Viernes, 17 de abril de 2009

La trashumancia se define como un tipo de pastoralismo que es móvil, adaptándose en el espacio a zonas de productividad cambiante. Se diferencia del nomadismo en que los lugares de pastoreo en cada estación son fijos. Se calcula que esta actividad, sumada a la de la ganadería nómada, ocupa a unos 100-200 millones de personas en el mundo;[1] los terrenos explotados bajo estos sistemas representan 26 millones de km², o el doble de las tierras dedicadas a la agricultura.[2]

Contenido

[editar] Bases ecológicas

[editar] Extensión en el mundo

[editar] Importancia económica y social y problemas

Dada la dificultad de distinguir entre trashumancia y ganadería en general, es también complicado distinguir su importancia económica. No obstante, se puede realizar una distinción en base a su práctica tradicional, el pastoralismo, que implica movimientos trashumantes o nómadas, y el ranching o explotaciones comerciales modernas.[2] En ese caso, podemos excluir la trashumancia del continente americano y de Oceanía. Observamos entonces que la importancia económica medida en producción de bienes de mercado es muy pequeña en países industrializados, como España, no superando el 0,2% del PIB. En países en vías de desarrollo, sin embargo, puede alcanzar el 30% en Mongolia, el 20% en Kirguistán o el 10% en Mali.[3]

A la importancia económica del pastoralismo también hay que sumar los valores no cuantificados por el mercado, que pueden exceder el valor monetario con creces.[4] . En esta categoría entran valores económicos indirectos, como puede ser la protección contra incendios, la mitigación de emisión de gases de efecto invernadero o de la erosión. Pero también entrarían valores incuantificables monetariamente, como puede ser la protección de la biodiversidad o los valores culturales asociados, que se perderían definitivamente si la trashumancia desaparecises y que no podrían ser repuestos mediante ninguna inversión económica. Un valor indirecto que a menudo se tiene poco en cuenta es el mantenimiento de infraestructuras rurales, especialmente importante en el caso de ganados móviles. La presencia de infraestructuras y población en el medio rural hace que exista la posibilidad de dar otro tipo de servicios, como turismo o apoyo al transporte por carretera (por ejemplo un taller mecánico para reparaciones de urgencia).[5]

Los problemas enfrentados a nivel mundial tienen que ver con la intensificación del sector primario y con el envejecimiento y el abandono de las comunidades rurales. La búsqueda de una productividad más alta en detrimento de la calidad provoca el abandono de prácticas tradicionales. Esta tendencia es general cuando ocurre el desarrollo económico de los países, lo que provoca el abandono rural.[5] Si a esto le sumamos el bajo prestigio social de la profesión ganadera[6] tenemos como consecuencia un éxodo de las personas jóvenes del campo y un envejecimiento en la profesión por falta de relevo generacional.[7] Lo grave de esta crisis por envejecimiento es que la trashumancia tiene una gran componente de aprendizaje tradicional de padres a hijos[8] cuya cadena de transmisión, una vez rota, es irrecuperable.[5]

[editar] Trashumancia en España

Artículo principal: Trashumancia en España
Principales vías pecuarias de los diferentes reinos españoles

En España, la trashumancia es el paso del ganado y sus pastores de las dehesas de verano a las de invierno, o viceversa. En España este movimiento de ganado se realiza mediante un sistema de caminos que reciben el nombre de vías pecuarias o cañadas en León, Castilla o Extremadura, cabañeras en Aragón y Navarra (donde también se usa el término vascuence de ardebideak), azagadores en la Región de Murcia y en la Comunidad Valenciana (donde también se usa el término en lengua valenciana de assagadors), carrerades en Cataluña, etc. Es un método extensivo de sistena agrario ya que se trabaja únicamente con ganado, sin parcelas, en grandes extensiones de terreno que van variando para no producir la desertificación por sobrepastoreo (único problema ambiental que presenta). La tecnología es muy rudimentaria, ya que se encuentran lejanas a los pueblos y trabajan con el ganado para consuma propio o venta de la lana para poder comprar los bienes necesarios para vivir. El territorio es generalmente propiedad del estatado y la fuente de energía utilizada es el fuego. Es un sistema agrario de supervivencia.

También fue practicada por un pueblo originario argentino llamado Diaguitas mucho antes de la llegada de los españoles a la región.

Recientemente, las localidades de Oncala (Soria) y Guadalaviar (Teruel) han creado museos dedicados a la trashumancia.

También se denomina con este término al movimiento de colmenas de una localización a otra. La apicultura trashumante es la que realizan los apicultores que movilizan sus colmenas según un gradiente térmico que repercute sobre la floración de interés apícola (flora apícola), pudiendo ser este gradiente:

Ovejas en Castilla-La Mancha

[editar] Referencias

  1. World Initiative for Sustainable Pastoralism. «Pastoralism». Consultado el 12 de noviembre de 2008.
  2. a b Grigg, David B. (1974). «Chapter 7. Pastoral nomadism.», The agricultural systems of the world. An evolutionary approach.. Cambridge: Cambridge University Press. ISBN 0521098432, 9780521098434.
  3. IMPS / UICN (agosto de 2008). «Servicios olvidados, bienes mermados: comprendiendo el agroecosistema del pastoralismo.». Documento de Temas Políticos 8.. Consultado el 14 de marzo de 2009.
  4. Davies, Jonathan y Hatfield, Richard (2007). «The economics of mobile pastoralism: a global summary.». Nomadic Peoples 11 (1). pp. 91-116. ISSN: 0822-7942 (Print), 1752-2366 (Online).
  5. a b c Casas Nogales, Raquel; y Manzano Baena, Pablo (octubre de 2007). «Valoración económica del pastoralismo en España.». IMPS. Consultado el 14 de marzo de 2009.
  6. Cánoves, Gemma; Villarino, Montserrat; Priestley, Gerda K.; Blanco, Asunción (2004). «Rural tourism in Spain: an analysis of recent evolution.». Geoforum 35 (6). pp. 755-769. ISSN 0016-7185.
  7. Gómez Benito, Cristóbal; Juan Jesús González (2002). Agricultura y sociedad en el cambio de siglo.. Madrid: McGraw-Hill Interamericana. ISBN 8448136233.
  8. Rodríguez Pascual, Marta (2004). «The stock raising culture of transhumant herders», R.G.H. Bunce, M. Pérez-Soba, R.H.G. Jongman, A. Gómez Sal, F. Herzog, I. Austad (ed.). [Transhumance and Biodiversity in European Mountains Transhumance and Biodiversity in European Mountains. Report from the EU-FP5 project Transhumount (EVK2-CT-2002–80017). IALE publication series no. 1]. Wageningen: Alterra, Wageningen UR, págs. 277-282. ISBN 90-327-0337-4.

[editar] Véase también


Tags: trashumancia, pastoreo

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada