Martes, 17 de marzo de 2009

Ávila es una ciudad española situada en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, capital de la provincia homónima.

Ávila de los Caballeros es un título honorífico de la ciudad. Otro, es «Ávila del Rey», y aún otro «Ávila de los leales», todas están presentes en la bandera de la ciudad.

La ciudad se caracteriza especialmente por tener una muralla medieval completa, románica.

También es una de las ciudades con mayor número de iglesias (románicas y góticas) y de establecimientos hosteleros en relación al número de sus habitantes.

Es considerada por muchos como la ciudad de «Cantos y de Santos».

(Redirigido desde Ávila (España))
Ávila
Bandera de Ávila Escudo de Ávila
Bandera Escudo
Ávila (España )
Ávila
Ávila

País  España
• Com. Autónoma  Castilla y León
• Provincia  Ávila
Ubicación 40°39′N 4°41′O / 40.65, -4.68340°39′N 4°41′O / 40.65, -4.683
• Altitud 1.131 msnm
• Distancias 115 km a Madrid
119 km a Valladolid
98 km a Salamanca
Superficie 231,9 km²
Fundación siglo V a. C. (Óbila/vetones)
Población 56.144 hab. (INE 2008)
• Densidad 242,1 hab./km²
Gentilicio Abulense o avilés[1]
Código postal 05001 - 05005
Alcalde Miguel Ángel García Nieto (PP)
Patrón Santa Teresa de Jesús (15 de octubre)

San Segundo (2 de mayo)

Sitio web www.avila.es

 

Contenido

[editar] Heráldica

Artículo principal: Escudo de Ávila

El escudo de Ávila consiste en un campo de gules o rojo en el que aparece representado el rey Alfonso VII en el ábside de la Catedral de Ávila junto al lema: “Ávila del Rey, de los leales, de los caballeros”

[editar] Situación

Situada a 1.131 m de altitud, en un promontorio rocoso a la orilla derecha del río Adaja, afluente del Duero, es la capital de provincia más alta de España. Su término municipal abarca 231,9 km² y el gentilicio con el que se refiere a sus habitantes es «abulense» o «avilés».

[editar] Geografía

Climograma de Ávila

Limita: al norte con los municipios de Cardeñosa, Mingorría, San Esteban de los Patos, Tolbaños, Berrocalejo de Aragona, Mediana de Voltoya y Ojos Albos, al este con el de Santa María del Cubillo, al sudeste con los de Navalperal de Pinares y El Herradón de Pinares, al sur con el de Tornadizos de Ávila, al suroeste con el de Gemuño, al oeste con los de El Fresno, La Colilla, Martiherrero y Marlín y al noroeste con los de Bularros y Monsalupe.

La ciudad se encuentra situada entre la fosa y el valle de Amblés. Las precipitaciones anuales son bajas comparándolo con zonas colindantes. Esta sombra pluviométrica implica que el caudal del rio Adaja esté prácticamente seco varios meses del año y que la ciudad tenga históricamente problemas de abastecimiento de agua.

[editar] Historia

[editar] Prehistoria y romanos

Monumento conocido como "Los Cuatro Postes"
Restos romanos junto a la Puerta de San Vicente.

El nombre de la ciudad tiene su origen en los pueblos y tribus que han vivido a lo largo de milenios en la provincia. Los primeros fueron los vetones, que la llamaron Óbila (monte alto), siendo uno de los castros más importantes de esta tribu, junto con Sanchorreja, Berrueco, Mesa de Miranda, Las Cogotas, El Raso y Ulaca. Los vetones dejaron vestigios por toda la geografía de la provincia de Ávila, especialmente en forma de verracos. Más tarde la poblaron los romanos, dándole el nombre de Abila o Abela. Los romanos dejaron también su huella en la ciudad, que consistía por entonces en el actual casco viejo, la parte rodeada por las murallas. Calzadas, mosaicos o la plaza del Mercado Grande, o El Grande, son parte de los restos romanos que pueden contemplarse en la actualidad.

El interior de la ciudad aún mantiene el trazado típico de las ciudades romanas tipo hiberna (castros estables), de contorno rectangular, con dos calles principales (cardo y decumano) que se cortan ortogonalmente en el centro donde estaba el foro. Actualmente este trazado aparece sólo parcialmente modificado, reconociéndose fácilmente antiguas entradas romanas en las puertas de San Vicente y Gonzalo Dávila, donde los cubos defensivos originales fueron conglobados en la muralla medieval. También se mantienen las manzanas cuadrilongas recuerdo de las insulae romanas. El Cardo máximo corresponde a la actual Calle de Vallespín; mientras que el Decumano máximo lo constituirían la Calle de los Caballeros y la Calle de Bracamonte. Todas ellas confluyen en el «Mercado Chico» que fue el antiguo foro. Por su parte, la necrópolis romana estaba al este, más allá de la Calle de San Segundo, de modo que en toda esa parte de la muralla se pueden observar piezas funerarias reaprovechadas como materiales de construcción: estelas, aras, cipos, «verraquitos» y cápsulas cinerarias de granito, incrustados en los lienzos del muro oriental.[2]

Aparte de los restos arquitectónicos, hay numerosos restos cerámicos, monedas y otros objetos arqueológicos representativos de la vida cotidiana en la Antigüedad.

[editar] Visigodos

Los primeros asentamientos visigodos en la península se consideraban geográficamente muy cerrados. Según Palol y sus estudios, los asentamientos visigodos en España comprenden las ciudades de Burgos, Soria, Guadalajara, Toledo, Ávila, Cáceres, Madrid y Palencia, lo que induce a pensar que la elección de estos asentamientos es estratégica. Aunque su ubicación concreta no está determinado en la ciudad de Ávila se sabe que fue una de las plazas fuertes de la época visigoda. Durante los siglos VI y VII no hubo conflictos en la ciudad.

Los visigodos utilizaban la tierra para cultivos de cereal y ganadería, según las pizarras encontradas sobre todo en el municipio de Diego Álvaro. La importancia de Ávila en este periodo se debe a un carácter religioso según la documentación que detalla la intervención de los prelados de Abela en los concilios toledanos.

[editar] Arqueología

Corrobora el devenir visigodo en Ávila el templo de Santa María de la Antigua. Las crónicas registran que este monasterio fue fundado antes del año 687, siendo monasterio mixto (para ambos sexos) hasta la llegada de los árabes. Su importancia era tal que se cita como el lugar donde murió Santa Leocadia, hija del Rey Wamba. En esta iglesia estaría enterrado también el duque Severiano, un noble visigodo.

[editar] Edad Media

[editar] Invasión musulmana

No se puede precisar por falta de datos las circunstancias y vicisitudes durante la etapa de dominación musulmana ni tampoco concretar la relación social, económica, cultural, política y religiosa que pudieran tener esta creencia en Avila. Lo único que parece seguro es que durante los primeros años de la invasión musulmana la ciudad se convirtió en un punto estratégico, siempre deseada por árabes y cristianos como enclave defensivo, y los enfrentamientos por su posesión fueron permanentes. Hubo incursiones de los reyes cristianos en la ciudad después de la ocupación musulmana pero no llegaron a asentarse. Alfonso I y su hijo Fruela llevaron a cabo varias expediciones llegando a entrar en la ciudad (740-742) sin ánimo de permanecer, más bien con intención de destruir las defensas, recaudar botín y a la vez, aprovechando que los pobladores cristianos de la ciudad seguían al rey en su repliegue, obtenían pobladores para las tierras ocupadas y guerreros para la defensa de los reinos cristianos.

Tras estas incursiones, se suceden en Ávila tres siglos de los que se conocen pocos aconteceres. Ávila, como otras poblaciones de la meseta, debido a que queda en tierra de nadie, sujeta a las sucesivas expediciones de unos y otros, con la consiguiente destrucción de campos y poblaciones, quedó prácticamente despoblada. Desde el siglo VIII estas zonas o ciudades pueden considerarse dentro del llamado "desierto estratégico" en el que hubo un fuerte despoblamiento, convirtiéndose a su vez en tierra de nadie y siendo escenario de las correrías de ambas fuerzas.

[editar] Reconquista

Flanco noroeste de las Murallas de Ávila

En el siglo XI Don Raimundo de Borgoña, yerno de Alfonso VI de Castilla fue el encargado de la repoblación del centro de la península, y con el fin de proteger Toledo surgen las ciudades amuralladas de Salamanca, Ávila y Segovia. Más tarde la repoblación de la península se va llevando más al sur dejando a Ávila en un segundo plano casi sin relevancia en la época, aunque envía procuradores a las Cortes castellanas.

En la baja Edad Media (siglo XV y XVI) la ciudad vuelve a renacer gracias a las idas y venidas de la corte. La ciudad y la provincia prosperaron enormemente y fueron el lugar de nacimiento de numerosos personajes religiosos, escritores y consejeros espirituales como Santa Teresa de Cepeda y Ahumada en la capital y San Juan de la Cruz en la provincia (Fontiveros).

[editar] Guerras Civiles castellanas

Durante la guerra civil castellana fue sede de los partidarios del infante Alonso. Su concejo fue uno de los principales organizadores de la Guerra de las Comunidades y en ella se formó la primera junta de los comuneros.

A partir del siglo XVII la ciudad empieza una larga decadencia y una despoblación que la dejó con apenas 4.000 habitantes, empezando una lenta recuperación en el siglo XIX, con la construcción del ferrocarril.

[editar] El siglo XX

Ávila bajo la nieve (febrero de 2005)

El proceso de desarrollo e intensa urbanización que se inicia en el siglo XX han conducido a la ciudad a un segundo plano de la realidad española. Las primeras décadas del siglo han mostrado asimismo un cierta tendencia de la ciudad a preservar sus tradiciones frente a los cambios sociales que se habrían de producir necesariamente en todo el país.

En 1936 tras el estallido la Guerra Civil, la ciudad enseguida pasa a formar parte de la zona ocupada por las tropas sublevadas, no produciéndose acontecimientos históricos de relevancia.

Durante la dictadura franquista se intensifica el proceso de despoblación de la provincia que ha de afectar necesariamente a la ciudad.

Tras la Guerra Civil la participación de Ávila en la sociedad española se restringe a pocas acciones, siendo quizá la de más relevancia, pero no por ella la más conocida, la aportación o el apoyo para el lanzamiento de políticos. Ya en el siglo XIX Mariano José de Larra obtuvo un escaño en las Cortes al presentarse por Ávila. Del mismo modo Adolfo Suárez (presidente español durante la Transición y primer presidente de la democracia posterior al Franquismo) realizó parte de su carrera política desde Ávila (nació en el pueblo de Cebreros); en la década siguiente José María Aznar (presidente entre 1996 y 2004) salió elegido diputado en las Cortes por Ávila, pese a no ser abulense. Se puede citar a otros ministros que han comenzado su andadura política desde esta ciudad como Agustín Rodríguez Sahagún, Agustín Díaz de Mera, o Ángel Acebes. Sin embargo estas aportaciones no reflejan en absoluto la influencia real de la ciudad o la provincia en la política española, que es muy inferior a la relevancia de estas personas.

[editar] Personajes célebres

Isabel la Católica por Juan de Flandes
Santa Teresa por Pedro Pablo Rubens
San Juan de la Cruz. Autor anónimo
El Gran Duque de Alba por Tiziano
Busto de don Claudio Sánchez Albornoz

Prisciliano fue Obispo de Ávila. Fue, junto a otros compañeros, el primer hereje ajusticiado por la Iglesia Católica a través de una institución civil.

Isabel I de Castilla , más conocida como Isabel la Católica nació en Madrigal de las Altas Torres (Ávila) el 22 de abril, Jueves Santo, de 1451. Fue hija de Juan II de Castilla y de su segunda mujer, Isabel de Portugal (1428-1496), asimismo hermana de su predecesor en el trono Enrique IV.

Ha sido cuna de insignes militares como Sancho Dávila nacido en 1523, apodado el rayo de la guerra, general de las tropas de Felipe II; o Juan del Águila, maestre de los Tercios, nacido en 1545, que participó en grandes acontecimientos bélicos de la época.

Igualmente nació en la provincia don Fernando Álvarez de Toledo, concretamente en Piedrahíta en 1507, el Gran Duque de Alba, considerado por muchos como el mejor general de la época y uno de los mejores de la historia.

También vieron la luz en estas tierras personajes importantes relacionados con la conquista de América como Blasco Núñez Vela, nacido en Ávila en 1490, que llegó a ser primer virrey del Perú. En Madrigal de las Altas Torres nació en 1470 Vasco de Quiroga, obispo de Michoacán (México). Pedro de la Gasca, pacificador del Perú, nació en Navarregadilla en 1494; Pedro de Villagra, gobernador de Chile, en Mombeltrán en 1513; y Juan Maldonado, fundador de la villa de San Cristóbal (Venezuela), en Barco de Ávila en el año 1525.

Además, en un pueblo de Ávila, Fontiveros, nació San Juan de la Cruz y en Ávila, Santa Teresa de Jesús, las dos figuras que protagonizaron la Reforma Carmelita.

Alonso de Madrigal el Tostado, Obispo de Ávila nacido en Madrigal de las Altas Torres en 1410, fue uno de los escritores más prolíficos de su época. Está enterrado en la catedral de Ávila en un suntuoso sepulcro obra de Vasco de la Zarza.

En Ávila nació el más importante músico español, Tomás Luis de Victoria; su Requiem publicado en 1605 es una de las más importantes obras de la polifonía mundial.

Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana, Jorge Santayana (Madrid, 16 de diciembre de 1863 – Roma, 26 septiembre de 1952). Filósofo, ensayista, poeta, y novelista; pasó su infancia en Ávila. Su padre Agustín Ruiz de Santayana era diplomático, intelectual y pintor. Su madre Josefina Borrás, era hija de un oficial español en las Islas Filipinas.

Arturo Duperier Vallesa, (Pedro Bernardo, Ávila; 12 de noviembre de 1896Madrid, 10 de febrero de 1959). Físico español, destacado especialmente por su estudio de la radiación cósmica, por el cual llegó a ser propuesto candidato para el Premio Nobel de Física en 1958. En 1959 le fue concedido, a título póstumo, el Premio de Ciencias Juan March.

Ávila también es el lugar de nacimiento o residencia de célebres personajes políticos como Claudio Sánchez Albornoz, Presidente del gobierno de la República española en el exilio entre 1962 y 1971 o el dirigente del Partido Agrario, Nicasio Velayos, ministro de agricultura en el gobierno presidido por Alejandro Lerroux en 1935, natural de Cardeñosa. También nació en esta ciudad el filósofo y profesor José Luis López Aranguren, premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades de 1995.

Adolfo Suárez González (Cebreros, Ávila; 25 de septiembre de 1932) es un abogado y político español, I Duque de Suárez, caballero del Toisón de Oro y Presidente del Gobierno de España entre 1976 y 1981, siendo el primer presidente democrático tras la dictadura de Francisco Franco. Junto a su majestad D Juan Carlos I se le considera el alma de la ejemplar transición democrática española. Es un personaje muy querido y admirado en Ávila.

Benjamin Palencia (1894-1980), natural de Barrax (Albacete), uno de los mejores pintores paisajistas españoles del siglo XX, inmortalizó durante 40 años la localidad abulense de Villafranca de la Sierra en su obra, tras su acogimiento en la misma una vez finalizada la Guerra Civil.

Santiago de Santiago (Navaescurial, Ávila, 25 de julio de 1925). Escultor de máximo prestigio en la escena internacional.

 Otros personajes relevantes

El diestro Julio Robles (1951-2001), natural de Fontiveros, alcanzó la gloria como una de las mayores figuras del toreo contemporáneo. Falleció debido al agravamiento de una tetraplejia originada por una grave cogida en Francia en el año 1989, tras una penosa existencia.

Monseñor Ricardo Blázquez Pérez (Villanueva del Campillo,

Continúa en ´Ávila, wikipedia

Tags: Ávila, Castilla, muralla, iglesias, guerra, comuneros, Santa

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada