Lunes, 16 de marzo de 2009
Español o castellano
Hablado en Argentina,[1]

Belice,[2]
Bolivia,[3]
Chile,[4]
Colombia,[5]
Costa Rica,[6]
Cuba,[7]
Ecuador,
El Salvador,
España,
Guatemala,
Guinea Ecuatorial,[8] [9]
Honduras,
México,
Nicaragua,
Panamá,
Paraguay,
Perú,
Puerto Rico,
República Dominicana,
Uruguay y
Venezuela.
De manera minoritaria:
Andorra,[10] [11]
Canadá,[12]
Estados Unidos,[13]
Filipinas,
Gibraltar,[14]
Marruecos,
Sáhara Occidental,[15]
y entre los refugiados saharauis en Argelia.

Hablantes

• Nativos:
• Otros:

450 a 500 millones de personas

• 400 millones de personas
• entre 60 y 100 millones de personas

Puesto 2.º puesto (Ethnologue 1996)
Familia Indoeuropeo

 Itálico
  Grupo Romance
   Romance
    Ítalo-occidental
     Subgrupo Occidental
      Ibero-romance
       Ibero-occidental
        Español / Castellano

Alfabeto Alfabeto latino
Estatus oficial
Oficial en organizado usando criterios geográficos

* Primer idioma oficial del Estado o territorio.
** Primer idioma oficial de la ciudad.
*** Segundo idioma oficial de la ciudad.
**** México no tiene formalmente lengua oficial. El español es la lengua mayoritaria y oficial "de facto".
***** Idioma cooficial del organismo.

Anexo:Países donde el español es idioma oficial

Regulado por Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española
Códigos
ISO 639-1 es
ISO 639-2 spa
ISO 639-3 spa
Extensión del Español o castellano

El español o castellano es una lengua romance del grupo ibérico. Es uno de los seis idiomas oficiales de la ONU[18] y, tras el chino mandarín, es la lengua más hablada del mundo por el número de hablantes que la tienen como lengua materna.[19] [20] Es también idioma oficial en varias de las principales organizaciones político-económicas internacionales (UE,[21] UA,[22] OEA,[23] OEI,[24] TLCAN[25] UNASUR,[26] CARICOM,[27] y el Tratado Antártico,[28] entre otras). Lo hablan como primera y segunda lengua entre 450[29] y 500[30] millones de personas, pudiendo ser la segunda lengua más hablada considerando los que lo hablan como primera y segunda lengua.[31] Por otro lado, el español es el segundo idioma más estudiado en el mundo[32] tras el inglés, con al menos 17,8 millones de estudiantes,[33] si bien otras fuentes indican que se superan los 46 millones de estudiantes[34] distribuidos en 90 países.

El español, como las otras lenguas romances, es una continuación moderna del latín hablado (denominado latín vulgar), desde el siglo III, que tras el desmembramiento del Imperio Romano fue divergiendo de las otras variantes del latín que se hablaban en las distintas provincias del antiguo Imperio, dando lugar mediante una lenta evolución a las distintas lenguas neolatinas. Debido a su propagación por América, el español es, con diferencia, la lengua neolatina que ha logrado mayor difusión.

Origen y nombre

El castellano se originó como un dialecto del latín en las zonas limítrofes entre Cantabria, Burgos, Álava y La Rioja, provincias del actual norte de España, que recibió una notable influencia fonológica del euskera arcaico que se hablaba en esta misma región (artículo principal: Sustrato vasco en lenguas romances), y se convirtió en el principal idioma popular del Reino de Castilla (el idioma oficial era el latín). De allí su nombre original de "idioma castellano", en referencia a la zona geográfica donde se originó.

La otra denominación del idioma, "español", procede del latín medieval Hispaniolus procedente de la denominación latina de la Península Ibérica "Hispania" o, más bien, de su forma ultracorrecta[35] Spaniolus (literalmente: "hispanito", "españolito"), a través del occitano espaignol. Menéndez Pidal ofrece otra explicación etimológica: el clásico hispanus o hispánicus tomó en latín vulgar el sufijo -one (como en bretón, borgoñón, sajón, frisón, lapón...) y de *hispanione se pasó en castellano antiguo a españón, "luego disimilando las dos nasales se llegó a español, con la terminación -ol, que no se usa para significar naciones".[36]

Avatares históricos y socioeconómicos, y su uso popular como lengua de intercambio, convirtieron el castellano en la lengua franca de toda la península ibérica, en convivencia con las hablas vernáculas allí donde existían: a mediados del siglo XVI se estima que el 80% de los españoles ya hablaban castellano.[37] Con la conquista de América, que era una posesión personal de la corona de Castilla, el idioma español se extendió a través de todo ese continente, desde California hasta el Estrecho de Magallanes.

Polémica sobre español o castellano

La polémica en torno a los términos español y castellano estriba en si resulta más apropiado denominar a la lengua hablada en Hispanoamérica, en España y en otras zonas hispanoparlantes «español» o «castellano», o bien si ambas son formas perfectamente sinónimas y aceptables, que es actualmente el criterio académico.

Como muchas de las controversias relacionadas con la denominación de una lengua identificable con un determinado territorio (español con España, y castellano con Castilla), o que lleva aparejada una ideología o un pasado histórico que provoca rechazo, o que implica una lucha en favor de una denominación única para facilitar su identificación internacional y la localización de las producciones en dicha lengua (por ejemplo, en redes informáticas), la controversia es de raíz ideológica, política y económica.

Desde el punto de vista estrictamente lingüístico, no hay preferencias por una denominación u otra. La ciencia lingüística, siempre que no actúe ideológicamente, se limita a estudiar y caracterizar la complejidad de los sistemas lingüísticos interrelacionados que componen un diasistema o lengua histórica (como conjunto más o menos complejos de variedades geolectales, sociolectales y funcionales, variables a su vez en el tiempo), y, terminológicamente, a recoger los diversos usos denominativos de una lengua o familia de variedades. Para la lingüística, pues, ambos términos son válidos a la hora de designar el diasistema de la lengua histórica llamada popular y oficialmente castellana o española.

En el ámbito normativo prescriptivo, según la normativa establecida por los principales organismos de política lingüística[38] del área hispanohablante en lo relativo a la codificación del estándar idiomático (Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española), castellano y español son términos sinónimos, aunque el Diccionario Panhispánico de Dudas, obra de carácter normativo actualmente vigente recomienda no obstante la denominación de «idioma español» por ser la utilizada generalmente en otros idiomas nacionales (Spanish, espanhol, espagnol, Spanisch, Spaans, spagnolo, etc.).

Historia

Artículo principal: Historia del idioma español
Una página del Cantar de mio Cid, en castellano medieval

La historia del idioma español comienza con el latín vulgar del Imperio Romano más precisamente de la zona central del norte de Hispania. Tras la caída del Imperio Romano en el siglo V, la influencia del latín culto en la gente común fue disminuyendo paulatinamente. El latín hablado de entonces fue el fermento de las variedades romances hispánicas, entre ellas el castellano antiguo, origen a su vez (al menos en la proporción mayor) de las variedades que constituyen la lengua española. En el siglo VIII, la invasión musulmana de la Península Ibérica hace que se formen dos zonas bien diferenciadas. En Al-Ándalus, se hablarán los dialectos romances englobados con el término mozárabe (no árabe), además de las lenguas de la minoría extranjera-invasora alóctona (árabe y bereber). Mientras, en la zona en que se forman los reinos cristianos desde pocos años después del inicio de la dominación musulmana, comenzará una evolución divergente, en la que surgen varias modalidades romances; la catalana, la aragonesa, la astur-leonesa y la gallego-portuguesa, además de la castellana, que resultaría dominante entre la población de la península.

La lengua originaria castellana se originó en el condado medieval de Castilla (sur de Cantabria y norte de Burgos), con influencias vascas y de los germanos visigodos. Los textos más antiguos que se conocen en castellano son los Cartularios de Valpuesta, conservados en la iglesia de Santa María de Valpuesta (Burgos), un conjunto de textos que constituyen copias de documentos, algunos escritos en fecha tan temprana como el siglo X, seguidos de las Glosas Emilianenses, que datan de finales del siglo X o principios del XI, que se conservan en el Monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla (La Rioja), localidad considerada centro medieval de cultura.

El castellano se extendió hacia el sur de la península a lo largo de la Reconquista y por la unificación de los reinos cristianos españoles mediante las sucesivas unificaciones dinásticas (unión con León y Galicia con Fernando III de Castilla, introducción de la dinastía castellana en la Corona de Aragón con Fernando I de Aragón que llevaría a la unión final peninsular con los Reyes Católicos). En el siglo XV, durante el proceso de unificación española de sus reinos, el sevillano Antonio de Nebrija publicó en Salamanca su Grammatica. Es el primer tratado de gramática de la lengua española, y también primero de una lengua neolatina europea. La colonización y conquista de América llevada a cabo simultáneamente a la reconquista de Granada, expandió el idioma español por la mayor parte del continente americano. En esa época ya había comenzado el reajuste consonántico, que significó la reducción del sistema de fonémico al pasar de seis consonantes sibilantes a sólo una o dos según la variedad.

El idioma español siempre tuvo numerosas variantes geolectales que, si bien respetan el tronco principal latino, tienen diferencias de pronunciación y vocabulario, como sucede con cualquier otra lengua. A esto hay que agregar el contacto con los idiomas de las poblaciones nativas de América, como el aimara, chibcha, guaraní, mapudungun, maya, náhuatl, quechua y taíno, que hicieron también contribuciones al léxico del idioma, no sólo en sus zonas de influencia, sino en algunos casos en el léxico global.

Distribución geográfica

El español o castellano es la lengua oficial de trece países en América, además de en España y en Guinea Ecuatorial, pero se habla en los cinco continentes.

América

La mayoría de los hispanohablantes se encuentran en Hispanoamérica. México es el país con el mayor número de hablantes (casi una cuarta parte del total).

Con una u otra denominación, es la lengua oficial de Bolivia (con la nueva Constitución aprobada en el año 2007, título I, capítulo 1.º, artículo 5, párrafo 1,[39] cooficial con «todos los idiomas de las naciones y pueblos indígenas campesinos autóctonos, que son el aymara, araona, baure, bésiro, canichana, cavineño, cayubaba, chácobo, chimán, ese ejja, guaraní, guarasu’we, guarayu, itonama, leco, machajuyaikallawaya, machineri, maropa, mojeño-trinitario, mojeño-ignaciano, moré, mosetén, movima, pacawara, puquina, quechua, sirionó, tacana, tapiete, toromona, uru-chipaya, weenhayek, yaminawa, yuki, yuracaré y zamuco»Gui?o, Colombia (junto con las lenguas y dialectos de los grupos étnicos en sus territorios[40] ), Costa Rica,[41] Cuba,[42] Ecuador (según la nueva Constitución del 2008, título I, artículo 2,[43] «El castellano es el idioma oficial del Ecuador; el castellano, el kichwa y el shuar son idiomas oficiales de relación intercultural. Los demás idiomas ancestrales son de uso oficial para los pueblos indígenas en las zonas donde habitan y en los términos que fija la ley. El Estado respetará y estimulará su conservación y uso»Gui?o, El Salvador,[44] Guatemala,[45] Honduras,[46] Nicaragua (cuya Constitución, título II, artículo 12,[47] establece además que «las lenguas de las Comunidades de la Costa Atlántica de Nicaragua también atendrán uso oficial en los casos que establezca la ley»Gui?o, Panamá,[48] Paraguay (cooficial con el guaraní),[49] Perú[50] (cooficial con el quechua, aimara y demás lenguas indígenas, allí donde predominen) y Venezuela (cuya Constitución[51] establece además que «Los idiomas indígenas también son de uso oficial para los pueblos indígenas y deben ser respetados en todo el territorio de la República, por constituir patrimonio cultural de la Nación y de la humanidad»Gui?o. No tienen reconocimiento de lengua oficial otros países latinoamericanos donde es lengua hablada: Argentina,[52] Chile,[53] Puerto Rico, República Dominicana,[54] Uruguay[55] y México[56] (oficial de facto).[57] En Puerto Rico, según los sucesivos plebiscitos del estatus político del país, que se sumaban a lo establecido por la Constitución de 1952, se estableció que «es la garantía permanente de ciudadanía americana, nuestros dos idiomas, himnos y banderas».[58]

América no-hispanohablante

Español en EE. UU

Hay una realidad lingüística singular en Estados Unidos debido al avance progresivo del bilingüismo, especialmente en ciudades cosmopolitas como Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Miami, Houston, San Antonio, Denver, Baltimore, y Seattle. En el estado de Nuevo México el español se utiliza incluso en la administración estatal, aunque ese estado no tiene ninguna lengua oficial establecida en la constitución. El español neomexicano se remonta a los tiempos de la colonización española en el siglo XVI y conserva numerosos arcaísmos. El español tiene una larga historia en los Estados Unidos, muchos estados y accidentes geográficos fueron nominados en ese idioma, y se ha fortalecido por la inmigración proveniente del resto de América. El español, además, es la lengua más enseñada en el país.[59] Estados Unidos es el segundo país con mayor número de hispanohablantes.[60]

El español se ha vuelto importante en Brasil a causa de la proximidad y el comercio creciente con sus vecinos hispanoamericanos, por ejemplo, como miembro de Mercosur. En 2005, el Congreso Nacional de Brasil aprobó el decreto, firmado por el presidente, conocido como ley del español, que lo ofrece como lengua de enseñanza en los colegios y liceos del país.[61] En muchas ciudades fronterizas, especialmente con Argentina y Uruguay, se habla una lengua mixta llamada portuñol.[62]

El español no tiene reconocimiento oficial en la antigua colonia británica de Belice. No obstante, de acuerdo a un censo del año 2000, el 52,1% de la población habla el español "muy bien".[63] [64] Se habla principalmente por los descendientes hispanos que han habitado la región desde el siglo XVII. Sin embargo, el inglés permanece como la única lengua oficial.[65] En la isla caribeña de Aruba, lo habla gran cantidad de personas. Por el contrario, en las vecinas Curazao y Bonaire, lo habla una minoría. Debido a la cercanía con Venezuela, en las tres islas se reciben medios de comunicación en español, principalmente canales televisivos, debido a los estrechos vínculos comerciales y la importancia del turismo hispanohablante. En los últimos años, se introdujo la enseñanza básica obligatoria del castellano en las escuelas, aunque sin carácter oficial (las únicas lenguas oficiales de Aruba y las Antillas Holandesas, hasta ahora son el holandés y el papiamento). Por último, el español no es el idioma oficial de Haití. Aunque su idioma oficial es el francés, el criollo haitiano es ampliamente hablado. Cerca de la frontera con la vecina República Dominicana el español básico es comprendido y hablado coloquialmente.

Europa

Conocimiento del español en la UE

El castellano es lengua oficial de España. También se habla en Gibraltar[66] y en Andorra (donde es la lengua materna mayoritaria debido a la inmigración, pero no es la lengua propia y oficial como sí lo es el catalán[67] ). También se utiliza en pequeñas comunidades en otros países europeos, principalmente en el Reino Unido, Francia, Alemania y Suiza[68] (donde es lengua materna del 1,7% de la población, representando la lengua minoritaria más hablada en este país por detrás de tres de las cuatro lenguas oficiales). El español es una de las lenguas oficiales de la Unión Europea.[69] Casi 19 millones de europeos mayores de 15 años hablan español fuera de España en la UE (contando con los que lo han aprendido correctamente como lengua extranjera).[70]

En Rusia en el 2008, se creará un canal de TV 24 horas en español bajo el nombre de Rusia Hoy.[71] En Gibraltar opera la GBC en español e inglés.[72]

Asia

El caso de las islas Filipinas, antigua colonia española, es bastante atípico ya que a diferencia de otros países hispanos, no consiguió su independencia tras sus movimientos revolucionarios del siglo XIX. Por el contrario, y debido a la intervención estadounidense, Filipinas pasó a ser colonia de los EE. UU. a partir de 1899. Desde entonces, sus autoridades siguieron una política de deshispanización del país e imposición del inglés. A pesar de que en Filipinas había entre un 10%-15% de hispanohablantes[cita requerida] (unas 900.000 personas) a principios del siglo XX, y de que su primera constitución (promulgada en 1899) tenía establecido el español como lengua oficial, las autoridades estadounidenses impusieron progresivamente el uso del inglés, especialmente después de la Guerra Filipino-Estadounidense que diezmó a la burguesía urbana hispanohablante. El español perdió su estatus oficial en 1987, durante la administración de Corazón Aquino. No obstante, la presidente Gloria Macapagal Arroyo anunció en 2007, durante su visita oficial a España, que la lengua española será nuevamente obligatoria en el currículum escolar.[73] [74] El Gobierno de Filipinas confirmó que el español se incorporará en la enseñanza secundaria a mediados del 2009.[75] Según fuentes del Instituto Cervantes y en un comunicado de la presidente filipina Gloria Macapagal-Arroyo el español podría volver a ser oficial en Filipinas.[cita requerida]

La cadena de televisión de China CCTV comenzó en octubre de 2007 a emitir un canal de TV solo en español (CCTV-E).

África

 

Continúa en Idioma Español, wikipedia

Tags: Idioma, castellano, español, América, historia, lengua, Imperio

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada