Jueves, 02 de abril de 2009
Mientras los periodistas y el público dependan de los capitalistas, el socialismo y la democracia serán realmente imposibles. Todos los medios de comunicación privados son un servicio público y como un servicio público deben comportarse. Por consiguiente en todos ellos el pueblo tiene derecho a opinar sin que nadie lo discrimine por clase social, nivel cultural, raza, sexo, religión  e ideología. Su financiación debe ser mixta, pública en 51% mínimo, y privada, 49% máximo.Ningún accionista podrá tener más del 1% Así el poder en dicha empresas jamás será privado y, especialmente, capitalista. La parte privada, por consiguiente, se puede constituir como una especie de cooperativa. Como hecha la ley, hecha la trampa, debe la sociedad, consejos comunales, etc, vigilar que se cumplan. Si una ley antitrust fue buena en Estados Unidos, también puede serlo en los medios de comunicación  de cualquier otro país. Estos son vitales y, por consiguiente, vital es que sean un real servicio público.

Tags: poder, periodistas, religión, público, servicios, privada, socialismo

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada