Jueves, 04 de junio de 2009

 
Por: Javier Monagas Maita
Fecha de publicación: 03/06/09
imprímelo mándaselo a
tus panas
Los pueblos del mundo, especialmente los de América sur latino caribeña, los del Continente Africano, los pobres, las mayorías silenciadas y silenciosas, los que creen en un mundo mejor, los invadidos, los despojados, los discriminados, los saqueados. Esos pueblos nunca condenamos, expulsamos de nuestros corazones y valores, ni discriminamos a Cuba. Siempre supimos que la razón, la moral y la ética le asistían. Esa gran Cuba, que se convirtió en el ejemplo más decoroso y digno de cómo se debe pelear por los derechos propios y ajenos sin caer en la mezquindad, en el odio, en el egoísmo. Esa cuba que al pretender ser aislada por las fuerzas maquiavélicas del mal imperial mundial y sus acólitos serviles, se creció sobre los intentos miserables por dominarla. Aprendió de la crisis, en crisis y por crisis, a ser un pueblo indoblegable, a proporcionarse una educación, salud y alimentación en grandeza a partir de lo propio. Esa Cuba se encumbró sobre las cúspides de las montañas de la historia, para desde allí señalar la zenda por la cual se debe transitar para ser dignos y solidarios pese a las agresiones.

Los pueblos, cuyas elites gobernantes les impusieron a punta de represión y muerte, unos gobiernos no merecidos, siempre contaron con el apoyo y la presteza de la Cuba generosa, para asistirlos en los momentos más difíciles, sin pedir nada a cambio. En cada catástrofe natural o provocada, la mano amiga de Cuba siempre está tendida para servir.

Lo que en el día de hoy se hizo en ese enclave desnaturalizado llamado OEA, no es más que la confirmación del desprecio por esos execradores inmorales, conformado por las elites explotadoras, ladronas de sueños y vidas, la reafirmación de la voluntad de los pueblos de no aceptar las agresiones y ofensas hacia el heroico pueblo de cuba. Como siempre, no faltaron los indignos hijos de la gran patria, que se vendieron en cuerpo y alma a las fuerzas opresoras, a cambio de un papel verde y sin valor real, cedieron el derecho de vivir en libertad y soberanía. esas mentes infelices, desertoras de lo grande y la vergüenza, conspiraron con el enemigo para aprisionar al pueblo Cubano. No pudieron ni podrán. Allá yacen; como sombras sin alma vagando de vicio en vicio, de fornicación en fornicación, de deshonor en deshonor. Lamiendo el polvo de los suelos de la “mayami” pervertida, la que se los trago y luego escupió sus almas al infierno. Así deambulan sembrando muerte, dolor y odio, Los Posadas Carriles, los Orlando Bosch, las María Conchita Alonso, las maría Elvira y toda una caterva de zombis, que solo viven por no ser deseados por la misma muerte que producen.

En contraste tenemos una Isla Cubana con ejércitos de maestros que van encendiendo luz y esperanza a su paso, unas fuerzas medicas imbatibles que siembran vida y salud en sus batallas, unos deportistas arrojados al fuego de la competición sana y humana, que inspiran respeto en cada fajina, una medicina, que sin pretender ser opulenta y elitescas, solo persigue la curación de los males del cuerpo sin necesidad de pagar nada cambio. Y hasta algunos males espirituales producidos por la avaricia capitalista son sanados por la medicina Cubana.

Así que lo acontecido hoy, solo fue el claro y agudo mensaje que se le envía al imperio desde hace ya más de 47 años por los pueblos antes señalados. Cuba nunca dejo de ser Cuba, por el contrario. Cada día Cuba es más Cuba y América, áfrica, los pobres del mundo cada día somos más Cuba

LA HISTORIA DESDE HACE TIEMPO TE ABSOLVIÓ FIDEL… PERO AL IMPERIO LO CONDENA TODOS LOS DIAS,

¡VIVA CUBA COMUNISTA POR SIEMPRE!

[email protected]

Tags: Monagas, pueblos, Cuba, crisis, educación, salud, represión

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada