Jueves, 16 de abril de 2009


Por: Raul Crespo
Fecha de publicación: 16/04/09
 
 
 imprímelo    mándaselo a
tus panas
El ser humano es un mono desnudo y un toro paleolítico que sobrevive en el propio interior del hombre y de la mujer, todavía patea la tierra donde quiera que tenga lugar un gesto amenazador en la escena social. Pero, antropólogos ni historiadores del ser humano, encontraron ni al mono ni al toro, como del mismo modo no encontraron los instintos. Lo que si encontraron, son los históricos productos de la exclusión.

La ciencia, la filosofía, la economía, la politiquería, la corrupción religiosa, la riqueza acumulada en menos del 20% de la población mundial y en 7 naciones del mundo, desempeñan un importante papel en la incredulidad ideológica y espiritual. Se confundieron las ideologías políticas en una mezcla históricamente fatal. Por todos lados fluyen corrientes libres de ideas, no son mayoritariamente valores morales o espirituales para las sociedades.

La lucha contra las ideologías llegan desde los 4 puntos cardinales del mundo, las economías ya no distinguen diferencias políticas, son mas las similitudes que hay entre ellas, juntándolas en un solo campo es un problema mas grave de lo que párese. Se ve el carácter opresor del sistema capitalista, al mismo tiempo se ve al socialismo, pequeño y poco evolucionado, sin antecedentes históricos que permitan una mejor apreciación de quienes lo promueven para que sea una expectativa relevante a nivel mundial. Parte de esta culpa de incredulidad y pérdida de ideales, lo tiene la religión católica y la musulmana, por supuesto el capitalismo, las más extensas, comprometidas en guerras que lleva siglos. Históricamente no han cumplido con la dirección espiritual ni con la humanidad. La gente esta vacía.

La religión católica cedió el primer puesto a la musulmana en un 1.7% de fieles, lo dice el libro sobre las religiones, por ser politizada, corrupta y decadente. El Vaticano, firme defensor del capital, freno desde hace 2000 años la fe en el cristianismo, lo que se ve es pura hipocresía religiosa, nadie practica lo que predica. Es una casa dividida el catolicismo siempre arrimada al poder. Entre estas dos religiones suman más de 4 mil millones de personas que ya no se interesan en Dios con fe. Esta ideología ha sido remplazada por otros valores, ingresos productivos. La ideología materialista invade al mundo.

La imagen que surge del análisis de la crisis de época, las reacciones del G7 por el G20, las alianzas de Estados Unidos con Europa y China, el plan Afganistán con la OTAN, Japón, Corea del Sur y Taiwán, para reimpulsar el mismo sistema fracasado, agrava la situación de pobreza material y moral en el mundo que esta destruyendo la especie humana dentro de un cuerpo. Cuerpos que ya no se los considera personas. Una persona descrita así resulta extraña. Es la ideología materialista que invade el mundo. Proyecto que busca la standardización de la especie humana imponiendo un mismo diseño cultural mecanicista, incluyendo el determinismo económico, empequeñece la estatura del ser humano reduciéndolo a no ser persona en el sentido humanista.

Lo que actualmente se esta atacando es el ser de la mujer y del hombre. La persona esta quedando abolida, mientras la humanidad se multiplica como moscas. Como consecuencia nos destruimos a nosotros mismos por enfermedades, desnutrición, pobreza, contaminación, cambios climáticos, violencia, guerras, por la crisis o por un holocausto nuclear. Lo que está amenazado en la persona es su humanidad. El hombre o mujer como persona no como cosa, nos están quitando nuestra libertad y nuestra autonomía. El hombre o mujer rebelde, posesiva (o), el hombre y mujer defendido y propugnado por las literaturas de la libertad y la dignidad.

La crisis por irónico que parezca nos da un respiro en este proceso de abolición del ser humano, en su humanismo. Nos permite explicar la importancia de la libertad, que de otra forma no pudiéramos valorar, ya que ha sido destruido por nuestra ignorancia ideológica, conforme aumenta nuestro materialismo se va destruyendo nuestros valores. El ser humano esta quedando dignificado hasta limites honoríficos verdaderamente espurios.

[email protected]


Tags: crisis, ciencia, mujer, evolución, religión, humanidad, capitalismo

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada