Jueves, 09 de julio de 2009



La gran prensa occidental tiene una antigua y curiosa debilidad. Por más que presuma de libre, independiente, diversa e imparcial —sea en español o en inglés— no puede sustraerse de la obligación de ser absolutamente homogénea, sospechosamente repetitiva y profundamente superficial cuando cumple la orden de apuntar al «culpable».

Si bien buscan decirlo de un modo diverso y convincente, ningún medio poderoso —de donde se generan la mayoría de los cables noticiosos— olvidará marcar al «sospechoso habitual», que esta vez se llama Chávez y por extensión Venezuela —y ahora también Cuba y Nicaragua.

Con su inocultable desprecio por un país que nunca han dejado de considerar república bananera, hoy pasan por encima del presidente Manuel Zelaya y de su valor para levantarse sin un arma contra los que le sacaron del país a punta de bayonetas, ignoran la obra social que le ganó las simpatías de su pueblo y tratan de hacer equilibrio mediático —ya que no pueden borrar del mapa la impresionante sublevación popular— entre la resistencia al golpe y el ridículo aplauso a los gorilas que paga la oligarquía.

Poco o nada parecen importar los reales motivos del golpe o del contragolpe. Pero sobran las alusiones, cuando no las acusaciones directas, a Chávez y al «eje maldito» —Cuba, Venezuela, Nicaragua— más que abundantes, sospechosas, durante la última semana, tanto en la gran prensa norteamericana como en toda la que le hace eco en la región o del otro lado del Atlántico.
Remember The Maine, Girón, Tonkín, Iraq, Irán... Cuando toda la prensa norteamericana apunta a un mismo objetivo, no hay que dudar que detrás, más o menos visible, está el objetivo real del imperio que —ojo— no es necesariamente el del Presidente.

Ya lo advirtió Fidel en una reflexión sobre Obama: «El imperio es mucho más poderoso que él y sus buenas intenciones» (3 de abril de 2009).

Si como ha revelado el prestigioso columnista de The Nation, Tom Hayden, Obama y Chávez sostuvieron una larga reunión sin más testigos que un traductor, durante la Cumbre de Trinidad y Tobago... si de esa reunión se derivó el regreso de los respectivos embajadores a Caracas y Washington, exactamente el 25 de junio —fecha que marca, al menos públicamente, el inicio de la conspiración contra Zelaya que desembocó en el golpe de Estado...

Si Obama, su secretaria de Estado y sus voceros reconocen a Zelaya como presidente y hablan de golpe, aunque no acaben de definir su carácter... mientras los congresistas de la derecha recalcitrante aúllan a favor de los golpistas y presionan groseramente al Presidente...




buen dia                                                        Fuente: http://aporrealos.com/forum/viewtopic.php?t=26664

_________________
Venezuela libre del imperialismo del norte

Tags: golpe, Honduras, prensa, Chávez, Cumbre, Zelaya, imperio

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada