos unos esquemas de la película, en la primera parte, son dos partes.

La primera parte es un esquema de quién era la persona, un doctor que llega a un país que no es el de él como doctor para un ejército, que va a pelear contra una dictadura que lleva sucediendo ya años, diríamos 50 años o más y él viene como doctor. Crece en ese mundo y se vuelve comandante, entonces enseñamos el primer encuentro que él tuvo con Fidel Castro y de qué hablaron, usando las cosas que se dicen para darnos información sobre la persona, la parte en blanco y negro, eso es, más o menos podríamos decir que es el monólogo interior del personaje, lo que él piensa, el por qué.

Y en la segunda parte, pues él lo intenta de nuevo, abandona todo su poder, todas las comodidades y decide hacerlo de nuevo en Bolivia. Él lo hizo en otros sitios, lo hizo en el Congo, nosotros no podemos, sería una película de doce horas para hacer toda la vida del Ché, pero en todo eso, todo lo que decimos ahí es verdad.

Quiero plantearle algunas inquietudes acerca de la producción misma de la película, de los retos. Desde los lugares que ustedes escogieron para rodar esta película, usted tuvo la ocasión de estar en Bolivia pero no en La Habana filmando, ¿por qué?

Bueno, pues en Bolivia podíamos ir porque el gobierno de los Estados Unidos nos dejaba ir, y el gobierno de Bolivia nos dejaba participar El problema es que, como tú sabes, Estados Unidos le tiene un embargo a Cuba, entonces en Cuba estarían muy contentos de tenernos allí trabajando, haciendo una película. Y el gobierno norteamericano no nos dejaba filmar, nos dejó viajar para recoger información pero no nos dejó filmar, tampoco nos dejaba darle trabajo a un actor cubano, a menos que ese actor cubano tuviese otro pasaporte, que fuese también español o de otro país ¿verdad? Entonces también nos complicaron las cosas porque trabajamos con unos actores cubanos fantásticos porque filmamos en otros sitios que no fuese territorio norteamericano, pero hay un embargo, y por el embargo se nos hizo difícil.

Usted sobre el embargo ha dicho que es asombroso cómo Cuba ha podido aguantar, lo ha dicho a otros medios de comunicación.

Ha mantenido la dignidad, el orden.

¿Usted se siente un rebelde por todo esto que implicó hacer esta película, por hablar del Ché, un hombre que estuvo en su historia negado por hablar de un proceso como el de la Revolución Cubana?


Ese cuento que lo haga otro. Me podrían considerar rebelde por hacerla, más en Estados Unidos o con gente de Estados Unidos, pero nos podrían considerar a todos los que trabajamos en la película como rebeldes por hacerla, pero no se debe considerar así, es solamente contar la historia, hacer una película basada en hechos reales y tratarla con honestidad y con respeto.

¿Por qué Hollywood no miró esta película? ¿Cuál es su análisis? Porque usted se ha ganado otros premios muy importantes cinematográficos.


¿Por qué tú crees?

Aquí soy yo la que hace las preguntas (Risas)

Cuando tú dices Hollywood, ¿tú dices los círculos de premios y eso, que exportan tanto como los Golden Globe, los Óscares? Pues no sé, habría que hacer una investigación, yo tengo ideas mías, pero no son concretas.

¿Cuáles son esas ideas?


A lo mejor sería porque es una película que no va con las normas de lo que se hace en Hollywood necesariamente, entonces podríamos decir que es una película rebelde. No sé si he hecho una película que sea, vamos a decir, hecha por hollywoodenses, digamos el director, Laura Bickford y yo. A lo mejor de la manera en que se filmó puede ser rebelde porque es una película que no está bajo las convenciones de la típica biografía que se hace en Hollywood, el típico estilo en que se hace una biografía en Hollywood.

Es distinta, yo diría es más europea por el director, por Steven Soderbergh, la manera en que se filma, el contraste que tiene la primera parte, o la segunda parte, pues a lo mejor eso es muy rebelde para los ojos de los Óscar, de los Golden Globe, y también a lo mejor podríamos decir que es una película que asumió la posición de otra historia, de otros país y la hace en su lenguaje autóctono, en español y la dice desde ese punto de vista.

Entonces a lo mejor eso es muy rebelde porque no conozco ninguna película que sea totalmente hollywoodense, que haya hecho eso, y entonces creo que la ignorancia, el no conocer tanto sobre la historia de Cuba y lo que pasó, eso es hollywoodense. No diríamos que sea por la ignorancia porque no saben todavía, como yo tampoco sabía, y me metí para trabajar esto. Entonces ellos al no conocer tan bien eso, a lo mejor los tiene un poco... Pero creo que la película se va a ver, la película se seguirá viendo pero que ojalá se haga algo con la piratería también.

Aquí hemos mostrado algunas imágenes de esta película que aún no se presenta en Venezuela.

Bueno, no se ha presentado en Venezuela pero aquí la han visto en todos lados, la han visto en DVD y entonces vamos a hablar aquí claro, yo no entiendo. Esta película ha salido ya, se ha hablado mucho, es una historia muy latinoamericana, entonces yo como latinoamericano te voy a ser honesto, si estuviese aquí y tuviese 17 años, la sacaba y la compraba en piratería ¿verdad?.

Pero lo que hay que decir es que entiendo que ellos la quieren ver en ese momento y nosotros vamos a ir a trabajar con eso para que se enseñe que las películas no tienen que tardar tanto, porque ahora la gente ve el cine en la casa, mucho.

Entonces hay que decirles que hay que tener cuidado porque cuando les das dinero, no solamente les estás dando el dinero a una persona que está en otro lado, esa persona se mete el dinero en el bolsillo y él no tuvo que hacer nada para esa película, excepto copiarla y nosotros, tú, yo, yo como actor, tú como periodista que me estás entrevistando sobre la película que me trae a Caracas, le estamos quitando trabajo a tanta gente y una persona se está metiendo las pesetas en el bolsillo.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame


Tags: Ché, Cuba, Benicio, Telesur, película, Venezuela, tierra

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada