Jueves, 18 de junio de 2009
Entrevista a James Petras
“Alan García es el principal baluarte de la política norteamericana dirigida contra Bolivia, Venezuela y Ecuador”

Radio Centenario


Chury: Estamos ingresando al panorama internacional de noticias aquí en radio Centenario y los lunes ustedes saben que estamos en comunicación con James Petras allí en los Estados Unidos para interiorizarnos de sus análisis. Naturalmente que son análisis muy valiosos para nosotros y también por la repetición que se produce a través de Internet y en todos los sitios donde nos encontramos habitualmente con lo que a veces aquí mismo se dice.

Me comunica la producción que precisamente tengo en línea a James Petras. James, ¿cómo te va?

Petras: Muy bien Chury, ¿y tú?

Chury: Muy bien, gracias. El gusto de escucharte.

 

Chury: Petras, quería arrancar preguntándote cómo has visto los resultados del proceso electoral iraní y esta segunda etapa de Ahmadineyad.

Petras: En primera instancia es otro ejemplo de cómo los medios y las clases dominantes tratan una derrota electoral. Es decir: hablan mucho de la democracia pero cuando las elecciones van contra su candidato, encuentran excusas y pretextos para no aceptarlo y lanzarse a las calles quemando edificios, coches, etc. Es curioso que la burguesía que cualquier manifestación pacífica de izquierda siempre la denuncia por violenta pero cuando sus gentes actúan con mucha violencia quemando propiedad pública no dice nada. Dice que la policía está golpeándolos. Pero ojo: una cosa similar en Estados Unidos e imagino que en otros países, resulta en muchos muertos. Aquí hay cero tolerancia de cualquier actividad vandálica contra cualquier edificio. Y matan aquí, no golpean como hicieron en Irán. Pero en todo caso el resultado no es una gran sorpresa. Y eso hay que discutirlo en más detalle.

Chury: Muy bien. ¿Qué me dices de la situación circunscripta a la América del Sur, pero el papel de Perú en este momento, las matanzas de indígenas, la presidencia de Alan García, un hombre de los EE.UU., un asistente de la IV flota?. ¿Qué es Perú en este momento?

Petras: Perú es el principal aliado de los EE.UU. en Los Andes, aparte de Colombia.En Ecuador en Bolivia y incluso en Chile no son exactamente en el bolsillo de Washington. Alan García es el principal apoyante de la política norteamericana dirigida contra Bolivia, Venezuela y Ecuador. En ese sentido es un aliado que Obama apoya incondicionalmente y hay que identificar las razones, principalmente el hecho de que el señor García es un apoyante del tratado de libre comercio que han firmado, cuando en América Latina hay una enorme ola rechazándolo. Segundo, como consecuencias de eso, han bajado los impuestos y las regalías para las compañías de explotación de los minerales. Tercero, han aumentado las ganancias para cualquier inversionista especulador, más allá que cualquier otro país en América Latina. Y eso junto con su papel como enemigo de las reformas y las políticas de Venezuela, marcan al señor García como el principal cipayo cliente de la Casa Blanca. Por eso por ejemplo, el locuaz Obama no dijo una palabra para condenar la masacre, no critica la intervención en la prensa en Bagua donde estaba la protesta popular. No habla porque están generando docenas de presos políticos en las cárceles infrahumanas de Perú. Obama es el gran hipócrita mundial: no dice nada, no han hecho una condena y la embajada ha apoyado todas las medidas del señor García contra el pueblo, a pesar de las enormes protestas de todas las comunidades indígenas; 1.300 comunidades en la Amazonia han formado una red de organizaciones sociales para actuar en defensa de sus derechos contra la intervención del estado para las multinacionales.

Chury: Hay una expectativa de elecciones en Argentina y más allá de que los gobiernos anteriores de la era Kirchner no eran gobiernos ni socializantes ni de izquierda, uno tiene la sensación de que la Argentina está en una regresión hacia el dominio de los terratenientes y cuando los terratenientes tienen el dominio después lo tienen los militares. Esa es la historia en la Argentina por lo menos. ¿Cómo ves esta expectativa electoral en ese país?

Petras: Hay que tomar la perspectiva histórica. Después del quiebre del año 2001, los levantamientos, el derrocamiento de De La Rúa y otros 3 candidatos peronistas y las calles en manos del pueblo, el balance de fuerzas era muy radicalizado en favor del pueblo de izquierda. Cuando las fuerzas en la calle no pudieron tomar el poder y formar su propio gobierno, surge un candidato populista como es el señor Kirchner. Sube Kirchner y los primeros dos años tomó posiciones más populistas, más contra la desocupación y aprovechando los altos precios de las exportaciones para mantener un tipo de equilibrio entre la burguesía, los grandes latifundistas, los pobres y los otros sectores. Después, con el tiempo, empieza a moverse más del centro izquierda hacia el centro. Y cuando ya fue elegida Cristina Fernández, el ritmo político empezó a cambiar hacia los sectores derechistas y los grandes latifundistas. Con las protestas en las calles, ahora muy animados por las grandes ganancias que tenían con el boom de la soja y otros productos, ellos fortalecieron y empujaron sus ventajes. Y este péndulo que empieza desde la extrema izquierda, pasando hacia el centro-izquierda de Kirchner y ahora pasando hacia el centro-derecha, ha facilitado la posición de la derecha en la situación actual. Lo unico quepodría cambiar eso es un empuje desde abajo con la vuelta de las movilizaciones.Porque la crises economica que ahora esta afectando

Argentina , no da ningún margen para balancear fuerzas. No hay recursos del gobierno para compensar a latifundistas, burguesía, desocupados, empleados públicos. Los pocos recursos indican que hay que elegir y en esta situación yo creo que las selecciones últimas del gobierno, las decisiones últimas, están favoreciendo a la derecha y la derecha está ganando fuerza.

Chury: Petras, nos vamos al viejo continente manifestado en elecciones europeas en una fuerte derechización. Ahora, de acuerdo a la conducta de las izquierdas en esa parte del mundo, uno se pregunta, cuáles son los niveles de cambio reales. ¿Tú cómo lo ves?

Petras: Hayun movimiento hacia la derecha en el sentido de que los laboristas están perdiendo fuerza. Berlusconi es fuerte.La izquierda como no se diferencia mucho de la derecha, incluso en el caso de los laboristas eran tan neoliberales, tan en favor del City de Londres, que el pueblo está votando un castigo, más que nada por la corrupción de los parlamentarios. Y lo mismo en Italia: lo que no existe en Italia es una oposición claramente diferenciada de la política liberal. Desapareció el partido comunista, la refundación se metió con los partidos burgueses y no queda una alternativa clara. Fíjate: hay huelgas generales millonarias en Italia, mientras Berlusconi gana el 40 % del voto y la Liga del norte también ha aumentado el voto, porque tienen una política clara, reaccionaria: culpar a los inmigrantes como los chivos expiatorios por los problemas y falta la alternativa clasista. Lo mismo uno puede identificar en Alemania donde los socialdemócratas comparten el gobierno con la derecha democristiana y están pagando el costo porque los apoyantes de la derecha están satisfechos pero los apoyantes de la social democracia, incluso de la izquierda más radical, no muestran grandes alternativas entonces la gente no los vota. El gran ganador en estas elecciones, más que la derecha, son los abstencionistas, que superaron por mucho el voto de todos los partidos. Y principalmente los abstencionistas son de las clases populares, que sienten que no tienen una alternativa. Nadie habla del hecho de que los conservadores en Inglaterra, Sarkozy, y los otros, no aumentaron el voto popular. Si mantuvieron el voto popular pero en términos de diputados elegidos sí aumentaron porque juntando la abstención con el voto estable, ganaron mayorías mayores en el Parlamento europeo. Quiero anotar dos cosas que debemos tomar en cuenta. Cuando en las elecciones de El Líbano dicen que fue una gran victoria por la pro occidental, es mentira porque por el voto popular ganó la alianza de Hezbollá pero la distribución de diputados es muy desigual. Los cristianos y los otros partidos tienen garantizada una cuota en porcentaje de votos de diputados, que va en desproporción con el porcentaje de votos. Si fuera un diputado por cada voto, la alianza de Hezbollá controlaría más del 56 por ciento del Parlamento. Entonces a pesar de ganar las elecciones populares se queda en minoría. Y lo mismo ha pasado ahora con Irán donde el gobierno consigue un porcentaje del 60 y pico y los acusaron de fraude. Pero si nosotros tenemos una perspectiva de América Latina no nos sorprende el resultado, porque el gobierno es un gobierno muy similar a gobiernos populistas de Perón, de Vargas, etc. Han dado mucho dinero a la gente popular: subvenciones cancelando deudas, financiación en el agro, programas de distribución de semillas, terrenos, casas, etc.. No han expropiado ninguna empresa, no han pasado a socializar nada. Pero el hecho es que ha dado tanto dinero que ha creado una base de apoyo masiva porque los candidatos contra el gobierno no ofrecen ninguna concesión a las clases populares. Representan a los estudiantes de la clase media pero no toda la juventud. La gran mayoría de los jóvenes votaron por el gobierno porque fíjate que 60 % de la población está abajo de los 25 años. Es imposible que el gobierno no consiga por lo menos la mitad de los votos de los jóvenes. Por eso no sólo en el campo sino en las grandes ciudades ganó el gobierno. Y la explicación no es el fraude porque si era el fraude lo habrían detectado durante la campaña y nadie cuestionaba la campaña, todos aceptaron la campaña porque pensaban que la derecha, la oposición, tenía un apoyo masivo. Pero se confundían porque la clase media no es mayoría. Yo creo que el apoyo sólido del 35 % de la oposición es casi 90 % clase media. Y esta falta de análisis populista clasista, es una de las razones de que los medios se equivocaran y ahora tratan de confundir al mundo llamándolo fraude. Lo mismo que hicieron con las elecciones en Argentina durante la época del peronismo. Lo mismo hicieron contra Vargas y otros populistas en América Latina. Pero hay que analizar los enormes recursos de petróleo que tenía el gobierno para regalar a los sectores populares.

Chury: Petras, en el final nos circunscribimos al gigante de América del Sur donde hay novedades. Que es Brasil, que es Lula, un hombre que parece tener un apoyo muy fuerte de la ciudadanía pero donde el producto bruto se cayó, donde no se sabe algo de la sucesión por problemas hasta de salud de sucesores, es decir, ¿qué momento vive Lula, para dónde apunta?

Petras: Lula es un caso especial. Yo creo que en parte refleja la misma política populista de Irán: han regalado miles y millones en programas de caridad, contra la pobreza. Hay más de 40 milliones que reciben la bolsa de comida y es el único gobierno que ha organizado este tipo de ayuda en una forma tan masiva. Y combina este populismo clientelista con un gran apoyo a las multinacionales y eso también ha favorecido el apoyo que recibe de un sector importante de las clases dominantes. Y tercero, ha recibido enormes ingresos antes, durante el boom de las exportaciones de soja y otros productos, hierro, etc., entonces eso favorece otra vez la capacidad de mantener el apoyo de las masas junto con el apoyo de las clases dominantes. Y también, frente a esta política, los otros partidos más a la derecha, no ofrecen algo mejor ni para el capital ni hacia los pobres y queda la izquierda en un jaque en ese sentido porque para ganar apoyo tienen que enfrentar a Lula y Lula puede jugar la carta populista. Si los capitalistas lo atacan, él puede apelar a los grandes capitales beneficiarios de sus subvenciones y promoción de exportaciones. Yo creo que estos últimos días Lula entiende que el comercio actual es desfavorable. Por eso sólo está exportando materias primas a China y quiere conseguir una diversificación mejor hacia productos con más valor adicional. Quiere cambiar los contratos de explotación del petróleo para que el estado brasileño comparta con las empresas extranjeras el lucro de los nuevos descubrimientos. Entonces Lula es muy oportunista en este sentido. No es un dogmático neoliberal, es un neoliberal pero flexible: cuando pierde fuentes de ingresos modifica el esquema para dar al estado mayores recursos para tratar de mantener este equilibrio entre trabajo y capital. Es un neoliberal que nunca ha pensado en tomar una medida nacionalista, pero sí es un populista en el sentido de canalizar recursos para mantener el apoyo de los más pobres junto con sectores de la clase dominante y creo que la táctica en el momento actual es estimular las exportaciones industriales, tratar de hacerlo con China y también profundizar sus lazos con China. China es ahora el primer socio comercial de Brasil, superando a los Estados Unidos por primera vez en 70 años pero un comercio muy desequilibrado en términos de los productos que exporta Brasil entonces Lula es astuto, reconoce que no hay futuro simplemente exportando materias primas y trata ahora de firmar contratos para vender aviones y otras cosas que promueven el empleo local y también quiere compartir las enormes ganancias que vienen del petróleo, porque los primeros contratos que firmó con las petroleras extranjeras eran una vergüenza, una entrega total. Entonces ahora quiere renegociar los contratos para que PETROBRAS juegue un papel mayor.

Chury: Muy bien Petras, te agradecemos mucho un amplísimo análisis que has hecho de la realidad internacional y como siempre en nombre de la audiencia de radio Centenario y de los lugares donde se repite esto, te mandamos un abrazo muy grande.

 

 

Petras: Bueno, un abrazo


Tags: Alan, Petras, Bolivia, análisis, Perú, TLC, Andes

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada